Seguinos en

Análisis GDM

Listas para la arena: KTM 790 Adventure R versus Yamaha Ténéré 700

Nos encanta comparar motos, y en esta ocasión hacemos un versus palpitando el Rally Dakar 2019. La máquina austriaca y la nipona se enfrentan en este artículo, con el espíritu del desierto.

Publicado

el

Nos encanta comparar motos, y en esta ocasión hacemos un versus palpitando el Rally Dakar 2019. La máquina austriaca y la nipona se enfrentan en este artículo, con el espíritu del desierto.

En esta edición del versus de motos hablaremos de dos modelos especiales, tanto por sus características como por el estilo bien aventurero que tienen (dejamos afuera a la Honda África Twin, las BMW F 850 GS, y las Triumph Tiger 800).

822 KTM 790 Adventure R vs Yamaha Ténéré 700 01

¿Cuál es mejor la KTM 790 Adventure R y la Yamaha Ténéré 700?

Ambos ejemplares tienen como propósito conquistar el segmento de trails de media cilindrada. Así como las dos se hicieron esperar con sus respectivos prototipos, hasta que por fin vieron la luz para comenzar a comercializarse en el mercado internacional. Comparten principalmente el hecho de ser dos motos preparadas para la aventura de los caminos off-road, y con una herencia dakariana indiscutible.

Comenzando por el motor, las dos tienen un bicilíndrico en línea, pero con diferentes características. La nipona alberga un propulsor de 689 cc, que alcanza 72,40 cv de potencia y 68 Nm de par. Mientras que el de la austriaca es de 799 cc, con cifras que declaran 95 caballos de fuerza y 88 Nm de torque máximo.

Si hablamos de autonomía, la KTM también gana, ya que llega a los 450 km, contra 350 km de la Yamaha. Por supuesto siempre que se utilicen en una velocidad promedio, en cualquier terreno, donde ambas se comportan de forma bastante pareja.

822 Yamaha Ténéré 700

Si nos referimos a la parte ciclo, vemos la diferencia en el chasis, donde la Adventure tiene un multitubular de cromo-molibdeno, y la Ténéré con un doble de cuna de acero. Aunque los dos apuntan a mejorar el rendimiento, al brindar más agilidad y movilidad a las máquinas. A nivel suspensiones la KTM tiene tanto el diámetro como el recorrido más largo que la Yamaha, 48 mm y 240 mm contra 46 mm y 210 mm. Lo que transforma a la austriaca en una moto algo más combativa en los terrenos más complejos. Así como también tiene una mayor altura (263 frente a 240 mm), pero están igualas en cuanto al nivel del asiento, en 880 ambas.

En cuanto a las llantas, comparten el estilo con rayos así como las medidas (90/90-21 adelante y 150/70-18 atrás). El compuesto de neumáticos es obviamente mixto, pero la marca que traen de serie cambia, Metzeler Karoo 3 para la KTM y Pirelli Scorpion Rally STR para Yamaha.

La mayor diferencia

Más allá de todo lo anteriormente dicho, donde más distancia toman ambas es en la electrónica. La KTM se presenta con un paquete muy completo, mientras que la Yamaha se decanta más por la sencillez (podría decirse que es más “tradicional”).

La Ténéré 700 viene con ABS desconectable, pantalla digital LCD de fácil lectura, y un frontal con 4 luces LED. Además con la posibilidad de instalar otros dispositivos en el manillar, como GPS, lectores de rutas o teléfonos, para mejorar la navegación.

En cambio la 790 Adventure R está equipada con ABS desconectable, pero con función en curva y un modo especial off-road. El acelerador electrónico ayuda a brindar más entrega de potencia, con los tres modos de conducción (Street, Offroad, Rain y Rally), que funciona en conjunto con el control de tracción MTC (desconectable). Se puede agregar a la máquina de serie otros sistemas, como control de tracción PowerParts, y cambio rápido Quickshifter. Por último, en el instrumental se ubica la pantalla de 5 pulgadas TFT a color con brillo regulable, que muestra los datos completos.

Este mismo punto donde se alejan tanto es justamente el que hará al usuario decidirse por una u otra. Ya que si el piloto es quienes no quieren ayudas a la hora de manejar, se inclinará por la Yamaha Ténéré 700. Pero si el motociclista prefiere tener todo tipo de tecnología cerca preferirá adquirir la KTM 790 Adventure R.

