Usá casco, no seas cabeza dura – Gente de Moto
Home Novedades Prevención Usá casco, no seas cabeza dura
Usá casco, no seas cabeza dura

Usá casco, no seas cabeza dura

563
0

Por diversas razones algunos no usan el casco cuando salen en moto. Te mostramos porqué es esencial llevar esa protección en la cabeza cada vez que salís, aunque sea solo por unas cuadras.

Si bien los últimos relevamientos oficiales sobre el uso del casco son de hace dos años atrás, el número de quienes no lo tienen en su cabeza es de aproximadamente un 15% en la ciudad de Buenos Aires, donde los controles son mayores. En otras partes de la Argentina es muy diferente, y es muy común ver personas sin ningún tipo de protección en la cabeza.

La razón principal del uso del casco es prevenir un golpe directo de la cabeza contra el asfalto (o cualquier cosa que pueda pegarte). Los porcentajes de mortalidad dan escalofríos, hay un 73% más de probabilidades de que no sobrevivas si no llevas tu casco puesto donde corresponde, porque tenerlo en el codo no es el lugar indicado. Además reducís las heridas graves en un enorme 85% siempre que lo uses.

casco-2017-02

Los riesgos del golpe

El cráneo no es tan duro como el piso y cuando ambos se chocan el que va a sufrir más vas a ser vos. Cuando viajás en moto no tenés ninguna otra protección para tu cabeza más que el casco, ya que no contás con la carrocería que puede tener un auto. En caso de accidente el golpe sería directo y las consecuencias mucho mayores.

Cuando se produce el impacto de la cabeza contra el suelo (o cualquier otro objeto) el cerebro golpea contra las paredes del cráneo, según la dirección del movimiento corporal, para después impulsarse en la dirección opuesta y volver a pegarse. En ese momento las lesiones que podés tener se pueden dividir entre abiertas o cerradas, obviamente dependiendo si tenés heridas abiertas o no. En cualquiera de los dos casos el cerebro podría sufrir un daño irreparable y hasta fatal.

La ayuda del casco

Nuestro principal objeto de protección servirá como una barrera, para absorber la energía de ese impacto. De esta manera, los golpes que podría tener dentro de nuestra cabeza el cerebro serían menores, ocasionando menos riesgo en el mismo.

La parte exterior, que es la más dura, dispersa la fuerza del choque en toda su superficie y protege la introducción de posibles objetos. Mientras que el interior absorbe el impacto, ya que está fabricado por un material específico para amortiguar los daños. La correa asegura el casco, evitando que este se suelte en caso de accidente.

Es importante elegir bien a nuestro compañero de viaje, tamaño, diseño, antigüedad, y otras características que te contamos en otra oportunidad.

etiquetas:

DEJAR COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *