Seguinos en

Especiales

La historia de la Frambretta, una marca cordobesa

En la década del 70, una empresa familiar comenzó a fabricar una motoneta de carga. Bajo la licencia de Lambretta y con partes que habían comprado a la ya desaparecida empresa Siam Di Tella.

Publicado

el

En la década del 70, una empresa familiar comenzó a fabricar una motoneta de carga. Bajo la licencia de Lambretta y con partes que habían comprado a la ya desaparecida empresa Siam Di Tella.

Un grupo familiar que huyó del hambre de la postguerra europea, así empieza la historia de la familia Franco, como la de muchas otras de Argentina. Padres y cinco hijos, migran de Sicilia, Italia, hasta la provincia de Córdoba, dejan el campo mediterráneo para comenzar de nuevo en nuestro país.

Justamente acá fue donde nació la pasión por las dos ruedas, según contó José Franco al diario La Nación, “Veníamos de un pueblo, Castel di Lucio, de calles de tierra y empedradas donde sólo andaban los animales. Acá nos hicimos enamorados y fanáticos”. Él, junto a dos de sus hermanos, Felipe y Plácido, trabajaron en el galpón de la casa con todo tipo de piezas para motocicletas.

frambretta

 

Cuando José comenzó a trabajar fabricando bastidores de motos, fue cuando se dio inicio a la actividad familiar. Era 1959: “Todo era para Puma, la marca que llenaba las calles cordobesas. Aprendí a hacer manubrios y ‘mata perros’, como le decían a los cubre piernas. Un día armamos una máquina para doblar caños con una bala interna que impedían que se arrugaran y ahí empezamos a producir en casa”.

Hasta 1963 la familia Franco producía piezas y las vendían a las 15 fábricas que estaban en Córdoba, pero en ese año todo cambió. “Era una estructura industrial importante que quebró en 1963. Las empresas empezaron a devolvernos lo que le habíamos entregado y a darnos lo que tenían (llantas, carburadores, distribuidores) para cancelar deudas. Nos vimos obligados a salir a vender esas motopartes y las que fabricábamos. Empezamos a recorrer el país”.

Imagen relacionada

Así fue como contactaron con la empresa Siam Di Tella, de Torcuato Di Tella, que debía vender parte de producción por problemas económicos. Los Franco se enfrentaron en la pugna a nada menos que el grupo Zanella, “tenía otra envergadura; mandaban en el mercado. Pero nosotros éramos insistentes; la empresa mandó a Córdoba durante tres días a su abogado Jorge Fernández Ocampo para conocernos. Su dictamen fue ´son jóvenes, pero decentes, les van a pagar’. Y nos vendieron”.

Siam Di Tella le debía a la firma Lambretta por la licencia de la marca, para construir la Siambretta. Según explica Franco al diario La Nación: “Eso los apuraba; durante dos años les pagamos las cuotas de la operación en liras. El monto más importante, el de la entrega, lo hicimos inutilizando 5000 motores de aluminio; los convertimos en chatarra, la vendimos y pagamos”.

El cargamento se transportó en 54 camiones con acoplado, entre todas las piezas había 2200 motores de Siambretta, que fueron los que utilizó la empresa familiar para fabricar los motocarga. No podían usar la marca Lambretta, porque había sido vendida a la India y los trámites se volvieron imposibles, decidieron cambiar el nombre por “Frambretta”.

Resultado de imagen para frambretta cordoba

Las unidades se vendieron en Argentina y en países limítrofes, hasta que en 1973 tuvieron su primer revés. El cierre de las importaciones imposibilitaba la llegada de elementos clave para el armado de las motocarga. Pero los Franco lograron que Perdriel (parte de Renault), les fabricada las piezas. “Cuando estuvo lista la matricería se abrió la importación; todo cambió de la noche a la mañana y no tenía sentido seguir; los costos eran imposibles de afrontar. Dejamos la Frambretta y seguimos con las partes y los repuestos”. Dejaron atrás el modelo y se volvieron representantes de otras firmas de motos, como Suzuki, Kawasaki y Yamaha.

En 1989, se disolvió finalmente la sociedad que habían formado los tres hermanos Franco, y José siguió dedicándose a la comercialización. Peleo por la instalación de Honda en Cruz del Eje, luego se convirtió en uno de los dos representantes de la firma. Dejó a la marca del ala, cuando estos quisieron eliminar a los distribuidores en Argentina, y se pasó a Kymco. Ahora, se lamenta “No hay motos nacionales. No nos engañemos; lo que se hace es armar con partes importadas. No podemos competir; en el mundo se venden 50 millones de unidades al año y China produce la mitad. Hacer ficción no nos ayuda; no somos competitivos”.

