Seguinos en

Consejos

¿Por qué la moto se apaga mientras está en movimiento?

Cuando el motor de nuestra motocicleta se para solo, no es buena señal, y puede ser causado por varios motivos. Algunos son más frecuentes que otros, te comentamos cuáles.

Publicado

el

Por las dudas, si no se acuerdan lo que decimos siempre, lo repetimos: a la moto hay que cuidarla. Si estamos andando y nuestro vehículo se apaga, el abanico de motivos es grande. Aunque hay causantes que son más comunes que otros, por eso vamos a mencionarte los más frecuentes, para que los tengas en cuenta.

Problemas con la bobina

Son muchos los que sufrieron con las bobinas o los cables que la conectan, y quedaron varados en una ruta. La razón es que este elemento suele recalentarse, lo que lo daña con facilidad, además sus cables deben ser revisados con cierta frecuencia.

Tranquilos que la solución no es tan compleja, simplemente hay que ver los cables. A veces están mal conectados, o hay que reemplazarlo porque ya no sirve. Algunos con apretar un poco las conexiones arreglan este problema y vuelven a andar. Sin embargo, puede que se haya dañado a un nivel mayor y necesites llevar al taller.

Será el carburador

Después de la bobina, este dispositivo también suele causar fallas obvias en el motor del vehículo. Puede ser que esté sucio o mal ajustado, lo que hace que la motocicleta se paré. Porque al tener una mala carburación el combustible no se mezcla adecuadamente, el propulsor se ahoga y se apaga.

Simplemente hay que revisarlo, limpiarlo, y si es posible usar los líquidos especiales para esta tarea. Se pueden cambiar las piezas de ser necesario, o bien consultar con un mecánico amigo.

Sin batería

Si nunca te pasó es porque no tuviste moto… cuando la batería falla el motor dejará de funcionar. Puede ser que se haya descargado (lo más raro), o que su vida útil haya terminado (lo más probable). Lo ideal es llevarla a revisar, para saber si hay que cambiarla o no.

Otras piezas importantes

La pata de la motocicleta puede estar en mal estado, eso lo descubriremos al revisarlo. Si el caballete no está en condiciones fallará el embrague, y el motor dejará de responder. Así como la bujía, o bien su cable, pueden causar que se apague la moto. También el filtro de la combustible, que puede estar tapado o sucio, e impide que el compuesto llegue al propulsor.

Las fugas de combustible y el falso contacto de los cables, son otros motivos para que nuestra compañera se clave en el camino. Pero todos estos problemas pueden solucionarse, llevando una revisión nosotros mismos o bien llevándolo a un mecánico.

Consejos

Cómo cambiar el neumático de la moto en cinco pasos

Nadie se salva de pinchar una goma, por eso además de llevar las herramientas necesarias para poder cambiarla, hay que saber cómo hacerlo. Te damos cinco pautas para lograrlo.

Publicado

el

Algunas de las piezas que necesitaremos para cumplir con la tarea son un lubricante en spray, llave de ruedas, espátula desmontadora, purgaválvula, destalonador, compresor de aire, guantes y franela (o trapos viejos). Además precisión y cuidado a la hora de realizar el cambio de neumático.

Desinflar

El primer paso es sacar el aire del neumático, para facilitar la manipulación. Para este paso deberemos contar con el purgaválvulas, que nos ayudará a sacar el aire a la goma. Al momento de realizar la tarea hay que tener cuidado de que el aire no salga con fuerza, sino de forma progresiva.

Extracción

En este punto necesitaremos el destalonador, que lo usaremos para desmontar el neumático del rin. Al igual que en el caso anterior, el cuidado es esencial, para separar todo el borde. Si lo hacemos despacio puede que la goma no se rompa más de lo que está, y después tendremos la oportunidad de repararla (si es posible). Un buen truco es rociarlo con lubricante en spray, hará fácil la tarea.

Sustitución

Es hora de colocar el nuevo neumático en la llanta, algunos tiene la indicación de marcha, para saber hacia qué lado gira. Antes de comenzar, usa el lubricante en la parte interna de la goma, así será más fácil ponerla dentro de la llanta. Los desmontadores serán otra vez de ayuda, para que la nueva pieza quede bien puesta. Hay que ponerlos entre el rin y la goma, y hacer palanca, al contrario de cuando se sacó el neumático roto.

Asegurar

Deberemos estar seguros de que la goma esté bien puesta, y del lado correcto en que gira. Podemos usar un martillo y dar golpes para asegurarnos de que el neumático quedó correctamente colocado. Lo inflaremos un poco y nos aseguraremos encajar bien el talón, al tener poco aire podremos girarlo de ser necesario. El punto rojo del neumático, o indicador del giro, debe estar justo al lado del tallo de la válvula.

