Seguinos en

Especiales

Del agua a la tierra, la historia de Kawasaki

Uno de los gigantes japoneses de las motocicletas comenzó su vida como una compañía dedicada a la industria naval. Los motores Kawasaki pasaron de surcar los mares a romper con la velocidad en la calles, gracias a las excelentes prestaciones de cada uno de los modelos de la marca.

Publicado

el

Uno de los gigantes japoneses de las motocicletas comenzó su vida como una compañía dedicada a la industria naval. Los motores Kawasaki pasaron de surcar los mares a romper con la velocidad en la calles, gracias a las excelentes prestaciones de cada uno de los modelos de la marca.

El nacimiento de la firma

La historia empieza en 1878, cuando Shozo Kawasaki decide abrir el astillero Kawasaki Tsukiji, en tierras cedidas por el gobierno de Japón. En esos años el comerciante devenido en empresario, tenía una amistad con el ministro de finanzas nipón, porque ambos se habían criado en el mismo pueblo.

kawasaki-shozo

Shozo en su adolescencia vendía kimonos, algo que no le duró por muchos años, ya que en su juventud comenzó su camino en el área de la industria marítima. Llegó a crear su propio barco, que se hundió en el mar japonés y con él se hundieron también las finanzas de Kawasaki. Siguió metido en asuntos navales en diversas compañías hasta que consiguió abrir su propia empresa, la semilla del imperio económico que conocemos como Kawasaki Heavy Industries, Ltd.

El inicio del camino

La primera incursión en el mundo de las dos ruedas fue el 1949, cuando construyeron un motor para motocicletas. Para idearlo se basaron en sus experiencias en navíos y aeronaves, porque para ese momento Kawasaki ya había creado el primer motor a vapor de Japón y un modelo de avión que se utilizó en la Segunda Guerra Mundial. El giro hacía a la industria motera se lo debe justamente a ese momento histórico, porque una vez finalizada la guerra, la empresa decidió alejarse de todo lo que tenía que ver con armamentos (desde buques hasta aviones). Vale aclarar que para entonces la fábrica ya era huérfana de padre, Shozo falleció en 1912 sin imaginar en lo gigante que sería su criatura años después.

kawasaki

Fue en 1952 cuando se patentó el primer motor, después de tres años de investigación, se lo conoció como KE-1 o Kawasaki engine 1 (motor Kawasaki 1). Se sigue trabajando en la mejora de motores, hasta que en 1955 llegan al KB-5 y a la primera moto, Meihatsu 125-500, que salió al mercado con ese nombre por una filial de Kawasaki. Al año siguiente se comercializó la versión Deluxe, dos años después un motor más potente, el KB-5A, que fue el primero en llevar grabado el nombre de Kawasaki.

Ya en 1960 la firma asomaba como una potente creadora de motos de grandes prestaciones, supieron tener éxito con la 125 New Ace, las Pet y 125B7, así como también con la 125B8. Todas muy bien aceptadas por el público, por lo tanto se decidió a dar el gran salto y extenderse a Estados Unidos en 1965. Antes de lo esperado Kawasaki había logrado fama internacional. Uno de sus caballitos de batalla era la Kawasaki 650W1, la moto japonesa de mayor cilindrada, que luego tendría sus actualizaciones.

Los hitos de marca verde

Con el éxito bajo el brazo Kawasaki presenta la Z1, una cuatro cilindros que se comercializó en EEUU al principio de los 70, para cumplir con las exigencias del mercado del norte. Luego de eso empezó el segmento automotriz comenzó a utilizar cada vez más tecnología y a ser cada vez más competitivo. Conscientes de esto, los nipones empezaron con la producción de motor de cuatro tiempos, pero además a pensar nuevos modelos que los lleven al frente de la innovación.

En el 80 fabricaron su primer ejemplar de competición, la Kawasaki Z1100GP, con la que intentaría pelear contra Honda como la mejor marca nipona. En 1984 nace la primera moto que daría el puntapié de la familia Ninja, la Kawasaki Ninja GPZ900R. Este segmento es el más reconocido de la compañía y también es uno de los más famosos del mundo.

Por aquellos Kawasaki Z1000G Classic Fuel Injection llegó como una de las revoluciones más importantes de la industria. Presentándose como la primera moto a inyección de la historia del motociclismo. Poniendo a la marca en la vanguardia total del mundo motero.

La siguiente década también será próspera para Kawasaki, con el nacimiento de la ZZR1100, con la que lideró el mercado por un lustro. Se convirtió pronto en un insignia de la calidad de la fábrica, que no se contentaba solamente con incursionar en un solo tipo de motocicleta. Uno de las características de la marca de Tokio es que tienen todo estilo de motos y además siempre con las mejores prestaciones. En el 2000, lanzaron otro ejemplar que se consideró de lo mejor de la industria, la ZX-12R.

