Seguinos en

Consejos

¿Por qué vibra nuestra moto?

Para que nuestra motocicleta funcione a la perfección tenemos que estar atentos a cualquier señal que no dé. Muchas veces sentimos vibraciones que no deberían ocurrir, descubrí por qué pasa y cómo solucionarlo.

Publicado

el

Siempre decimos lo mismo: si amamos nuestra moto debemos cuidarla. Por eso en esta ocasión vamos a intentar explicarte qué son esas vibraciones de más que sentimos cuando manejamos, y que no son normales. Por supuesto, hablamos de problemas específicos que tiene el vehículo, y que demandarán una revisión para solucionarlos.

Para saber por qué vibra tendremos que examinar la máquina por parte, para ir descartando posibilidades. Veremos cuáles son esas piezas en las que tendremos que poner el ojo, y cómo recomponemos el elemento para que termine la vibración.

Los neumáticos

Las ruedas pueden causarnos una vibración extra cuando superamos los 70 kilómetros por hora. La razón puede ser que la llanta esté desequilibrada; entonces la goma se desgasta de forma irregular, lo que causa una oscilación constante.

Por lo tanto que te tendremos que hacer, además de cambiar el neumático será equilibrar la rueda de manera correcta. Para esto lo mejor es llevar la moto a una revisión, para que en el taller logren encontrar el punto exacto y nuestra máquina deje de desgastar el neumático más en un lugar que en otro.

Los rodamientos

Pieza que también se encuentra en las ruedas, y que sirve para que los neumáticos giren correctamente. Como cualquier elemento, con el tiempo su vida útil terminará, lo que causará vibraciones indeseables en la moto.

¿Cómo solucionarlo? Levantamos la moto, doblamos la dirección al máximo, de modo que la horquilla quede sujetada hacia el lado que hayamos elegido. Si intentamos mover la rueda, y esta lo hace “libremente” (es decir, que no tenemos que forzarla mucho), quiere decir que los rodamientos no están en buenas condiciones y tendremos que sustituirlos.

Discos de freno

Es normal que cuando estas piezas se desgastan comienza a deformarse y provocan oscilaciones. Podremos notar que sucede eso porque los discos tienen rayas profundas, curvas anormales y pequeñas roturas. Para encontrar la solución tenemos dos opciones: arreglarlos si no están muy rotos, o directamente cambiarlos. La segunda elección es la más recomendable si queremos corregir el problema por un tiempo más extenso.

El chasis

Parte fundamental de la motocicleta, cuando el chasis está en mal estado las vibraciones serán excesivas. Para que podamos otra vez manejar con tranquilidad tendremos que arreglar de inmediato la pieza, y es recomendable llevársela a un experto si nosotros no lo somos.

Hacemos hincapié en llevar la moto a un taller, porque si los ajustes en el chasis están mal hechos las vibraciones van a ser mucho peores. No tiene que estar ni flojo, ni ajustado, si no en la medida perfecta para que el motor funcione y no provoque ningún temblor de más.

Estos son los posibles motivos por los que nuestra moto tiene vibraciones que no deberían ocurrir. Siempre que no tengas los conocimientos necesarios para solucionar estos problemas, lleva a tu querida máquina con un especialista que sabrá exactamente lo que arreglarle.

Continuar Leyendo
Advertisement Ad Banner 300 x 300
Click para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consejos

¿Por qué la moto se apaga mientras está en movimiento?

Cuando el motor de nuestra motocicleta se para solo, no es buena señal, y puede ser causado por varios motivos. Algunos son más frecuentes que otros, te comentamos cuáles.

Publicado

el

Por las dudas, si no se acuerdan lo que decimos siempre, lo repetimos: a la moto hay que cuidarla. Si estamos andando y nuestro vehículo se apaga, el abanico de motivos es grande. Aunque hay causantes que son más comunes que otros, por eso vamos a mencionarte los más frecuentes, para que los tengas en cuenta.

Problemas con la bobina

Son muchos los que sufrieron con las bobinas o los cables que la conectan, y quedaron varados en una ruta. La razón es que este elemento suele recalentarse, lo que lo daña con facilidad, además sus cables deben ser revisados con cierta frecuencia.

Tranquilos que la solución no es tan compleja, simplemente hay que ver los cables. A veces están mal conectados, o hay que reemplazarlo porque ya no sirve. Algunos con apretar un poco las conexiones arreglan este problema y vuelven a andar. Sin embargo, puede que se haya dañado a un nivel mayor y necesites llevar al taller.

Será el carburador

Después de la bobina, este dispositivo también suele causar fallas obvias en el motor del vehículo. Puede ser que esté sucio o mal ajustado, lo que hace que la motocicleta se paré. Porque al tener una mala carburación el combustible no se mezcla adecuadamente, el propulsor se ahoga y se apaga.

Simplemente hay que revisarlo, limpiarlo, y si es posible usar los líquidos especiales para esta tarea. Se pueden cambiar las piezas de ser necesario, o bien consultar con un mecánico amigo.

Sin batería

Si nunca te pasó es porque no tuviste moto… cuando la batería falla el motor dejará de funcionar. Puede ser que se haya descargado (lo más raro), o que su vida útil haya terminado (lo más probable). Lo ideal es llevarla a revisar, para saber si hay que cambiarla o no.

Otras piezas importantes

La pata de la motocicleta puede estar en mal estado, eso lo descubriremos al revisarlo. Si el caballete no está en condiciones fallará el embrague, y el motor dejará de responder. Así como la bujía, o bien su cable, pueden causar que se apague la moto. También el filtro de la combustible, que puede estar tapado o sucio, e impide que el compuesto llegue al propulsor.