[post_view]

Continuar Leyendo
Advertisement Ad Banner 300 x 300
Click para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consejos

Consejos para alquilar moto en vacaciones

Podría parecer una práctica poco común en nuestro país, pero no es así. Existen muchas posibilidades para alquilar una moto en vacaciones y acá les dejamos una breve explicación y unos consejos.

Publicado

el

Podría parecer una práctica poco común en nuestro país, pero no es así. Existen muchas posibilidades para alquilar una moto en vacaciones y acá les dejamos una breve explicación y unos consejos.

Pongamos un ejemplo: Nuestro país es grande y llegar de un punto a otro en viaje por ruta puede tomar días. Supongamos que queremos hacerlo más rápido, tenemos la posibilidad de tomar un avión, pero luego no tendremos vehículo propio… ¡Alquilamos uno!

Otro ejemplo: Queremos conocer un país, pero solo tenemos dos semanas de vacaciones… ¡Viaje en avión y alquiler de moto!

Ahora que ya se hicieron la idea de alquilar una, vamos a darles algunos consejos para antes y después de hacerlo.

Elecciones

Ya tomaron la decisión, ahora es momento de elegir. La empresa de alquiler tiene que generarnos confianza, podemos buscar por internet y ver opiniones de otros usuarios. También sería bueno que esté cercano al lugar donde vamos a estar de vacaciones, porque tengamos en cuenta que debemos ir a buscarla y dejarla en el mismo sitio (o en otro punto que sea de la misma compañía de alquiler).

Otra elección es el tipo de moto, en este punto juega mucho el lugar a donde iremos. Primero veremos que cilindrada nos habilita nuestra licencia de conducir, después que uso le daremos. Igual que si compráramos una nueva, pero acotando más el margen (por ejemplo, no será de uso diario).

852 Papeles Ruta

Costos, tiempo, seguros

El precio de alquiler es un mundo aparte, porque varía mucho dependiendo de la cilindrada, la marca, y el tipo. Pero como para darles una idea: en Bariloche, una Yamaha Ténéré XTZ 250 cuesta $4.772,80 por día, mientras que en Salta, el mismo modelo puede tener un costo de $2.576,40 al día. (Datos del sitio web RentalMotorbike). Por supuesto que además de la máquina te dan equipamiento para el uso; el casco siempre y a veces algunos extras, dependerá de la empresa.

Un dato no menor es que la renta tiene un mínimo de tres días, en cualquier compañía, y con cualquier moto, siempre dan ese plazo. Lo bueno es que muchos cuentan con promociones según la cantidad de tiempo que tengamos el vehículo con nosotros.

Por último, estate atento al seguro que te brinda la compañía de motos. La cobertura que tiene en el país (este o cualquier otro), es importante ver la póliza. Mientras mayor sea la red de seguridad, mejor será, sobre todo si estamos en el exterior.

849 Errores verano 01

Ver, para usar

Si llegamos a nuestro lugar de vacaciones y recién en ese momento alquilamos, tratemos de inspeccionar el ejemplar a seleccionar. Antes de poner la firma estemos seguros que la moto funciona, y está en condiciones de resistir los kilómetros.

Antes de usarla, fíjate los rallones o golpecitos que pueda tener. Tenés la opción de sacarle fotos, o bien decirlo, para que cuando vuelvas no te culpen de haberle hecho daño al vehículo.

Cuidala más que si fuera tuya

Obviamente que tenemos que usarla con cuidado, como siempre que manejamos, sea nuestro vehículo o no. Pero no hablamos de seguridad vial en este punto, sino de robos.

Los delitos existen en Argentina y cualquier lugar del mundo, como ejemplo los hurtos de motocicletas van creciendo cada vez más en Europa. Por esa razón debemos tener mucho cuidado cuando dejamos solo el vehículo, sea en el estacionamiento del hotel o al hacer alguna excursión.

Los viajes en motocicleta son siempre un placer, así que este tipo de servicios nos da una buena posibilidad realizar recorridos en dos ruedas cuando no contamos con una. Así que ya sabés, que tus próximas vacaciones sean en moto sin importar dónde estés.

[post_view]

Continuar Leyendo

Especiales

El día que Harley-Davidson hizo su primer scooter

Desde la fábrica de Milwaukee hablan seriamente de grandes cambios; desde que presentaron su motocicleta eléctrica y mostraron los prototipos de e-bikes, nos preguntamos si intentarán, otra vez, producir un scooter.

