Seguinos en

Especiales

Honda Motocompo: el pequeño gran fracaso de la marca del ala

En los 80, la fábrica japonesa presentó una moto plegable que solucionaría los problemas de movilidad urbana, pero que terminó como uno de sus grandes fracasos. Conocé su historia.

Publicado

el

Algún desprevenido puede pensar que los problemas de tráfico nacieron hace una década o poco más, pero la realidad nos dice otra cosa. Japón ha sufrido de embotellamientos desde antes de la década del 80, por eso en aquellos años ya se buscaban soluciones a la movilidad urbana.

Honda fue una de las tantas fábricas que se preocupó por llevar al mercado vehículos que faciliten el tránsito en las grandes ciudades. Después de años de desarrollo presentaron al público una moto de tamaño pequeño y plegable, que algunos podrían catalogar como “la madre de los monopatines eléctricos”.

La solución: Honda Motocompo

Honda no solamente creó este vehículo, también desarrolló un plan para que pueda venderse, ya que venía como compañero del Honda City, un auto chico pero útil para los usuarios. El gancho era que la Motocompo podía entrar perfectamente en el baúl de este coche, por lo tanto podían comprar juntos. La idea era que el usuario iría en auto hasta un punto, donde el vehículo quedaría estacionado. Allí el conductor sacaría su Motocompo para seguir su camino en la ciudad, para poder hacer frente al tráfico de la mejor manera.

 

La minimoto tenía apenas 1.19 metros de largo, 0.53 de ancho y 0.91 de alto; pero después de plegar el manillar, el asiento y los pedales el tamaño de la Motocompo cambiaba, su largo quedaba igual, el ancho quedaba de 0.24m y el alto de 0.54. Lo que sí, su peso era de 45 kilos, así que quizá no fuese tan fácil de sacar del baúl de un coche.

La Motocompo utilizaba un motor monocilíndrico 2T de 49 cc, con refrigeración por aire, funcionaba con embrague automático y arranque a patada. El propulsor generaba una potencia de 2.5 cv a 4000 revoluciones; la velocidad máxima era de 30 km/h. Tenía un tanque de combustible de 2.2 litros y según los datos oficiales el consumo era de 1.5 l cada 100 km.

Honda había pronosticado vender 8.000 unidades de City y 10.000 de Motocompo al mes. Lamentablemente, entre 1981 y 1983 la pequeña moto vendió 53.369 ejemplares, es decir menos de 1.500 en promedio mensual en tres años. Quizá la idea no era tan buena, o tal vez no era el momento de lanzar un vehículo así, pero lo cierto es que esta minimoto sentó un precedente.

Sin dudas, la posta de este vehículo la tomaron los monopatines eléctricos, que básicamente tienen una línea muy parecida. Sin embargo, hace unos diez años atrás Honda presentó un concept actualizado del modelo, con motor eléctrico, y en 2020 renovó la patente del nombre “Motocompacto”. ¿La Motocompo volverá al mercado?

Especiales

Gran cambio: Será obligatorio el CBS o ABS en las motos

El Ministerio de Transporte comunicó que a partir de 2024 los nuevos modelos de motos deberán incluir de fábrica CBS o ABS, según la cilindrada. Para 2025 serán todos los modelos que se vendan en el mercado.

Publicado

el

El Ministerio de Transporte, a través de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, dio a conocer el acuerdo firmado con la Secretaría de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial Externa, la Cámara Argentina de la Motocicleta (CAM), la Cámara de Fabricantes de Motovehículos (CAFAM) y la Cámara Industrial de la Motocicleta, Bicicleta, Rodados y Afines (CIMBRA).