Kawasaki supo extenderse por el mundo, representando un estandarte de máxima calidad. Compitiendo siempre con Honda, que marcaba sus productos con la misma base, buscando la mayor excelencia posible. Hoy Kawasaki Heavy Industries se encuentra no sólo en Japón, sino también en EEUU, Filipinas, Indonesia y Tailandia.

[post_view]

Continuar Leyendo
Advertisement Ad Banner 300 x 300
1 Comentario

1 Comentario

  1. Pablo Mazzi

    4 enero, 2018 at 2:45 pm

    Hola muy buenos dias miren tengo muchas dudas sobre kawasaki podrian ponerse en contacto conmigo por favor la verdad estube leyendo cosas de honda y yamaha que no me gustaron para nada quiero saber mas sobre kawa por el momento busque y no encontre nada raro les agradeceria eternamente que me contestaran les dejo mi g-mail pablo.mazzi.33@gmail.com

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Especiales

Regalos especiales para un padre motociclista

A cualquier papá motoquero le va a encantar que le regales algo que tenga que ver con su pasión por las dos ruedas. Si estás falto de ideas, te damos algunas; y también podés ayudarnos a ampliar esta lista.

Publicado

el

Sabemos que uno de los mejores regalos sería un moto, pero no todos podemos darnos el lujo de hacer ese obsequio en el Día del Padre. Por eso te traemos algunas opciones, desde las más económicas hasta algunas más caras…

Indumentaria

Para el papá canchero elegimos una chaqueta de cuero, para que pueda ir en moto con todo el estilo, y si combina con unas botas mejor todavía. Para aquellos que les gusta el estilo vintage lo mejor sería optar por un tono amarronado, y para los más rocker el negro con tachas o algún parche es lo ideal.

También podría ser que nuestro padre practique motociclismo, enduro o motocross. Entonces indumentaria específica para cada una de esas disciplinas sería lo mejor. El abanico es amplio: campera, pantalón, mono, guantes, casco, botas, y hasta gafas especiales.

Tecno

Si a papá le gusta viajar regalarle un GPS puede resultar una buena opción, es algo bastante útil cuando se sabe usarlo. Si viaja en grupo le va a encantar recibir unos intercomunicadores. Otro regalo que pensamos para los padres más tecnológicos es una Go Pro, para que puedan grabar buenos vídeos pegándola en el casco o en la motocicleta.

Equipamiento

El motociclista no es el único que “se viste”, la moto también. Así que a nuestro motoquero podemos regalarle elementos para equipar a su compañera de dos ruedas. Desde bolsos o maleteros para los más viajeros, hasta alguna pieza especial para quienes tengan la idea de personalizar la máquina. Siempre que sepamos el modelo (y año) de la moto de papá, podemos regalarle algo para que renueve la estética del vehículo.

Bien podríamos comprarle herramientas para que lleve encima por si tiene algún problema de fácil solución. Los estuches especiales “de bolsillo” son perfectos para los motociclistas que están mucho en la calle. También podemos optar por herramientas más grandes o específicas si nuestro padre se da maña en arreglar su moto.

Temáticos

Los objetos relacionados al mundo de las dos ruedas son tantos como podemos imaginar. Llaveros de marcas, o también de moto, o de un piloto en especial, es una opción bastante económica. Una mochila para que puedan llevar sus cosas también cuenta. Réplicas de modelos de todos los tamaños, hasta pueden coleccionarse.

Tazas, o vasos cerveceros, que llevan dibujos de marcas, modelos o simplemente diseños geniales relacionados con las motos. Para los fanáticos del mate se puede conseguir fácilmente bombillas, mates, termos, yerbera, azucarera, así como equipos enteros.

Continuar Leyendo

Consejos

Cómo cambiar el neumático de la moto en cinco pasos

Nadie se salva de pinchar una goma, por eso además de llevar las herramientas necesarias para poder cambiarla, hay que saber cómo hacerlo. Te damos cinco pautas para lograrlo.

Publicado

el

Algunas de las piezas que necesitaremos para cumplir con la tarea son un lubricante en spray, llave de ruedas, espátula desmontadora, purgaválvula, destalonador, compresor de aire, guantes y franela (o trapos viejos). Además precisión y cuidado a la hora de realizar el cambio de neumático.

Desinflar

El primer paso es sacar el aire del neumático, para facilitar la manipulación. Para este paso deberemos contar con el purgaválvulas, que nos ayudará a sacar el aire a la goma. Al momento de realizar la tarea hay que tener cuidado de que el aire no salga con fuerza, sino de forma progresiva.

