Seguinos en

competición

Vídeo: carrera loca de motos Vespa en Indonesia

Este país del sudeste asiático tiene una larga relación con la marca italiana de scooters. De ella nacen cosas tan interesantes como esta loca carrera off-road.

Publicado

el

Este país del sudeste asiático tiene una larga relación con la marca italiana de scooters. De ella nacen cosas tan interesantes como esta loca carrera off-road.

En el mundo encontramos muchas situaciones insólitas, y las motos no quedan aparte. Nuestro trabajo es contarles a ustedes, fanáticos de las dos ruedas, todas esas noticias que parecen increíbles. Esta es una de ellas…

En Indonesia sucede algo muy parecido a lo que pasa en Pakistán, los scooters de la mítica fábrica italiana son objetos preciados. Aunque es diferente, en el país de medio oriente hay una especie de culto (que ya se las contamos, y puede leer haciendo click). Mientras que en la paradisiaca isla se vive con otros matices, por ejemplo con carreras en circuitos de tierra.

El festival para todos

Las Vespa son protagonistas de un evento que se celebra en Kediri, al este de la capital Yakarta, en Java, la isla principal de Indonesia. Además de música en vivo, y varios shows, los concurrentes esperan ansiosos el plato fuerte del día. La carrera que a nosotros nos parecería más adecuada para una cross, pero no tendría la misma gracia ni de cerca.

Este festival anual es abierto a todo público, así como cualquiera puede inscribirse para participar de la competencia. Aunque sí hay condiciones para poder entrar en la carrera. Primero el motor de la máquina debe ser un Vespa original; en cuanto al estilo y demás componentes de la moto, pueden variar pero siempre conservando la línea de diseño clásica italiana.

Así podemos disfrutar de la carrera más extrema de Vespa, reconocida con esa denominación en todo el mundo.

Mirala en vídeo:

[post_view]

Continuar Leyendo
Advertisement Ad Banner 300 x 300
Click para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

competición

Gianna Velarde: de luchar contra un cáncer a correr en moto en el Dakar

Nos encantan las historias de superación, por eso te contamos sobre la vida de la primera mujer peruana del Dakar. Gianna Velarde superó un cáncer en los ganglios, y nunca dejó su pasión por las motos.

Publicado

el

Nos encantan las historias de superación, por eso te contamos sobre la vida de la primera mujer peruana del Dakar. Gianna Velarde superó un cáncer en los ganglios, y nunca dejó su pasión por las motos.

Ella es Gianna Velarde, y en una entrevista con la Agencia de noticias Efe explicó como su amor por las dos ruedas la ayudó a superar uno de los momentos más difíciles de su vida. Soportó 16 quimioterapias y 32 radioterapias para eliminar un cáncer de ganglios, con su moto como salida para tantos problemas.

815 Gianna Velarde Dakar 01

La moto a mí me dio mucha fuerza, libertad e independencia. Descubrir todas esas cosas en esa etapa es probable que te vuelva una mujer muy poderosa en algunos años”, declaró Velarde. La piloto comenzó a andar en motocicleta a los 15 años, y desde ese momento no paró más.

Durante su grave enfermedad su máquina se volvió más importante “era mi válvula de escape, mi medio para yo sentirme fuerte y, sobre todo, para sentir que yo también era ganadora”. A lo que agregó “de repente vi que yo también podía trepar los mismos cerros que los hombres. Con el casco puesto, nadie sabía que yo era mujer. Era una más de la manada. Eso a mí me ayudó muchísimo”.

Para Gianna la moto significa mucho más que un pasatiempo es “un estilo de vida y una filosofía”. Y recuerda cuando su padre le enseño a andar sobre dos ruedas, nada menos que en las dunas al sur de Lima (Perú): “Estaba con mi peluca y el casco. Di vueltas y vueltas, me caí y salí toda enterrada en arena, pero salí feliz, y era algo que hacía muchísimo tiempo que no sentía en esa época”.

Esta “niña rebelde” de 24 años desafió a todos desde el principio, y ahora irá por el Rally Dakar 2019, con el objetivo de finalizar la competencia. Cuando se lo comunicó a sus padres ello no estuvieron de acuerdo (al igual que cuando empezó a manejar motos), pero ahora la apoyarán 100%. “El Dakar me ha unido muchísimo a mi familia. Para mí el Dakar es una oportunidad de enfrentarme a mis propios demonios e iniciar un nuevo capítulo en mi vida”. A lo que agregó “estoy muy segura de que la Gianna que termine este Dakar será muy diferente a la de hoy en día y eso me emociona mucho por todas las experiencias que voy a vivir”.