  • En el mismo se detalla que “todas las motocicletas con motores desde 50 hasta 250 centímetros cúbicos y su equivalente eléctrico incluyan de fábrica el Sistema de Frenado Combinado (CBS), así como también las motos de más de 250 cc o su equivalente eléctrico tengan incorporado el Sistema de Antibloqueo de Freno (ABS), al menos en su rueda delantera”.
  • Según el texto la medida será escalonada: desde el 1 de enero de 2024 comenzará a regir solamente para los modelos nuevos; mientras que para el 1 de enero de 2025 deberán cumplirlo todos los modelos a la venta en el mercado argentino.

El Ministro de Transporte, Alexis Guerrera comentó: “Con vehículos más seguros, estamos dejando un aporte a futuro para la seguridad e integridad de las personas. Por eso desde el Ministerio de Transporte acompañamos estas iniciativas, porque queremos cuidar la vida de nuestros ciudadanos y ciudadanas. No tiene sentido que desde el Estado impongamos con leyes cosas que no se puedan aplicar en la práctica”.

En tanto, el director ejecutivo de la ANSV, Pablo Martínez Carignano declaró: Cuando decimos que queremos mejorar la seguridad vial de los argentinos, y particularmente de los motociclistas, nos referimos a tomar decisiones concretas como este acuerdo. Se trata de una medida inédita y muy importante porque significa que los usuarios de motos van a poder circular en vehículos más seguros. También demuestra que cuando hay compromiso de cuidar la vida de las personas se pueden lograr avances concretos”.

En el comunicado también se especifica que en nuestro país “los motociclistas representan casi la mitad de las víctimas fatales en siniestros viales (46%), y una de las múltiples causas es la dificultad de los conductores para detener la moto de manera rápida y sin perder el equilibrio”. Por tanto se estima que podría reducirse la siniestralidad con el uso de tecnologías en los frenos de las motocicletas.

¿Cómo funcionan los sistemas de freno avanzado CBS y ABS?

  • CBS (Freno Combinado): Los frenos combinados hacen que, aunque el conductor solo presione el freno de una rueda, se le envíe algo de potencia de frenado a la otra. De esa manera el frenado es más efectivo y es menor el riesgo de perder el equilibrio.
  • ABS (Sistema Antibloqueo): Este sistema sirve para impedir el bloqueo de la rueda en que está instalado, evitando derrapes al frenar. El dispositivo posee un sensor en la rueda que se conecta con un módulo de control que libera momentáneamente el freno si detecta que la velocidad de giro de la rueda se aproxima a cero. El ABS permite hacer esquives mientras se está frenando, reduciendo el riesgo de choque o caída.
Fuente: Argentina.gob.ar

Continuar Leyendo

Especiales

Más de 80.000 dólares por una Honda RC30 de 1990

Un ejemplar de la mítica máquina deportiva japonesa superó los pronósticos y se subastó por exactamente 65.250 libras esterlinas. Conocé más sobre esta moto que jamás se usó.

Publicado

el

La Honda RC30, también conocida como la VFR750R, es uno de los modelos más famosos de la marca japonesa. Se fabricó desde 1987 hasta 1990, en esos años se estima que se produjeron entre 3.000 y 5.000 unidades. En su mayoría las unidades eran utilizadas para competición, por tanto no hubo tantas en el mercado.

Con un escaso número de ejemplares vendiéndose entre los coleccionistas, es normal que uno de ellos pueda conseguir un precio alto, en este caso fue prácticamente un récord. Si bien una Honda RC30 se vendía en su momento por un costo elevado, esta subasta llegó a una cantidad inesperada. La unidad se subastó por más de 81.400 dólares, fueron exactamente 65.250 libras esterlinas, ya que se vendió en Gran Bretaña.

La historia de esta RC30

Podría parecer un precio excesivo para una motocicleta de los 90, pero esta unidad tiene una particularidad: siempre estuvo en manos de coleccionistas, por lo tanto jamás fue usada, ¡ni siquiera la prendieron! Es “0km”, solamente figuran 2 kilómetros en su marcador, pero porque la empujaron para moverla en diferentes exposiciones en las que participó.

Su primer dueño fue japonés, luego pasó a manos de un Italiano, más tarde la compró un británico. Ninguno de ellos la patentó, por lo tanto no tiene papeles para poder andar por las calles. Aunque claramente se conserva en su estado original y ha recibido el mantenimiento adecuado. El nuevo propietario de la Honda RC30 ha adquirido también todos los elementos con que venía originalmente, como un kit de herramientas, el manual de usuario, documentación que la acredita y un caballete.

Nosotros nos preguntamos ¿podrá funcionar? Y otra cuestión mucho más importante ¿No parece un pecado no haberla encendido nunca? 

Fuente: Rideapart.com

Continuar Leyendo

Especiales

Un casco subastado por ¡12.900 euros!

El 1 de mayo Bonhams cerró una subasta de casco históricos de diferentes pilotos del motociclismo mundial. Uno de ellos se vendió por un precio récord. Te contamos los detalles.

Publicado

el

En abril se organizó una subasta en la casa británica Bonhams con una numerosa colección de cascos de pilotos de motos. El 1 de mayo cerraron las ofertas, con una enorme diferencia entre el más caro y el más barato: uno 12.900 euros, el otro 22,5 euros. Por supuesto hubo muchos en el medio, aunque todos lejos del casco más caro del mundo.

Los cascos del Phil Morris Road Racing Museum

El Phil Morris Road Racing Museum puso a la venta su colección de 231 cascos firmados por diferentes pilotos de motos, más indumentaria variada (monos, guantes, botas, etc). Los nombres de muchos campeones del mundo figuran en la abultada lista del lote: Valentino Rossi, Giacomo Agostini, Marco Simoncelli, Jorge Lorenzo, Mick Doohan, Freddie Spencer, Wayne Gardner

Lo curioso es que el casco mejor vendido no fue el de Valentino Rossi, de hecho se subastaron dos que alcanzaron juntos un precio de 9.000 euros. Se pagaron 12.900 euros por el casco de otro piloto italiano, el tristemente recordado Marco Simoncelli. Otros nombres poco conocidos recaudaron mucho menos dinero, como el caso de Shaun Harris por el que apenas pagaron 22,5 euros.

Los 5 cascos más caros fueron:
  1. Marco Simoncelli (Dainese) – 12.900 euros
  2. Barry Sheene (Arai) – 9.900 euros
  3. Kenny Roberts (Bell) – 6.300 euros
  4. Valentino Rossi (AGV) – 5.800 euros
  5. Max Biaggi (Suomy) – 3.800 euros

¿Cuál es el casco más caro del mundo?

Puede parecer imposible, pero los 12.900 euros no le hacen ni cosquillas al precio que se pagó por el casco más caro de la historia. En 2014 se vendió un ejemplar único, denominado “Stop-Cancer”, de color rosa, con la firma de más de una decena de campeones del motociclismo mundial.

Un fanático de las motos tuvo la idea de subastar un casco exclusivo y recaudar dinero para combatir y concientizar sobre el cáncer de mamas. Logró conectarse con la AECC (Asociación Española contra el Cáncer) y con Riders For Health, organización de beneficencia de MotoGP.

El casco más caro del mundo

Primero se fabricó el casco rosa, simbólico color de la lucha contra el cáncer de mama, y luego empezaron a llenarlo de firmas: Giacomo Agostini, Angel Nieto, Valentino Rossi, Jorge Lorenzo, Marc Márquez, Dani Pedrosa, Wayne Rainey, Loris Capirossi, Àlex Crivillé, Wayne Gardner, Scott Russell, Randy Mamola, etc.

Se vendió por la cifra récord de 200.000 libras o 255.000 euros, siendo el casco más caro del mundo. Todavía conserva esa situación de privilegio; por detrás figuran los cascos de dos figuras de la Fórmula 1, Ayrton Senna (94.200 euros) y Sebastian Vettel (90.900 euros).

Continuar Leyendo
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250

LAS MÁS LEIDAS