Seguinos en

Especiales

Las cinco deportivas medianas más llamativas del 2019

A todos nos gustan las deportivas, sin importar el tamaño que tengan. Por eso les traemos una breve lista con las mejores cinco motocicletas de ese estilo, con motores de menos de 500 cc.

Publicado

el

Es cierto que cuando vemos las sport de gran cilindrada morimos de amor, pero como no cualquiera puede llevarlas, muchos se decantan por las hermanas menores. Sobre todo porque estas son (además de más económicas) una entrada a la gama, en la mayoría de los casos. Además estas “pequeñas” fueron hechas a semejanza de las mayores, con prestaciones para buscar los límites. Sin más, estas son las 5 más atractivas del mercado en 2019.

Honda CBR500R

La más actual de familia y última en salir a las calles, la 500 lleva todo el estilo de las clásicas deportivas de la gama del ala dorada. No solamente el espíritu está intacto, también sus líneas de diseño se muestran más agresivas que en el resto de sus hermanas.

Comparte motor con las CB500F y CB500X, un bicilíndrico en línea de 471 cc, que genera una potencia de 48 CV. Ideal para buscar diversión, gracias a la mejora que la hizo más potente y a sus 3 kilos menos de peso con respecto a la versión anterior. Además lleva sistemas eléctricos de nivel, como embrague anti rebote, y suma instrumental con pantalla LCD.

Kawasaki Ninja 400

La menor de las Ninja llegó a las calles con el título de campeona del mundo de Supersport 300 bajo el brazo, como para demostrar de entrada que es una de las mejores dentro del segmento. Por supuesto tiene todas las similitudes con respecto a sus hermanas mayores, tanto en diseño como en calidad y potencia.

Lleva un motor de dos cilindros de 399 cc, que puede desarrollar hasta 45 cv de potencia, siendo una de las más interesantes de esta lista. Suma agilidad gracias al chasis multitubular símil al de la H2, además de aportar en la suspensión delantera con una horquilla convencional de 41 mm, y en el mismo eje en la frenada con un disco semiflotante de 310 mm. No se puede dejar de mencionar el embrague anti rebote, que añade calidad, o la posición de conducción bastante cómoda y poco forzada.

KTM RC 390

La máquina de la firma austriaca es la más radical del segmento, con sus líneas afiladas y sus componentes de máxima calidad. Invita a una conducción agresiva, más deportiva, con la posición en que queda el motociclista por la altura de los semimanillares.

En su interior lleva el monocilíndrico de 373 cc, con acelerador electrónico, que deja el nivel de potencia en 43 cv. Ágil gracias al chasis multitubular naranja, que suma en funcionamiento con las suspensiones WP y los frenos con un único disco en cada eje.

Suzuki GSX250R

La más pequeña de este listado de deportivas, la GSX no pierde terreno, sobre todo por el comportamiento y la posición de manejo, que se refleja en una mayor facilidad de maniobra de la máquina. Ideal para el uso diario y de ciudad, sin perder la sangre radical.

Lleva el espíritu de la familia deportiva de Suzuki, y es perfecta para comenzar dentro del segmento. Con un motor bicilíndrico de suave andar, de 248 cc, que genera unos “módicos” 25 cv de potencia, que completa con suspensiones KYB. Otro de los puntos a favor para este modelo es el consumo del propulsor, que se fija en unos 3 litros cada 100 km.

Yamaha YZF-R3

Actualizado especialmente para el mercado 2019, con la estética directamente heredada de la YZR-M1 de MotoGP. La R3 de Yamaha es una pura deportiva con diseño más estilizado y aerodinámico, no tan lineal, que le da su sello propio dentro del segmento.

Con un propulsor de 321 cc de dos cilindros, bastante ligero, que genera un potencia de 42 cv. Puede aprovecharse y exprimirse perfectamente con el uso diario si se quiere, así como es ideal para la diversión. Se completa con la parte ciclo, un chasis tubular de acero, con suspensiones KYB, como la horquilla invertida de 37 mm y el monocross detrás.

¿Cuál te comprarías?

Especiales

Más de 50 plagios a Vespa en solo dos años

Se dieron de baja dos modelos que copiaron los diseños de la Vespa Primavera. Grupo Piaggio afirma que suman más de 50 plagios solamente en los últimos dos años.

Publicado

el

Sin duda alguna los scooter han sido sinónimo de Vespa durante muchos años. Y por ello el clásico ejemplar italiano fue copia a lo largo del tiempo una infinidad de veces. Por supuesto, tomarlos de inspiración para fabricar un producto es una cosa y plagiar completamente los diseños es otra.

Esta semana el Grupo Piaggio informó que ganó dos procesos contra unos diseños que copiaron a la Vespa Primavera. Se conoció el dictamen de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO), después de que la empresa elevará su queja por unos ejemplares de los fabricantes Dayi Motor y Motolux.

Los modelos en cuestión fueron presentados durante el último Salón de Milán, el EICMA 2019, donde debieron ser retirados después de un reclamo de Piaggio. Los scooter pertenecían a Dayi Motor, una marca de origen, y Motolux, una firma que se comercializa en Turquía.

Luego de ese pequeño escándalo en el EICMA del año pasado, el representante de la marca Vespa realizó la denuncia pertinente. La EUIPO les dio la razón, después de comprobar que el registro de estos modelos no distaba del diseño patentado de la Vespa Primavera. Es decir, no solamente tenían un parecido, si no que a nivel estructural era un verdadero plagio, tanto las formas como el armazón, el manillar, y la barra de dirección.