Publicado

el

Desde la fábrica de Milwaukee hablan seriamente de grandes cambios; desde que presentaron su motocicleta eléctrica y mostraron los prototipos de e-bikes, nos preguntamos si intentarán, otra vez, producir un scooter.

Ya lo repetimos hasta el cansancio, Harley-Davidson está en busca de nuevos consumidores de nichos distintos al suyo. Si bien la H-D LiveWire es un antes y un después, no deja de tener un dejo del estilo de siempre. Una gran moto lista para recorrer rutas, haciendo kilómetros y más kilómetros. Pero aparte de ella, los estadounidenses presentaron dos prototipos que se asemejan a bicicletas eléctricas. Lo que nos da pie a pensar que quizá podrían entrar (otra vez) en el mundo de la movilidad urbana con un scooter.

Para alguien que no es muy experto (ni muy curioso), hablar sobre un scooter de H-D le parecerá una locura. Pero lo cierto es que en sus 115 años de historia, la empresa norteamericana supo incursionar en este segmento. El modelo es el famoso Harley-Davidson Topper, que tiene el lujo de ser el único en su tipo dentro de la marca, hasta ahora…

860 H-D Topper Scooter 02

¿Los locos 60’s?

Al igual que como está sucediendo en este momento, la mítica firma también tuvo un intento de apertura en su catálogo. Durante la década de 1960, los muchachos de Harley pensaron que sería una genial idea fabricar “el scooter americano”, un pequeño y simpático modelo que poco tenía en común con otros ejemplares de la familia.

El intento fue acompañado de publicidades varias, que aseguraban la utilidad de la unidad, además de mostrar cierto carácter divertido. Su estética era similar a la de cualquier otro scooter, con vivos colores propios de la época, pero sumando algunos elementos especial. Resaltaban sus líneas muy rectas, el faro redondo, y sobre todo, la posibilidad de convertirlo en sidecar.

860 H-D Topper Scooter 04

Características poco harlistas

De la carrocería se destacaba también algo novedoso para H-D, la mezcla de acero estampado y fibra de vidrio moldeada. El acero estaba presente en la parte delantera, el comienzo del asiento, el suelo y el guardabarros. Mientras que la cubierta del motor estaba fabricada en fibra de vidrio.

En su mecánica, llamaba la atención el motor, tan diferente a los otros usados por las demás Harley. Era un propulsor monocilíndrico de dos tiempos, de 164 cc, que desarrollaba una potencia de 6 cv, y alcanzaba una velocidad máxima de 74 km/h (sí, era muy diferente).

860 H-D Topper Scooter 03

Estaba equipado con arranque por tirador de cuerda, y su refrigeración era por aire, estaba colocado horizontal, y expuesto por abajo para que se circule el aire. Además estaba provisto con el sistema de trasmisión continúa variable “Scootaway Drive”, que impedía el funcionamiento del propulsor si este giraba a más a 1800 rpm. Algo que cambió en 1961 por transmisión primaria sellada, luego de las quejas de los usuarios.

En ese mismo año se lanzaron el Topper H y el Topper U, cada uno con “estilo propio”, y con varios cambios a nivel motor. El H con culata nueva, filtro de aire mejorado, admisión actualizada, así como también un escape distinto, lo que llevaba a tener un rendimiento de 9 cv de potencia. Mientras que la U estaba en la vereda contraria, con una potencia recortada a 5 cv, para entrar la normativa de algunos estados de EEUU, que permitían manejar sin licencia vehículos con ese tope de caballos de fuerza.

860 H-D Topper Scooter 05

Para 1965, el sueño del scooter americano había terminado y el modelo pasaba a ser de colección. Actualmente, según los seguidores del Harley-Davidson Topper, un ejemplar en buen estado puede venderse por aproximadamente unos 5000 dólares. Además la fábrica nunca dio a conocer cuántas unidades produjo de su scooter.

Muchos dicen que el Topper podría de dejar de ser hijo único muy pronto. Después del modelo de serie eléctrico, y de los prototipos mostrados, quizá H-D nos sorprenda con un scooter con motor eléctrico en 2020…

 

[post_view]

Continuar Leyendo

Especiales

Consejos para vender tu moto usada

Poner en venta tu motocicleta puede ser algo simple, pero hay que tener en cuenta algunas nociones básicas hacer una publicación exitosa, y así venderla más rápido.