Extracción

En este punto necesitaremos el destalonador, que lo usaremos para desmontar el neumático del rin. Al igual que en el caso anterior, el cuidado es esencial, para separar todo el borde. Si lo hacemos despacio puede que la goma no se rompa más de lo que está, y después tendremos la oportunidad de repararla (si es posible). Un buen truco es rociarlo con lubricante en spray, hará fácil la tarea.

Sustitución

Es hora de colocar el nuevo neumático en la llanta, algunos tiene la indicación de marcha, para saber hacia qué lado gira. Antes de comenzar, usa el lubricante en la parte interna de la goma, así será más fácil ponerla dentro de la llanta. Los desmontadores serán otra vez de ayuda, para que la nueva pieza quede bien puesta. Hay que ponerlos entre el rin y la goma, y hacer palanca, al contrario de cuando se sacó el neumático roto.

Asegurar

Deberemos estar seguros de que la goma esté bien puesta, y del lado correcto en que gira. Podemos usar un martillo y dar golpes para asegurarnos de que el neumático quedó correctamente colocado. Lo inflaremos un poco y nos aseguraremos encajar bien el talón, al tener poco aire podremos girarlo de ser necesario. El punto rojo del neumático, o indicador del giro, debe estar justo al lado del tallo de la válvula.

Detalles finales

Rociamos polvo de cerámica, especial para neumáticos, en la válvula, lo que mantendrá la goma equilibrada e igualará el peso. Reinsertaremos el tallo de la válvula, y lo ajustaremos para que no se mueva. Después de esto inflaremos el neumático, revisando que la presión sea la correcta.

Continuar Leyendo

Consejos

Las malas costumbres de los motociclistas

Todos tienen malos hábitos, incluyendo los conductores de motos. Van desde la forma de manejar hasta la falta de elementos imprescindibles, y no dejan de ser prácticas comunes que deberían desaparecer.

Publicado

el

Desde Gente de Moto siempre intentamos mostrarles que ir seguros en la moto siempre es lo mejor, y que para ello hay que cumplir ciertos parámetros. Sin embargo en las calles argentinas vemos malas costumbres de motociclistas todo el tiempo. En su mayoría no le dan importancia, bajo el clásico “nunca me pasó me nada” (o “nunca me va a pasar”). Pero los hábitos están ahí, y no son difíciles de detectar, ni complejos para solucionar.

Sin casco

El primero por excelencia es andar sin casco, una práctica de lo más común en Argentina. Porque nadie tiene en cuenta que usarlo reduce hasta un 70% la mortalidad, o un 85% las probabilidades de quedar con graves secuelas. Según las estadísticas de nuestro país 4 de cada 10 fallecidos por accidentes viales fueron personas que viajaban en moto. De esos solamente, uno llevaba el casco correctamente colocado, otro no lo llevaba bien puesto, y dos directamente carecían del elemento.

Ropa y calzado

Este mal hábito casi siempre sucede en verano, cuando las altas temperaturas invitan a usar ojotas, remeras de mangas corta, o short. Toda indumentaria que no es adecuada para andar en moto. Sin embargo es común ver a los motociclistas ir así vestidos, dejando demasiada piel al aire.

Recordemos que si tenemos un choque nuestro cuerpo no tendría escudo al golpearse contra cualquier cosa. Si no llevamos indumentaria especial, los riegos de golpes, raspones, quemaduras, torceduras, o quiebres de hueso, serán mucho mayores.

Moto familiar

En este punto el motociclista no solo pone en riesgo su vida, si no (principalmente) la de quienes lo acompañan. Lamentablemente es muy usual ver esta práctica, de familias de 3 o 4 que van sobre dos ruedas. Cuando la moto solamente es para 2 personas, y en algunos casos, porque si nuestra máquina tiene asiente monoplaza no podemos llevar un acompañante. Como vimos más de una vez, los accidentes terminan de la peor manera, y sobre todo para los niños sobre el vehículo.

Límite de velocidad

Las altas velocidades no solamente conllevan un mayor riesgo, sino que también terminar por desgastar más la motocicleta. Además ir rápido puede consumir más combustible, y nos da menos tiempo de reacción ante un peligro. Por supuesto que en la ciudad manejar a alta velocidad podría resultar en un accidente que implique a un peatón.

Perder la atención

En la calle, vamos en moto, auto o caminando, hay que estar atentos. Confiarse de la situación puede llevar a perder la atención, y al conducir deberíamos anticipar nuestros movimientos en caso de maniobras ajenas peligrosas. Todos podemos equivocarnos, desde el conductor de la moto hasta el del coche.

 

¿Ustedes tienen alguno de estos malos hábitos?

Continuar Leyendo

LAS MÁS LEIDAS