Detalles finales

Rociamos polvo de cerámica, especial para neumáticos, en la válvula, lo que mantendrá la goma equilibrada e igualará el peso. Reinsertaremos el tallo de la válvula, y lo ajustaremos para que no se mueva. Después de esto inflaremos el neumático, revisando que la presión sea la correcta.

Continuar Leyendo

Consejos

Las malas costumbres de los motociclistas

Todos tienen malos hábitos, incluyendo los conductores de motos. Van desde la forma de manejar hasta la falta de elementos imprescindibles, y no dejan de ser prácticas comunes que deberían desaparecer.

Publicado

el

Desde Gente de Moto siempre intentamos mostrarles que ir seguros en la moto siempre es lo mejor, y que para ello hay que cumplir ciertos parámetros. Sin embargo en las calles argentinas vemos malas costumbres de motociclistas todo el tiempo. En su mayoría no le dan importancia, bajo el clásico “nunca me pasó me nada” (o “nunca me va a pasar”). Pero los hábitos están ahí, y no son difíciles de detectar, ni complejos para solucionar.

Sin casco

El primero por excelencia es andar sin casco, una práctica de lo más común en Argentina. Porque nadie tiene en cuenta que usarlo reduce hasta un 70% la mortalidad, o un 85% las probabilidades de quedar con graves secuelas. Según las estadísticas de nuestro país 4 de cada 10 fallecidos por accidentes viales fueron personas que viajaban en moto. De esos solamente, uno llevaba el casco correctamente colocado, otro no lo llevaba bien puesto, y dos directamente carecían del elemento.

Ropa y calzado

Este mal hábito casi siempre sucede en verano, cuando las altas temperaturas invitan a usar ojotas, remeras de mangas corta, o short. Toda indumentaria que no es adecuada para andar en moto. Sin embargo es común ver a los motociclistas ir así vestidos, dejando demasiada piel al aire.

Recordemos que si tenemos un choque nuestro cuerpo no tendría escudo al golpearse contra cualquier cosa. Si no llevamos indumentaria especial, los riegos de golpes, raspones, quemaduras, torceduras, o quiebres de hueso, serán mucho mayores.

Moto familiar

En este punto el motociclista no solo pone en riesgo su vida, si no (principalmente) la de quienes lo acompañan. Lamentablemente es muy usual ver esta práctica, de familias de 3 o 4 que van sobre dos ruedas. Cuando la moto solamente es para 2 personas, y en algunos casos, porque si nuestra máquina tiene asiente monoplaza no podemos llevar un acompañante. Como vimos más de una vez, los accidentes terminan de la peor manera, y sobre todo para los niños sobre el vehículo.

Límite de velocidad

Las altas velocidades no solamente conllevan un mayor riesgo, sino que también terminar por desgastar más la motocicleta. Además ir rápido puede consumir más combustible, y nos da menos tiempo de reacción ante un peligro. Por supuesto que en la ciudad manejar a alta velocidad podría resultar en un accidente que implique a un peatón.

Perder la atención

En la calle, vamos en moto, auto o caminando, hay que estar atentos. Confiarse de la situación puede llevar a perder la atención, y al conducir deberíamos anticipar nuestros movimientos en caso de maniobras ajenas peligrosas. Todos podemos equivocarnos, desde el conductor de la moto hasta el del coche.

 

¿Ustedes tienen alguno de estos malos hábitos?

Continuar Leyendo

Consejos

Cambiar la cadena de la moto, ¿cuándo y cómo?

Elementos importantes si lo hay, la cadena de la motocicleta es clave, y llegará un momento en que tendremos que cambiarla. Cuándo se hace, cómo, y qué es mejor, trataremos de responder todas esas dudas.

Publicado

el

Navegando en internet nos encontramos con un accidente que le costó al motociclista varios huesos quebrados. Según informaban, la cadena de la moto estaba en malas condiciones, y terminó por causar un grave incidente, que podría haberle costado la vida al conductor.

Con esas palabras no hacemos más que mostrarles la relevancia de llevar bien colocada la cadena, además de tener una que todavía esté en buenas condiciones. Reemplazar la cadena siempre depende del uso que le damos a la motocicleta, si la cuidamos o la tenemos así no más. Para ver como limpiar y engrasar de la mejor manera la cadena podés leer nuestros consejos haciendo click acá.

¿Cuándo?

Usualmente se debe cambiar entre los 35.000 o 40.000 kilómetros, pero hay quienes pueden llegar a los 50.000 km sin necesidad de hacerlo, así como otros tuvieron que realizar el intercambio a los 20.000. Esto, como ya dijimos, depende de los cuidados y del uso. Si cuidamos bien la cadena, limpiando y engrasando cada 1.000km (o menos), posiblemente extenderemos su vida útil. También vale aclarar que si andamos mucho por calle de tierra tendremos que hacerle revisión antes de tiempo.

Pero además de ensuciarse, la cadena se desgasta (algunos lo llaman “se estira”, aunque no está del todo bien dicho). Con el paso de los km tenemos que revisar la tensión de la cadena, hasta que llegue un momento en que se desgaste por completo. Lo notaremos principalmente en el piñón y la corona, lo que es un aviso de cambio del kit entero de transmisión. Al igual que estarán deformados los dientes de algunos eslabones, algo que veremos si subimos la moto a un caballete y hacemos girar (despacio) la rueda trasera. Como serán desiguales no podremos encontrar el punto justo de tensión, y solo quedará decirle adiós a la cadena.

El kit completo

Piñón, corona y cadena, el tridente de la transmisión tiene que cambiarse al mismo tiempo. Algunos solamente suplantan la cadena, pero lo ideal es hacerlo de a tres. Por supuesto que la medida dependerá del modelo, y lo mejor es seguir la configuración de serie (a menos que sepamos muy bien lo que estamos haciendo).

Si conocemos perfectamente sobre el tema, podremos optar por realizar algunos toques, como sacar algunos dientes o agregarlos, para mejorar las prestaciones. Pero es (mucho muy) importante que no lo hagamos si no tenemos el conocimiento, porque podemos terminar empeorando el rendimiento de la moto.

Por dar un ejemplo: un piñón más grande, o una corona más chica, hacen que la máquina tenga más velocidad, pero al motor le va a costar más en primera marcha (es como si elevásemos la velocidad de arranque un nivel). Mientras que un piñón chico o una corona grande harán el efecto contrario.

Medidas ideales

Para esto deberemos leer atentamente lo que el fabricante dice, prestando especial atención a dos medidas: “Paso” y “Ancho Interior”. Posiblemente haya otras cifras nombradas, pero esas dos son las importantes. En una catalogación estándar, en la cadena habrá tres números, el primero es el paso, los otros dos el ancho interior. Ejemplo: una cadena 530 tiene un paso de 5/8 de pulgada (15,88 mm entre ejes) y 3/8 de pulgada de anchura interior (9,52 mm).

Además el fabricante nos dará otros datos como: el tipo de cadena, normal, reforzada o súper reforzada; el tipo de retenes interiores, redondos o X; y el número de perforaciones (una de 120 se cuenta como 60 perforaciones interiores y 60 exteriores). Con este último dato sabremos la longitud exacta de la pieza, así no tendremos que sacar o poner eslabones al momento de colocarla.

¿Cómo cambiarla?

Este es el paso más importante, y bien podemos obviarlo si es que no nos animamos a realizarlo. Pero si queremos podemos cambiar la cadena nosotros, siempre y cuando seamos hábiles. Si no estamos seguros, se puede probar unos metros, y en caso de que esté mal siempre tenemos la posibilidad de llevarlo a un taller mecánico.

Si vamos a hacerlo, lo principal es que contemos con las herramientas necesarias para el montaje: rompe (o corta) cadena y remachadora, además del cincel del tamaño correspondiente. Se pueden conseguir en cualquier lugar especializado, y también por internet.

Subimos la moto a un caballete de forma que quede arriba el eje trasero, para que la rueda esté floja. Sacamos la tapa del piñón, pero no retiramos las piezas. Para romper la cadena vieja, tendremos el mayor de los cuidados, porque podemos dañar otros elementos. Además lo mejor es que nosotros usemos la protección adecuada, porque pueden saltar algunas chispas.

Retiramos los pernos, y mientras sacamos la cadena vieja, enlazamos el eslabón de la nueva. Cuando esté colocada, medimos el largo, y usamos el tensor, tiene que quedar algo floja. Si la compramos del mismo tamaño no tendremos problemas, si no habrá que cortar ¡sin dañar los demás eslabones!

Antes de armarlo, hay que lubricar bien (seguramente vendrá con un sobre de lubricante), vamos a unirlo desde atrás, poniendo los retenes exteriores y la placa exterior. Con la remachadora acercamos la placa hasta la posición correcta (sin hacer presión), deformamos los extremos de la cadena y los remachamos igual que el resto de los eslabones. Con la cadena ya cerrada, reemplazaremos el piñón y la corona, con una llave dinamométrica, respetando las recomendaciones del fabricante.

Continuar Leyendo

LAS MÁS LEIDAS