 

Resultado de imagen para Gianna Velarde

Su primer rally fue el Desafío del Inca apenas hace unos meses, en septiembre. Lo cuenta de esta forma: “Me pasó de todo. El primer día se me prendió fuego la moto en los tanques de atrás. Me quedé botada por el embrague y tuve que esperar a que se enfriase para poder continuar trepando las dunas. El segundo día me quedé sin gasolina en una parte de la ruta y el tercer día, a dos kilómetros de la meta, se fundió la batería.”

Pero a pesar de todo aclara: “No me sentí mal físicamente ni tampoco incapaz. Navegué bien y las veces que me perdí, luego recuperé el rumbo. Obviando las fallas mecánicas, puedo hacer un buen papel en el Dakar”. Además, según la joven “Nadie está preparado para correr un Dakar. Algunos han aprendido a navegar el mismo día de la partida. Hay mucha gente que se ha metido sin saber absolutamente nada, y yo he pensado que también lo puedo hacer”.

Finalizó asegurando que la diferencia que puede existir entre ella y cualquier piloto hombre, es que todavía le falta un poco más de fuerza para los trayectos más duros. Aun así confía plenamente en que puede hacer mejor. Gianna Velarde concluyó: “A mí no me gusta que me ayuden porque sé que puedo hacerlo sola, y en otras partes soy más rápida que ellos”.

[post_view]

 

Continuar Leyendo

competición

Versus de gigantes: Honda Goldwing o BMW K 1600 Grand America

Hay quien dice que viajar con una de estas touring premium por la ruta es como estar en el cielo. Pero alguna vez seguro se habrán preguntado cuál es mejor, si la alemana o la nipona.

Publicado

el

Hay quien dice que viajar con una de estas touring premium por la ruta es como estar en el cielo. Pero alguna vez seguro se habrán preguntado cuál es mejor, si la alemana o la nipona.

Enfrentar una moto a otra no siempre deja una ganadora, porque dentro de las comparaciones es difícil que una sea mejor en todo. En este caso veremos pro y contras de cada una; además de en qué puntos son más parecidas y en cuál más diferentes.

Honda Goldwing versus BMW K 1600 Grand America

Ambas son máquinas de gran porte, que pueden equiparse con los sistemas más actuales para complementar su mecánica, así como con piezas premium para lograr un nivel de comodidad máximo. Las dos tiene un peso en orden de marcha idéntico, de unos 750 kilos; la capacidad del tanque de gasolina es de 50 litros; un motor de seis cilindros en línea, 12 válvulas, de 4 tiempos y refrigeración líquida.

800 Honda Goldwing BMW K 1600 GA 02

Guardan similitudes también en su parte ciclo, tanto la Honda como BMW tienen chasis de aluminio, ambos doble viga, con basculantes monobrazos, transmisión por cardan, horquillas delanteras de buen recorrido. Mientras que en los frenos los discos son de igual tamaño, y se complementan con ABS. Distan en algunas cifras, por ejemplo la alemana tiene suspensiones un poco más grandes, y la nipona en la frenada se equipa con pinzas de más pistones.

800 Honda Goldwing BMW K 1600 GA 03

En cuanto a la electrónica, comparten varios apartados como distintos modos de conducción, control de velocidad de crucero, llave inteligente, cerraduras centralizadas de proximidad para contacto y maletas, asistente de arranque en pendiente, parabrisas regulables eléctricamente, sistema de audio con bluetooth, pantallas TFT en color, sistema de navegación con GPS, empuñaduras y asientos calefaccionados.

Mientras que en su tamaño varían, la Honda es más angosta, más larga, y con el asiento más bajo que la BMW, así como con unos kilitos de más. Pero ciertamente estas diferencias son mínimas a la hora de andar, donde sí podrá notarse es en la cilindrada, el régimen de revoluciones, el funcionamiento de la caja más algunos agregados electrónicos.

La Goldwing cuenta con un motor de 1.833 cc, que funciona con una potencia máxima de 124 cv y un torque de 170 Nm. Por otro lado la K 1600 GA se equipa con un propulsor de 1.649 cc, con 160 caballos de fuerza y un par máximo de 175 Nm. La japonesa tiene un mejor funcionamiento a bajas revoluciones, tanto en la potencia como en el par.

Otras diferencia técnicas son las velocidades de la caja de cambios, 6 para la BMW y 7 para la Honda. La alemana cuenta con un embrague multidisco bañado en aceite con antirrebote, y sistema semiautomático quickShifter. Mientras que la japonesa tiene cambio DCT de doble embrague de última generación; y puede optar por ser automático o manual.

