Aquellas turbo-japonesas de los ochenta – Gente de Moto
Home Especiales Aquellas turbo-japonesas de los ochenta
Aquellas turbo-japonesas de los ochenta
0

Aquellas turbo-japonesas de los ochenta

529
0

Hace más de treinta años nacían los primeros modelos sobrealimentados en el país del sol naciente. Con estilos diferentes y potencia máxima en las venas, nunca pudieron terminar de ser lo que se esperaba.

Para principio de la década del 80, los gigantes nipones tenían sus primeros modelos turbos en la calle. Fue en el siguiente orden: Honda mostró a la CX 500 Turbo (que luego crecería a CX 650), Yamaha a la XJ 650 Turbo, Suzuki a la XN 85 D Turbo, y Kawasaki a la GPZ 750 Turbo. Siendo la Kawa la que mejor combinaba peso y potencia.

Las presentaciones en sociedad

El ala dorada fue la que dio el puntapié en el sector, dando como primera turbo a la CX500 en 1982. Poco le duró el amor por los motores sobrealimentados, porque dos años después dejó de lado los proyectos. De su primera criatura se puede contar que tenía en motor de dos cilindros en V, transversal, que podía girar a 200.000 vueltas. Tenía como nuevo el sistema de inyección electrónica, que habían inventado los de Kawasaki.

honda-cx-500

Este corazón de combustible tenía casi todo en contra, era pesado, complejo y costaba muy caro construirlo, eso aclararon desde la misma fábrica de Honda. No obstante volvieron a intentarlo y sacar al mercado la CX 650, que tenía 20cv más que el modelo anterior, llegando así a los 100cv de potencia, pero también era un poco más pesada.

yamaha-xj650

Yamaha, para no ser menos, puso ante su rival la XJ 650, que tenía 90cv de potencia. Tuvo un poco más de éxito que la primera del ala dorada, y estuvo en producción hasta 1984. Se fabricaron 8.000 unidades de esta turbo, que parecía ser más sencilla que su contrincante. Es que además de la potencia mayor (contra la CX 500, no la CX C650), era más liviana y más barata, siendo mejor recibida por los moteros.

suzuki-xn85d

Luego vio la luz la Suzuki XN 85D, en 1983, y fue la más deportiva de todas, con líneas que recordaban a la Katana. Las otras marcas apostaban más al segmento sport-turismo, mientras que esta tenía un aspecto mucho más sport. Se notaba por su carenado, los semimanillares, la posición retrasada de las estriberas y las llantas de 16 pulgadas.

Llegó a producirse hasta 1985, contando solamente 1.153 unidades, ya que era mucho más cara que las demás. Era más liviana que las otras dos, con igual potencia, tenía un motor de cuatro cilindros en línea, de 673cc y llegaba a los 85cv. Luego la sustituyó la GS750ES, que era otro concepto.

kawasaki-gpz750

Más tarde vendría la más ligera, potente y rápida de las primeras turbo, la Kawasaki GPZ 750. El modelo tenía un motor de cuatro cilindros en línea sobrealimentado, de 738cc y llegaba a 112cv. Con sus 218km/h como velocidad máxima, este ejemplar se convirtió prácticamente en un ícono. Pero solamente duró un año en producción, porque sucumbió ante la gama Ninja, que por aquel entonces tenía como exponentes a la GPZ900 y la 900R.

El ocaso de las turbo y ¿su renacimiento?

Las prestaciones que brindaban los motores de las turbo se veían eclipsados por el peso de los ejemplares, todos de 250 kilos, con excepción de la Kawasaki. Pero también es verdad que contaban con una mecánica compleja y un costo elevando, sobre todo si se la comparaba con otros modelos de los años 80.

El factor más determinante era quizá el retardo en el turbo, que complicaban el manejo de las máquinas. Además que sus componentes no tenían mucha vida útil y precisaban de mantenimiento más continuo.

Aunque actualmente parece que los japoneses están mirando con nuevos ojos los motores sobrealimentados, con especial atención para reducir emisiones en sus propulsores y pasar las nuevas reglamentaciones. Es que para las marcas es más sencillo probar de nuevo con este concepto que dar el salto a los motores eléctricos.

Es sabido que Kawasaki, además de tener la H2 en el mercado, como un exponente de motor turbo, estaría trabajando con unos proyectos. La marca de Kobe tiene varios planes, entre ellos una Ninja 300. También Yamaha puso las manos a la obra para sobrealimentar a las YZF-R3 y YZF-R6. Aunque por supuesto todo esto con el máximo de los secretos. La única que mostró algo fue Suzuki, cuando presentó la Recursion Concept, además de que trascendió que podría volver la Hayabusa Turbo.

DEJAR COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *