Seguinos en

Historias GDM

Una mujer en silla de ruedas modificó su moto para poder usarla

Una iraní tomó la decisión de crear su propio medio de transporte, considerando que en su país no tiene posibilidades de movilizarse de un lado a otro. Superando las dificultades puede disfrutar de un vehículo como cualquier otra persona.

Publicado

el

Una iraní tomó la decisión de crear su propio medio de transporte, considerando que en su país no tiene posibilidades de movilizarse de un lado a otro. Superando las dificultades puede disfrutar de un vehículo como cualquier otra persona.

Zahara Sedighi tiene 39 años, vive Mashhad, en el sureste de Irán, y cuando era una niña sufrió de polio. A efectos de dicha enfermedad, la mujer no pudo volver caminar. Vivió en su silla de ruedas, con los problemas que pueden suponer en un país que no está completamente acondicionado.

En una entrevista con Euronews, la iraní contó “No puedo usar autobús, no puedo encontrar un taxi. No hay otro medio de transporte para personas discapacitadas en la sociedad.” Explicando así su problemática, y porqué tomó la determinación.

537 Iran Mujer en silla 01

En su niñez sufrió al tener que ir al colegio en carretilla, ya que su familia no tenía otra opción para poder llevarla. Pero lejos de darse por vencida, Zahara en su adultez pensó en una solución para esto. Hace algunos años modificó una moto para poder tener un medio para movilizarse.

Con su vehículo especialmente hecho para ella, Zahara pudo trasladarse mejor a todos lados. Logró terminar la universidad y consiguió trabajo. Pero además de usar silla de rueda, su condición de mujer también resulta un problema para ella.

En Irán es difícil sacar una licencia de conducir no siendo hombre. A pesar de eso, ella maneja su moto, y espera paciente que le otorguen el permiso. Consiguió que un oficial intercediera en la Policía de Tráfico en su nombre, pero el jefe se negó a dárselo por ser mujer.

Zahara seguirá peleando, ya consiguió su vehículo, algo que para muchos otros en su misma condición es imposible. Su caso está apoyado por Masoume Ebtekar, vicepresidente de asuntos de la mujer y asuntos exteriores de Irán, que investiga la posibilidad de darle una licencia.

[post_view]

Continuar Leyendo
Advertisement Ad Banner 300 x 300
Click para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Historias GDM

Vídeo: esta es la gran diferencia entre un amateur y un piloto

Este tipo de cosas pasan cuando un piloto rueda en pista con otros motociclistas, que por más moto que tengan, no tienen la preparación de un profesional.

Publicado

el

Este tipo de cosas pasan cuando un piloto rueda en pista con otros motociclistas, que por más moto que tengan, no tienen la preparación de un profesional.

Seguramente más de una vez mediste tu velocidad con otro motociclista, sea amigo o no. Si pudiste ser parte de alguna clínica de motos, o de un SBK Track Day, tuviste la oportunidad de correr en un circuito. Pero si nunca rodaste a la par de un piloto, este vídeo te va a dar una gran enseñanza.

Es común que en las clínicas de manejo se separe a los conductores por la cilindrada de motocicleta, y algunas veces por las capacidades o velocidades de cada uno. En este vídeo vemos un caso muy particular, porque uno de esos motociclistas le pasa el trapo a los demás.

La grabación es un on-board desde una Yamaha YZF-R6, y podemos disfrutar la manera en la que va pasando a todos los demás, como si fueran conos en el asfalto. El encargado de ir a tanta velocidad es un joven piloto francés de 20 años, Corentin Perolari.

Para los que no lo conocen, este chico fue campeón de la Yamaha YZF-125R Cup en 2012, luego corrió en la Red Bull Rookies Cup, más tarde en FIM CEV, y en el Mundial de Resistencia; hasta llegó a participar de algunas carreras de Moto2. Este año estuvo presente en el Campeonato del Mundo de Supersport (que se corre junto al WolrdSBK), y seguirá corriendo en 2019.

Con ese curriculum es de esperarse que haga este tipo de cosas cuando el resto de los pilotos en pista son amateurs.


[post_view]

Continuar Leyendo

Historias GDM

Tres amigos y un increíble viaje de Argentina a Alaska

Un grupo de amigos logró cumplir el viaje de sus sueños donde unieron Argentina con Alaska en moto. La travesía duró tres meses y medio y estuvo llena de aventuras.

Publicado

el

El grupo era más grande pero solo tres llegaron hasta el final del viaje. Uno se volvió en avión, porque tenía compromisos, y los otros hicieron el regreso también sobre dos ruedas. Entre los tres que llegaron se encuentra Duilio Garanzini quien detalló la odisea en Cadena 3: “Atravesamos 14 países. Lo bueno es que no tenés un plan diario; se va haciendo sobre la marcha. Uno tiene una ruta predeterminada, pero se varía de acuerdo al recorrido, a la gente que vas conociendo”.

Y agregó: “Uno estudia mucho antes de salir, pero cuando lo hacés hay muchas cosas por conocer. Había días que teníamos 400 o 500 kilómetros, y otros que hacíamos 15 o 20, y paseábamos y conocíamos una ciudad o montaña. No teníamos un plan elaborado”.

Así mismo, precisó que para abaratar costos durmieron en algunas ocasiones en carpa.

viaje-amigos2

“Se necesitan ganas, determinación. El dinero es importante, pero son más importante las ganas de hacerlo. Se requiere poca preparación. Uno se va acostumbrando a hacer grandes distancias sin problemas”, afirmó.

viaje-amigos

Por último, Duilio relató el día de la llegada: “Para llegar a Alaska tardamos tres meses y medio, 112 o 113 días. El 113 tocamos por primera vez Alaska, en un pueblo muy chico. Después entramos a Canadá y en el día 116 entramos a la parte más grande del estado de Alaska”.

[post_view]

Continuar Leyendo

Historias GDM

Vídeo: Increíble salto de Bradley O’Neal en el desierto

Los trucos en motos son complicados y en medio de la arena pueden ser más complicados aún. Pero si le agregamos una duna gigante y un paracaídas, pocos se animarían.

Publicado

el

Los trucos en motos son complicados y en medio de la arena pueden ser más complicados aún. Pero si le agregamos una duna gigante y un paracaídas, pocos se animarían.

Debemos decir que esta no es la primera vez que Bradley O’Neal hace un truco increíble sobre su moto. Reconocido stuntman, en sus cuentas en las redes sociales podemos ver vídeos de todo tipo, y fotos geniales. Hace unos días subió su novísima proeza, otra vez reinventando el salto base.

Para quienes no saben qué es eso último pasamos a explicarse: El salto base tiene su origen en el paracaidismo, pero se ejecuta distinto. Porque se salta al vacío desde objetos fijos, y sin una velocidad inicial, para aterrizar usando paracaídas. Se realiza desde edificios, puentes, riscos, o demás.

Después de educar un poco, seguimos hablando del vídeo que traemos en esta nota. Su protagonista, Bradley O’Neal, es todo un experto, tanto en freestyle sobre ruedas como en salto base. Una vez más vuelve a unir las dos disciplinas, algo que lo transforma en un pionero de esta nueva “categoría”.

Ahora se animó a usar saltar desde una duna gigante con su motocicleta, para luego caer (y la máquina también) con un paracaídas. Aunque no todo fue color de rosa, ya que Bradley tuvo algunos problemas en el primer salto, y debió realizarlo luego con una moto prestada, como comentó en su cuenta de Instagram.

Si más que decirles, disfruten de la increíble experiencia de Bradley (pero no lo imiten)


[post_view]

Continuar Leyendo

LAS MÁS LEIDAS