Este tipo de procesos ya resulta de costumbre en el Grupo Piaggio, ya que la Vespa es tan legendaria que los plagios abundan. El modelo, creado hace más de 70 años, lleva 50 denuncias aceptadas en la EUIPO solamente en últimos dos años…

Continuar Leyendo

Especiales

La nueva moto de 007: Triumph Scrambler 1200 Bond Edition

La marca británica se puso de nuevo al servicio de la industria cinematográfica y lanzó el exclusivo modelo inspirado en “No Time to Die”, la película de James Bond. Conoce los detalles de este ejemplar del que se venderán 250 unidades.

Publicado

el

Triumph es una fábrica que ha estado relacionada con el mundo del cine desde siempre, y por supuesto que no podía faltar en la última película de 007. En base a la motocicleta usada por el agente secreto británico en el film, la marca lanzó la exclusiva Triumph Scrambler 1200 Bond Edition. Tan excepcional que solamente se produjeron 250 unidades, a un precio de 19.500 euros cada ejemplar.

Los 19.500 euros pueden parecer mucho, son 4.000 más que la versión XE de la Scrambler inglesa. Pero si pensaban ahorrar para comprarla vamos a tener que avisarles que no serán posibles; ya que las 250 unidades planeadas fueron vendidas. Igualmente podemos ver en detalles la exclusiva versión especial de 007.

“Toques” que hacen la diferencia

La compañera de James Bond conserva la base de la Scrambler, y por supuesto su motor; un bicilíndrico en paralelo calado a 270º, de 1.200 cc, de 8 válvulas, SOHC, con refrigeración líquida. El propulsor tiene mismas prestaciones, es decir, una potencia de 90cv a 7.400rpm, y un par máximo 110 Nm a 3.950 rpm. Funciona con inyección electrónica, embrague multidisco bañado en aceite asistido, transmisión final por cadena y caja de seis velocidades.

En la parte ciclo mantiene el chasis de cuna, y las suspensiones de la versión XE, una horquilla invertida Showa y un doble amortiguador Öhlins, ambos ajustables. En la frenada lleva la firma de Brembo, equipándose igual que la edición XE, e incluye sistema de ABS en curva.

En cuanto a la electrónica, además de contar con el asistente de frenado, lleva acelerador electrónico, embrague anti-rebote, y todo el paquete de la XE. Se añaden detalles como la pantalla digital, y la iluminación LED con faros antiniebla. Además se destaca el escape de acero inoxidable con la salida de fibra de carbono y terminado con el silenciador, firmado por Arrow.

La estética se compone por el color predominante negro, Sapphire Black, con detalles y en número 007 en varios lugares, por ejemplo en el escape o al prender la pantalla del instrumental. Además cada unidad está numerada y trae una mochila exclusiva de la marca británica, así como un certificado firmado por Nick Bloor, presidente ejecutivo de Triumph Motorcycles.

Triumph Scrambler 1200 Bond Edition – Ficha Técnica

Continuar Leyendo

Especiales

Unas gemelas alemanas reinventadas en California

Dos BMW R100 llegaron al taller de customizaciones Upcycle Motor Garage, y su líder, Johnny Nguyen, quiso cumplir su sueño de crear dos café-racer con base en ese modelo.

Publicado

el

Upcycle Motor Garage es un taller unipersonal que funciona en California, EEUU, propiedad de Johnny Nguyen; un amante de los motores, que trabaja desde los 12 años como mecánico. Su casa de personalizaciones abrió hace tres años, y ya le ha dado muchas alegrías a su dueño. Pudo cumplir su sueño de construir una café-racer usando de base una BMW R100, y encima por partida doble.

La historia de las gemelas que no son idénticas

“Se convirtió en mi misión hacer que se vean iguales, pero diferentes”, contó Nguyen en una entrevista con Bike Exif. Fue así como comenzó su trabajo sobre estas dos unidades, que llegaron a su taller de casualidad al mismo tiempo. Los ejemplares de base fueron una R100RT modelo 1988 (ahora la color verde) y una R100RS de 1982 (la ahora gris plata).

A simple vista estas dos cafés se ven idénticas, pero en realidad tienen pequeños detalles que las hacen distintas, no solamente por el color elegido para pintarlas. Aunque por supuesto comparten el motor bóxer de 980cc, que funciona con caja de cinco velocidades y genera unos 70 cv de potencia. El propulsor se vuelve protagonista en ambas máquina, se ha revisado y se le colocaron cubiertas de aluminio.

Una de las principales diferencias entre las motos es el sistema de escape de acero inoxidable. En la gris lleva un 2-1 que va por la derecha de la máquina; mientras que la verde se equipa con un silenciador Akrapovic, que aparece debajo del colín. En la parte ciclo ambas recibieron un chasis nuevo, y en cuanto las suspensiones también sufrieron modificaciones. La RT lleva un nuevo amortiguador trasero Öhlins y la horquilla de una Kawasaki ZX-6R; de esta máquina también recibió la rueda delantera así como piezas de los frenos. Mientras que a la RS se le colocó un monoshock, en lugar de la doble amortiguación que tenía la original, y en la delantera la suspensión heredada de una Suzuki GSX-R1000.

Estas dos BMW modificadas recibieron el carenado de unas R90S de AirTech Streamlining, para darles el toque más vintage a las café-racers. En ambos casos, el customizador hizo los cambios necesarios para que se acoplen a las unidades, además de añadir el frente de PVC y fibra de vidrio con la pequeña luz.

En tanto, Motogadget fue la encargada de proveer los elementos eléctricos, más algunos de Motone; todos ellos controlados por un Motogadget m.unit blue. Por último Johnny se encargó elegir los tonos de ambas máquinas, y los tapizados de los asientos para combinar. En el caso de la RS se eligió una tela de gamuza para el acolchonado asiento; mientras que la RT heredó el cuero de un auto BMW.

Fuente: Bikeexif.com

Continuar Leyendo
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250

LAS MÁS LEIDAS