Publicado

el

Poner en venta tu motocicleta puede ser algo simple, pero hay que tener en cuenta algunas nociones básicas hacer una publicación exitosa, y así venderla más rápido.

Desde Gente de Moto te damos consejos para poder decirle adiós a tu máquina de dos ruedas de la mejor manera. Si estás pensando en cambiar de moto, o simplemente necesitas que ponerle el cartel de venta, vamos a explicarte algunos puntos importantes. Para hacerlo más sencillo dividimos la venta en etapas:

Antes de anunciar la venta

Ya lo pensamos lo suficiente y no hay otra salida más que vender nuestra querida motocicleta. ¡Pero despacio! Todavía no empieces a publicar en todos lados, primero tené en cuenta algunas cosas como: puesta a punto, papeles al día, y fotos.

Todos los detalles que pueda tener tu moto los deberías arreglar antes, obviamente si tu economía te lo permite. Por supuesto, un ejemplar bien cuidado estéticamente, y con todo funcionando a la perfección, estará cotizando mucho más que uno maltrecho. Por eso es importante que arreglemos la moto antes que nada. Además de eso, que no tenga deudas es importante. En esta época encontrar que una motocicleta no está al día con las patentes o el seguro es muy fácil.

858 Vender Moto Usada 03

Una vez tengas todo listo, ya estará preparada para una buena sesión de fotos. Asegurate una cosa: buena calidad fotográfica. Poné la moto en un lugar bien iluminado y comenzá a sacarle de todos los ángulos que se te ocurran. Es importante “de cuerpo entero”, pero también los detalles, como motor, llantas, manillar, tanque (sin abolladuras, por favor).

Publicaciones en internet

Completamos la previa y nos dispones a subir en diferentes sitios a nuestra amada máquina. La mayoría de las webs no van a permitir que subas todas las fotos que sacaste, no importa, poné las mejores y guardá las demás para los interesados que pregunten. Para publicar están los sitios más famosos (Mercado Libre, OLX, Alamaula, DeMotores, etc), pero también los nichos como los grupos en redes sociales (léase “Compra y venta de…”).

Para nuestra publicación tendremos en cuenta todos los datos necesarios: marca, modelo, año, color, kilometraje… Imposible olvidarse de poner una forma de contacto (mail, teléfono, lo que sea), así como de cuidar nuestra ortografía, que le será más amable a los ojos de quien lee.

858 Vender Moto Usada 01

Sumado a la descripción de la motocicleta tenemos que colocar el precio. Dato no menor, y a la vez complejo. ¿Cómo saber cuánto cuentas nuestro vehículo? Tenemos dos opciones: ver publicaciones en internet de un modelo idéntico, o acercarnos personalmente a una concesionaria para lo tasen (o bien hacernos los tontos y preguntar por un ejemplar igual).

Atender a los compradores

Ya tenemos todas nuestras publicaciones de venta subidas a diferentes plataformas, ahora a esperar, pero no sentados. Es muy importante tener todas las notificaciones prendidas, porque el comprador puede aparecer en cualquier momento. Así que debemos estar pendientes de nuestra casilla de mail, de nuestro Facebook, WhatsApp, Instagram y lo que sea.

Al posible comprador que nos contacte tratemos de hablarle correctamente y con respeto, si es que queremos completar la venta. Si está interesado seguramente te pida más fotos de la máquina, ahí vuelve a entrar en juego nuestra ya nombrada “sesión de fotos”. Si pide imágenes más en detalle intentemos que sean de la misma calidad.

Al momento de encontrarse con el posible adquisidor de nuestra moto, seguiremos con la amabilidad, pero tampoco tengamos tanta confianza. Si vemos que la persona es inexperta, o nos parece que no debería probar el vehículo, no los dejaremos manejar. Si tiene un solo resbalón, el arreglo saldrá de nuestro bolsillo (y esperemos que no se rompa nada).

Por último: Si vamos a vender, completemos todos los papeles sí o sí, nada de mañana, pasado o la semana que viene (“del año que viene”). Nunca dejemos sin firmar una sola cosa, porque en caso de accidente, robo, o lo que sea, todo tiene que estar en regla y si no se convierte en nuestro problema.

Esperamos que todos estos simples consejos te ayuden y orienten, para que la venta de motocicleta sea más llevadera. Si tenés algún otro tip para darnos a la otra de vender, no dejes de comentarnos.

[post_view]

Continuar Leyendo

LAS MÁS LEIDAS