Cómo impedir que te roben la moto – Gente de Moto
Home Novedades Prevención Cómo impedir que te roben la moto
Cómo impedir que te roben la moto
1

Cómo impedir que te roben la moto

4.81K
1

Según datos oficiales, el robo de motocicletas va en aumento y los dueños más que nunca tienen que tomar recaudos, principalmente en las grandes ciudades. Te contamos los métodos más comunes para impedir que esto pase.

En un día se producen alrededor de 20 robos solamente en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano. Frente a la gran cantidad de hechos delictivos los moteros tienen sus trucos como medidas de precaución.

Para evitar que te pase te aconsejamos optar por no estacionar tu moto a la intemperie, ponerle alarma, geolocalización, y tener un buen seguro. Pero también usar alguna herramienta antirrobo que podés comprar en cualquier local. Te nombramos algunas para que tengas en cuenta, y te comentamos que varios de ellos cuentan con alarmas sonoras, que se prenderán igual a las de los autos.

Cables: Si bien son livianos, se colocan y se llevan fácil, también sencillo cortarlos para sacarlos. Si la moto está estacionada poco tiempo es cómodo, pero no es lo más recomendable.

robo-moto-02

Cables Articulados: Son como la opción anterior pero se agrega que están protegidos por casquillos metálicos encadenados y recubiertos por una capa plástica. Gracias a ello son más seguros que los cables comunes. También hay unos hechos especialmente para fijar la dirección de los scooters.

Cadenas: Vienen cubiertas con materiales plásticos o telas resistentes, hay diferentes largos y grosores. El material más común es acero cementado, son los más maniobrables de todos, pero tienen en contra que son muy pesados.

robo-moto-03

Horquillas de acero: las famosas “U”, reconocidas por la mayoría como el elemento más eficiente antirrobo. Son livianos, fáciles de transportar y resistentes (sobre todo los de acero). Funcionan para bloquear cualquiera de las dos ruedas (si son dos, ambas).

robo-moto-04

Dispositivos de disco: Los más chicos y livianos de todos, se enganchan en el disco de freno, haciendo que a la goma le sea imposible moverse. Vienen de colores llamativos justamente para recordarte que están ahí, porque si llegás a olvidarte lo vas a lamentar.

Además de colocar estas herramientas, tené en cuenta que nada es imposible de romper o cortar, así que nunca podés bajar la guardia. Recomendamos que siempre intentes fijar la moto a algo, porque pueden levantarla y llevársela; así que intenta engancharla a un poste o a cualquier cosa que este fija en el piso. En casa, sino contás con garaje, podés instalar anclajes y unir la moto a ellos.

Todo sea por la seguridad de tu querida compañera. Vos, ¿con que método la cuidas?

etiquetas:

Comment(1)

DEJAR COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *