Yamaha XSR 900 Abarth, de sangre italiana – Gente de Moto
Home Especiales Yamaha XSR 900 Abarth, de sangre italiana
Yamaha XSR 900 Abarth, de sangre italiana
0

Yamaha XSR 900 Abarth, de sangre italiana

662
0

Esta Yamaha nace para rendir homenaje a la marca Abarth, se harán solamente 695 unidades que formarán parte de la gama Faster Sons de la firma nipona. Conocé los cambios estéticos y mecánicos de este genial modelo de XSR900.

La Yamaha XSR900 Abarth no es la primera, ni será la última, versión Café Racer, pero es de destacar el kit que se sumó al modelo para hacerlo un poco más vintage, extraño y más poderoso. Las diferencias con el estándar se notan por fuera y por dentro, los 695 afortunados que puedan acceder a una de ellas podrán disfrutar de su elegancia y sus excelentes prestaciones.

yamaha-xsr-900-abarth-06

La nueva pinta

El logo de Abarth es lo menos distintivo de la nueva criatura italo-japonesa, que se muestra casi como una moto totalmente diferente a la base. Su imagen, entre sport y elegante, la logra gracias a varios detalles que se suman. Prevalecen los colores gris y rojo, haciendo referencia directa a la mítica firma que supo vestir al Fiat 600 (o 500 como lo conocen ellos).

Todas las unidades contarán con una placa identificadora, hecha en aluminio y numerada del 1 al 695. Llevarán el logo de Abarth en tres lugares, el depósito, el guardabarros delantero y el colín; para reafirmar el completo homenaje.

El kit cuenta con la opción de colocar un manillar nuevo, totalmente diferente al original. Este manubrio tipo golondrina hará que la moto tenga un aspecto más deportivo, ya que será la clave para acomodar la postura de conducción sport. Además para tornarse completamente a ese estilo suma un carenado delantero y nueva parte trasera, con el colín y el guardabarros de fibra de carbono. La parte estética la cierran el asiento con tapizado distintivo y el genial escape de titanio de Akrapovic.

La parte mecánica

El motor sigue siendo el tricilíndrico de 850cc, con 115cv y 8Nm. Continua teniendo las mismas prestaciones que en la básica, brindando un andar dócil a bajas revoluciones y subiendo a lo bestial cuando se anda a fondo. Sumando puntos con un consumo que promedia los 5,5 litros cada 100km.

El chasis tipo diamante de aluminio ligero es el que encontramos en cualquier XSR, así como también las suspensiones y los frenos. Pero la versión Abarth cuenta con un nuevo control de tracción y un embrague antirrebote, que facilitan la conducción más deportiva que tiene.

etiquetas:

DEJAR COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *