Seguinos en

Historias GDM

Atravesó todo México en moto para ver a su madre enferma

Durante un mes recorrió varios estados de México, yendo desde Cancún hasta Ciudad Juárez, todo en una moto de baja cilindrada y con la esperanza de ver a su mamá.

Publicado

el

Durante un mes recorrió varios estados de México, yendo desde Cancún hasta Ciudad Juárez, todo en una moto de baja cilindrada y con la esperanza de ver a su mamá.

Armando Alvarado tenía planeado un viaje en moto, pero no había pensado hasta dónde, cómo, ni cuándo lo haría. Todo eso cambió cuando se enteró de que su madre sería intervenida quirúrgicamente. La salud de la mujer se había deteriorado de tal forma que debían extirparle uno de los riñones.

Como buen hijo no lo dudó ni un segundo, saldría desde Cancún (donde estaba instalado), hasta su natal Ciudad Juárez. En ese periplo que muchos veían imposible, Armando conoció mucha gente que lo ayudó y le demostró que todo se puede.

646 Viaje Mamá 02

Difícil si, imposible no

Armando solía recorrer 30 kilómetros desde su casa hasta su trabajo en el Aeropuerto Internacional de Cancún. Esto lo llevó a pensar que no era tan complejo hacer un viaje largo, “me di cuenta de que al recorrer 60 kilómetros diarios no sería tan difícil irme hasta Juárez, porque si juntaba esos recorridos fácilmente ya hubiera ido y venido varias veces.”

Pero escuchó muchas voces en contra de hacer la travesía: “Días antes de que saliera, cuando algunos amigos ya sabían que atravesaría el país en mi moto, me alertaron de muchas cosas, que me iban a ‘bajar’ en la carretera, me dijeron que mejor me suicidara, que era demasiado arriesgado, que tuviera cuidado con los huachicoleros* y con toda la gente mala. Pero yo siempre les dije que iba a encontrar en mi camino a pura gente de buen corazón”.

Armando no se equivocó, se topó con muchas personas que lo ayudaron y lo alentaron. Fue acompañado a través de WhatsApp por nuevos amigos de grupos bikers (que es como se denominan a los fans de las motos en México), una vez que llegó a Veracruz. Así fue como “en cada ciudad me recibían en la carretera y también cuando me iba me despedían, algunas veces en caravana.” Gracias a esta unión de los motociclistas, “nunca me faltó comida ni cama y ahí fue cuando me percaté de que no me había equivocado, que era más la gente buena que la mala.”

También tuvo problemas con la policía, pero por prejuicios de los mismos. Un agente lo paró y no le creyó que hacía su viaje en una moto de 100 cc. Armando contó: “me dijo que creía que yo llevaba un kilo de cocaína entre mis cosas, que cómo era posible que en esa moto fuera hasta Juárez desde Cancún.”

Pero lo dejaron ir una vez que vieron su celular repleto de mensajes de motociclistas de todo el país, hasta le aconsejaron de que zonas alejarse, para no correr peligro. Tan solo 50 kilómetros después se encontró con oficiales de la Ministerial (otra fuerza armada de México), que se comunicaron con federal, “ya sabían y hasta se emocionaron cuando pasé junto a ellos.”

Desde Cancún pasó por Quintana Roo, Veracruz, Tabasco, Zacatecas, Aguascalientes, Ciudad de México, Durango, Coahuila, Chihuahua, entre muchos otros lugares. Haciendo un viaje de un mes, para llegar a cuidar a su madre que tenía que recuperarse de su enfermedad. Ahora Armando se acomoda a su nueva vida en Ciudad Juárez, donde se instaló, aunque no destacar hacer el viaje de vuelta.

*Huachicoleros son personas que dedican a la actividad ilegal de robo y venta de combustible (gasolina o diésel) y bebidas alcohólicas adulteradas.

[post_view]

Continuar Leyendo
Advertisement Ad Banner 300 x 300
Click para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Historias GDM

Vídeo: esta es la gran diferencia entre un amateur y un piloto

Este tipo de cosas pasan cuando un piloto rueda en pista con otros motociclistas, que por más moto que tengan, no tienen la preparación de un profesional.

Publicado

el

Este tipo de cosas pasan cuando un piloto rueda en pista con otros motociclistas, que por más moto que tengan, no tienen la preparación de un profesional.

Seguramente más de una vez mediste tu velocidad con otro motociclista, sea amigo o no. Si pudiste ser parte de alguna clínica de motos, o de un SBK Track Day, tuviste la oportunidad de correr en un circuito. Pero si nunca rodaste a la par de un piloto, este vídeo te va a dar una gran enseñanza.