Las fugas de combustible y el falso contacto de los cables, son otros motivos para que nuestra compañera se clave en el camino. Pero todos estos problemas pueden solucionarse, llevando una revisión nosotros mismos o bien llevándolo a un mecánico.

Continuar Leyendo

Consejos

Lo mejor es siempre usar guantes

Cuando andamos en moto tenemos que intentar llevar puesto todo el equipamiento necesario. Dentro de la indumentaria también hay que contar los guantes, los grandes olvidados.

Publicado

el

Son incontables las veces que dicen (y decimos) que si vas en moto tenés que llevar casco, que si llueve hay que ponerse el impermeable, y así. Uno de los elementos que no muchos tienen en cuenta a la hora de vestirse son los guantes, ¡y sí que son importantes!

Razones de más

Para prevenir golpes en la cabeza utilizamos el casco, para evitar raspones en los brazos chaqueta, para las piernas pantalón largo y para los pies botas o zapatillas especiales. Nuestras manos también están expuestas a lastimaduras graves, por eso debemos tener los guantes.

Pensemos que con las manos manejamos los controles de la moto, y además al caer serán de las primeras que tomen contacto con el suelo (o lo que sea), porque taparse con los brazos es un acto reflejo. En su simple golpe contra el asfalto podemos rasguñarnos y hasta sufrir un esguince o quebradura.

Para elegir los guantes de moto no basta con que se vean lindos, tienen que ser especiales para ese uso. No cualquier guante te va a brindar la protección necesaria, por eso es importante seleccionar uno de calidad y material específico.

Pueden ser de cuero, que son lo bastante resistentes, o también más deportivos, estos son los más recomendados. Suelen ser de fibra de carbono, y se consiguen impermeables, para protegerte de la lluvia, o más sofisticados, con tecnología Gore-tex.

Lo ideal sería comprar unos para verano y otros para invierno. Los preparados para el calor deben ser transpirables, y mejor con caña corta en la muñeca. Mientras que si queremos protegernos del frío nos conviene conseguir unos largos, que cubran más allá de la muñeca, y con materiales aislantes, aunque no muy gruesos porque perderemos movilidad.

¿No sabés cuál es tu talle? Para estar seguro de que medida comprar tus guantes, juntá los dedos, excluyendo el pulgar, tomá una cinta y medí el contorno de tus nudillos. Esa es la forma de saber más o menos el talle de guante, aunque lo mejor será probar diferentes marcas, ya que no todas se rigen igual.

Continuar Leyendo

Consejos

Cuidados para una moto 0 km

Una vez que compraste tu motocicleta vas a tener que comprometerte a cuidarla. Para que funcione como si la hubieses adquirido ayer, seguí los siguientes pasos.

Publicado

el

Tenemos una moto 0 km que acabamos de comprar, y lo primero que pensamos es en asentarla (para ver nuestras sugerencias hacé click acá). Pero una vez que hayamos completado esa primera etapa de nuestra compañera de dos ruedas, tendremos que tener en cuenta sus cuidados.

Hay muchas cosas que pueden afectar la máquina, como por ejemplo el frío, el sobrecalentamiento del motor, o alguna rotura común. Por más que sea recién estrenada, puede romperse si no tenemos los cuidados adecuados.

De verificaciones y limpiezas

Siempre debemos leer el manual que acompaña nuestra moto, por más que la mayoría de los modelos requiere el mismo cuidado, algunas marcas especifican cifras que son importantes saber.

Debemos estar atentos al nivel de aceite de nuestro vehículo, que podemos verificarlo en el medidor, o bien introduciendo la varilla que está unida al tapón del aceite. Casi siempre debemos hacerlo cada 5.000 o 10.000km, dependiendo de lo que diga el manual.

Los frenos son otro ítem, porque según nuestra forma de conducir se desgatarán más o menos. Hay ciertos síntomas de problemas de frenos de los que estaremos atentos por si se presentan. La revisión específica puede ser entre los 10.000 o 15.000 kilómetros, dependiendo del ejemplar. Así como llegará el momento de cambiar el líquido de frenos.

Mientras tanto, la batería de nuestro vehículo puede llegar a tener una vida útil de dos años, aproximadamente, si la cuidamos como corresponde. Es decir, la desenchufamos si no usamos la moto por un período largo, o nunca nos olvidamos las luces encendidas (ni la intermitente).

Por otro lado, hay elementos otros elementos puntuales a los que prestarles atención. Por ejemplo, es recomendable controlar las bujías entre los 6.000 y 12.000 kilómetros. También tenemos que verificar la lubricación de la horquilla, para que funcione adecuadamente, pero el control se puede hacer anualmente.

Si la transmisión de la moto es por cadena, esta tiene que estar apunto, tensada como dice el manual. Para limpiarla deberemos estar atentos y hacerlo con recaudo, si querés saber cómo hacé click acá. Además el carburador del motor es otro elemento a revisar, en 8 pasos podés limpiarlo adecuadamente.Otras piezas que necesitan un cuidado especial son los neumáticos, verificando se agrietaron, o se desgastaron mucho (lee más haciendo click acá).

Una vez que quieras limpiarla, debés hacerlo adecuadamente, cuidado cada parte con especial atención. Otra opción es que mandas tu querida máquina a un spa para motos, y que le hagan una revisión de todas sus piezas.

Continuar Leyendo

LAS MÁS LEIDAS