800 Honda Goldwing BMW K 1600 GA

El funcionamiento de ambas

Como bien dijimos la Goldwing trabaja mejor en un régimen de bajas revoluciones, se muestra adecuada para conducirse en un ámbito más urbano, sin dejar de lado tampoco algunas carreteras más complicadas. Sus cuatro modos de conducción Tour, Sport, Econ y Rain, sirven para alterar el carácter y así poder ser eficaz en diversos escenarios. Su motor además es suave al andar, prácticamente sin vibraciones, y con un sonido que demuestra personalidad, en un volumen adecuado.

La electrónica, como el acelerador Throttle By Wire, o los 7 cambios en automáticos, ayudan al igual que la híper conectividad de su instrumental. Desde la pantalla TFT podremos acceder a toda la configuración de la máquina, además del navegador, y la información más precisa. Mientras que las suspensiones destacan por su fortaleza, la horquilla Hossack corrige las posibles curvaturas que puedan producirse en las barras. Esto mejora la fricción del deslizamiento, lo que la hace un 30% más suave.

Por otra parte la K 1600 Grand America tiene un motor más compacto, con un diseño como acostumbran los alemanes. Es el más ligero de los propulsores de más de 1000cc, y se nota en el comportamiento de la máquina. Llega al 70% del torque máximo se encuentra disponible a partir de los 1500 rpm, y alcanza velocidad sin ser abrupto.

800 Honda Goldwing BMW K 1600 GA 04

A lo que debemos sumar tres mapas de conducción como Road, Rain y Dynamic, más acelerador electrónico tipo ride by wire, y Dynamic Traction Control. Además de ABS Pro y suspensiones con regulación electrónica (Dynamic ESA), que se adaptan al peso de la máquina (con o sin maletas, y con una o dos personas).

En los números la BMW tiene 30cv más que la Honda, mientras que en la velocidad la Goldwing saca pecho con 187 km/h, y deja atrás a su competidora que llega a los 162 km/h. Pero la K 1600 GA gana en aceleración, pasando de 0 a 140 km/h en 6 segundos, 1,8 más rápido que la japonesa. Si vemos la autonomía la alemana marca 423 km y su contrincante 337 km. En uno de los puntos más importantes como es el consumo del motor, las dos se sitúan en el mismo rango unos 6.3 litros cada 100 km.

¿Cuál de las dos gana? Eso es cuestión de gustos, ya que las dos son prácticamente iguales, su comportamiento es parecido y sus comodidades son de lujo. Puede que la Honda Goldwing se apegué más al concepto tradicional de las turismo, pero la BMW K 1600 Grand América no deja de serlo tampoco.

Nosotros no vamos a elegir ninguna, porque las dos cumplen perfectamente con su función y están en lo más alto de su segmento. ¿Vos con cuál de las dos te quedarías?

[post_view]

Continuar Leyendo

competición

Terrible accidente por culpa de una gaviota

Los amantes del MotoGP sabrán que uno de los mayores peligros de Phillip Island son las gaviotas, sin importan que categoría este corriendo. Para los que no estaban al tanto de esto pueden ver este vídeo.

Publicado

el

Los amantes del MotoGP sabrán que uno de los mayores peligros de Phillip Island son las gaviotas, sin importan que categoría este corriendo. Para los que no estaban al tanto de esto pueden ver este vídeo.

Las aves en la pista de Australia parecen no darse cuenta del peligro que suponen las motos a casi 200 km/h. O bien podríamos decir que los motociclistas no tuvieron en cuenta a la fauna de Phillip Island cuando construyeron este circuito en la década del 50. Más allá de la perspectiva que tomemos, los accidentes con aves están a la orden del día.

En el Mundial de Motociclismo se vieron varios accidentes, algunos recordados. Por ejemplo en 2015, Andrea Iannone, cuando todavía era piloto de Ducati, que se llevó puesta una gaviota en plena carrera. Este año le tocó a Marco Bezzecchi, cuando chocó contra un ave durante los entrenamientos.

En este vídeo no son pilotos del mundial, pero van en dos máquinas bastante poderosas, y a más de 160 km/h. El que se ve conduce una Aprilia RSV4, mientras que quien graba va en una Yamaha M1.

En las imágenes se ven como dos aves vuelan bajo por el circuito. El de la máquina japonesa puede esquivar a la gaviota que pasa por el frente, pero el de la Aprilia no tiene tanta suerte. El motociclista choca, pierde el control y termina yéndose a un lado, justo por donde pasa el piloto con la cámara on board.

Por suerte para ambos, no sufrieron mayores lesiones, aunque la Yamaha si se vio afectada. Lamentablemente para la gaviota, pasar por enfrente de una moto que iba a más de 160 km/h le salió muy caro.

Te dejamos el vídeo con el terrible momento (y también para que veas el tamaño que tienen esos pájaros).


[post_view]

Continuar Leyendo

LAS MÁS LEIDAS