[post_view]

Continuar Leyendo
Advertisement Ad Banner 300 x 300
Click para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

competición

Facundo Mora, el futuro del motociclismo argentino está asegurado

En su segundo año compitiendo, este chico de solamente 13 años, se colocó como una promesa del Superbike Argentino después de llevarse su primer triunfo en la categoría menor del campeonato.

Publicado

el

Este año Facundo Mora comenzó su carrera en la categoría formativa MotoAR3 (o Junior Cup) del Superbike Argentino, previo paso por el campeonato de San Juan en 2018. En la primera fecha, este chico sanjuanino logró un meritorio quinto puesto; en la segunda cita finalizó cuarto, luego de un error cuando venía liderando la carrera. Por fin, en la tercera ronda de la temporada, nada menos que en el Autódromo Oscar y Juan Gálvez, Facu se llevó la victoria.

Ni bien terminó la carrera, el chico de solo 13 años, todavía no se había dado cuenta lo que había ocurrido. A los días le diría a la prensa: “caí que soy ganador del argentino, estoy contento, no cualquiera tiene la posibilidad de correr ahí. Estoy muy muy feliz. Haber ganador en el argentino es un logro, entrenamos, le ponemos pila y se dio el resultado”.

La familia Mora no está muy relacionada con el mundo del motociclismo, su padre Mauricio había corrido en categorías zonales pero de autos, nada de dos ruedas. Pero Facundo quería competir, cumplir su sueño: “Desde chico que le insistía a mi papá para correr en moto. Hasta que el año pasado me llevó al Pinar y me hizo acelerar en una 200 cc que tenemos. Y creo que se asombró”.

Después de eso, papá logró contactar con el Moscatello Team, para que su hijo aunque sea probará con una montura de nivel superior. El padre, primero le explicó al equipo que Facundo nunca había corrido en moto, así viajaron a Río Cuarto, para una prueba. Orgullo, Mauricio, cuenta: “Ese mismo día Moscatello me dijo que lo quería en el equipo y así empezó esta aventura, que es muy costosa y a la vez no deja de sorprendernos”.

Facundo además cuenta con el apoyo del Programa de Alto Rendimiento de la Secretaría de Deportes de la provincia de San Juan. Con sus cortos 13 años piensa en grande: “Si tengo que soñar, me veo en MotoGP. Pero ahora me veo campeón argentino en la 250, para pasar a la 300”. Mide apenas 1,34 metros y pesa 34 kilos, pero con eso le alcanza para ser una promesa del motociclismo argentino. También tiene la madurez necesaria como para pensar paso tras paso, antes de categorías internacionales tiene otro plan: “Con este triunfo quedé cuarto en el campeonato y ya pienso en luchar por el título”.

Continuar Leyendo

Análisis GDM

Intenso fin de semana del SBK Argentino en Buenos Aires

El Campeonato de Superbike Argentino llegó al Autódromo de Buenos Aires para celebrar la tercera fecha de la temporada. Gente de Moto estuvo ahí para contarte cómo se vivió.

Publicado

el

Un gran número de fanáticos se acercó al Autódromo Oscar y Juan Gálvez, de la Ciudad de Buenos Aires, para disfrutar de lo mejor del motociclismo argentino. La tercera cita del Campeonato de Superbike Argentino hizo vibrar al mítico circuito porteño con carreras emocionantes.

Los asistentes al evento pudieron divertirse en los dos días que duró la fecha, sábado y domingo. Entrenamientos, clasificaciones, y carreras, estuvieron acompañados por el show del motociclista Maximiliano Tzabazis, quien realizó acrobacias en la pista cuando no había actividad. Además se presentaron en sus respectivos stands marcas como Honda, Kawasaki, Yamaha y MV Agusta.

Emociones en pista

Luego de un animado sábado con entrenamientos libres y clasificaciones de todas las categorías, vino un domingo lleno de espectáculos. La seguidilla de carreras comenzó con las categorías Stock Open y Stock Open + 50. La primera con victoria de Christian Viloria, con Juan Pablo Mozzoni y Alexander De Angelis completando el podio. Mientras que la +50 se la llevó Horacio Janiskowski, seguido de Marcelo Varbaro, segundod y Guillermo Furlong tercero. Luego fue el turno de la MotoAR3 Junior Cup, donde los más jóvenes se midieron en la pista. El ganador fue Facundo Mora, con solo 13 años; el podio lo completaron Mateo Mayorga y Tomás Acevedo.