Es común que en las clínicas de manejo se separe a los conductores por la cilindrada de motocicleta, y algunas veces por las capacidades o velocidades de cada uno. En este vídeo vemos un caso muy particular, porque uno de esos motociclistas le pasa el trapo a los demás.

La grabación es un on-board desde una Yamaha YZF-R6, y podemos disfrutar la manera en la que va pasando a todos los demás, como si fueran conos en el asfalto. El encargado de ir a tanta velocidad es un joven piloto francés de 20 años, Corentin Perolari.

Para los que no lo conocen, este chico fue campeón de la Yamaha YZF-125R Cup en 2012, luego corrió en la Red Bull Rookies Cup, más tarde en FIM CEV, y en el Mundial de Resistencia; hasta llegó a participar de algunas carreras de Moto2. Este año estuvo presente en el Campeonato del Mundo de Supersport (que se corre junto al WolrdSBK), y seguirá corriendo en 2019.

Con ese curriculum es de esperarse que haga este tipo de cosas cuando el resto de los pilotos en pista son amateurs.


[post_view]

Continuar Leyendo

Historias GDM

Tres amigos y un increíble viaje de Argentina a Alaska

Un grupo de amigos logró cumplir el viaje de sus sueños donde unieron Argentina con Alaska en moto. La travesía duró tres meses y medio y estuvo llena de aventuras.

Publicado

el

El grupo era más grande pero solo tres llegaron hasta el final del viaje. Uno se volvió en avión, porque tenía compromisos, y los otros hicieron el regreso también sobre dos ruedas. Entre los tres que llegaron se encuentra Duilio Garanzini quien detalló la odisea en Cadena 3: “Atravesamos 14 países. Lo bueno es que no tenés un plan diario; se va haciendo sobre la marcha. Uno tiene una ruta predeterminada, pero se varía de acuerdo al recorrido, a la gente que vas conociendo”.

Y agregó: “Uno estudia mucho antes de salir, pero cuando lo hacés hay muchas cosas por conocer. Había días que teníamos 400 o 500 kilómetros, y otros que hacíamos 15 o 20, y paseábamos y conocíamos una ciudad o montaña. No teníamos un plan elaborado”.

Así mismo, precisó que para abaratar costos durmieron en algunas ocasiones en carpa.

viaje-amigos2

“Se necesitan ganas, determinación. El dinero es importante, pero son más importante las ganas de hacerlo. Se requiere poca preparación. Uno se va acostumbrando a hacer grandes distancias sin problemas”, afirmó.

viaje-amigos

Por último, Duilio relató el día de la llegada: “Para llegar a Alaska tardamos tres meses y medio, 112 o 113 días. El 113 tocamos por primera vez Alaska, en un pueblo muy chico. Después entramos a Canadá y en el día 116 entramos a la parte más grande del estado de Alaska”.

[post_view]

Continuar Leyendo

Historias GDM

Vídeo: Increíble salto de Bradley O’Neal en el desierto

Los trucos en motos son complicados y en medio de la arena pueden ser más complicados aún. Pero si le agregamos una duna gigante y un paracaídas, pocos se animarían.

Publicado

el

Los trucos en motos son complicados y en medio de la arena pueden ser más complicados aún. Pero si le agregamos una duna gigante y un paracaídas, pocos se animarían.

Debemos decir que esta no es la primera vez que Bradley O’Neal hace un truco increíble sobre su moto. Reconocido stuntman, en sus cuentas en las redes sociales podemos ver vídeos de todo tipo, y fotos geniales. Hace unos días subió su novísima proeza, otra vez reinventando el salto base.

Para quienes no saben qué es eso último pasamos a explicarse: El salto base tiene su origen en el paracaidismo, pero se ejecuta distinto. Porque se salta al vacío desde objetos fijos, y sin una velocidad inicial, para aterrizar usando paracaídas. Se realiza desde edificios, puentes, riscos, o demás.

Después de educar un poco, seguimos hablando del vídeo que traemos en esta nota. Su protagonista, Bradley O’Neal, es todo un experto, tanto en freestyle sobre ruedas como en salto base. Una vez más vuelve a unir las dos disciplinas, algo que lo transforma en un pionero de esta nueva “categoría”.

Ahora se animó a usar saltar desde una duna gigante con su motocicleta, para luego caer (y la máquina también) con un paracaídas. Aunque no todo fue color de rosa, ya que Bradley tuvo algunos problemas en el primer salto, y debió realizarlo luego con una moto prestada, como comentó en su cuenta de Instagram.

Si más que decirles, disfruten de la increíble experiencia de Bradley (pero no lo imiten)


[post_view]

Continuar Leyendo

LAS MÁS LEIDAS