Más tarde se corrió la Supersport 600, carrera que finalizó por una bandera roja, mientras Sebastián Salom y Fausto Grantón peleaban por la victoria. Finalmente el triunfo fue dado a Salom, que había cruzado la línea de meta en primera colocación antes de que se parara la competencia. El incidente que provocó la interrupción fue espeluznante. Hernán Medina estaba parado a metros de la salida de los boxes intentando poner en marcha su motocicleta. De un momento a otro, esta empezó a prenderse fuego con el corredor aún montado. Por suerte, el piloto salió ileso del accidente, no así su máquina.

La siguiente en salir fue la categoría monomarca, Yamaha R3 Cup, que quedó en manos de Maximiliano Rocha, después de un gran duelo con Juan Ignacio Rodríguez García. Así cortó la racha de victorias de Emiliano Lancioni, quien completó el podio y continúa como líder del campeonato.

Por último sería el turno del plato mayor, la carrera de Superbike, en conjunto con Superstock 1000. En el STK1000 el triunfo fue para Matías Amarfil, que fue seguido por Ulises Cavaccini y Leo Villegas. Mientras que en la categoría mayor hubo estreno, con la primera victoria del año para Luciano Ribodino, que salía desde la poleposition. El piloto de San Francisco pudo mantener a raya a Juan Manuel Solorza, que lo persiguió de cerca durante cada vuelta. El podio lo completó Andrés González, luego de haber salido disparado en el inicio, y caer hasta la tercera posición poco después.

Continuar Leyendo

competición

Una novela policial: ¿piloto se roba su propia moto?

El pasado fin de semana, en el Motorland de Aragón, se corrió la tercera del WorldSBK, con todas las categorías incluidas. Allí ocurrió una situación inusual, una motocicleta desapareció, y algunos apuntan a que el propio piloto armó el robo para no correr.

Publicado

el

La vida de Héctor Barberá se vio manchada algunas veces con hechos poco agradables. Una denuncia por parte de su pareja por violencia doméstica; se suma a las dos veces que fue detenido por manejar ebrio, dando positivo en el test de alcoholemia, y con la licencia de conducir suspendida ambas veces. Al español se lo recuerda más por sus escándalos que por su paso por el MotoGP o el Supersport.

Este fin de semana se desarrolló el Round 3 del WorldSBK, que incluye la categoría SSP donde corría Barberá. Hablamos en pasado, porque el piloto ya de desvinculo de su equipo, por una situación casi impensada. El domingo por la mañana el box del Toth Racing amaneció sin la motocicleta, que había desaparecido de forma misteriosa.

Las versiones encontradas

Pronto Barberá declaró que era “uno de los días más duros de mi vida”, denunció el robo de la Yamaha y apuntó directo al equipo “Yo no iba a cobrar dinero, ya lo sabía de antemano, pero los mecánicos sí tenían pactado un dinero. Van pasando las carreras, vemos que los mecánicos no cobran”. Al diario Marca confirmó su versión de los hechos “nos despertamos esta mañana con un whatsapp del técnico: ‘No está la moto en el box’. Muy triste.”

Sin embargo, Imre Toth, jefe de la escuadra, no dijo lo mismo a los medios. Primero desmintió los dichos del piloto: “Yo pago. Héctor tiene su ‘staff’ español y yo, el mío, con otros mecánicos. Se puede hablar con ellos. Busco otro piloto. En el contrato entre Héctor y yo pone que corre gratis, que no le tengo que pagar, con lo que no hay problemas económicos”. Pero luego fue más allá y dijo “Héctor no quería correr la carrera en esta moto, en este momento. Era mejor venir y coger la moto para poder comunicar con los medios y a todos los fans, la moto no está aquí y como consecuencia no puede correr”, a lo que agregó, echando más leña al fuego, “es muy raro que ayer el piloto decidiera no correr y justo hoy desaparezca la moto”.

Después de los dichos la puerta quedó abierta y comenzaron las especulaciones: Barberá podría haber robado su propia motocicleta. Aunque lo cierto es que la investigación está abierta, con la denuncia hecha y la montura todavía desaparecida. Además la historia tiene una continuación todavía más inesperada… el piloto volverá a las pistas el fin de semana que viene, pero para la carrera de Superbike. Será como sustituto del argentino Leandro Tati Mercado, que se fracturó el sábado y no podrá correr en Assen.

Mientras tanto, la vida de Héctor Barberá continúa sumando páginas oscuras y extrañas, con tintes de novela policial. ¿Cómo seguirá su carrera deportiva con tantas situaciones inusitadas?

Continuar Leyendo

LAS MÁS LEIDAS