Conéctate con nosotros

Prevención

Los 7 sistemas de seguridad de la moto que pueden salvarte la vida

Con el paso de los años y de las actualizaciones tecnológicas, las motocicletas han incorporado variados dispositivos que mejoran la interacción del usuario. Aunque varios podrían decir que no sirven, esos sistemas son de gran ayuda y pueden incluso salvar la vida de quien maneja.

Publicado

el

Con el paso de los años y de las actualizaciones tecnológicas, las motocicletas han incorporado variados dispositivos que mejoran la interacción del usuario. Aunque varios podrían decir que no sirven, esos sistemas son de gran ayuda y pueden incluso salvar la vida de quien maneja.

Si bien no están presentes en todos los modelos, obviamente porque han sido introducidos con el paso del tiempo. El ABS, el control de presión de neumáticos, los ajustes electrónicos, y demás, pueden hacer la vida de un motociclista mucho más fácil.

Sobre todo, porque brindan tranquilidad a la hora de enfrentarse a situaciones imprevistas. Se puede dividir estos sistemas según el tipo de seguridad que dan, si es activa o pasiva. Los del primer grupo son los que se activan para evitar accidentes, mientras que los del segundo son los que minimizan los daños durante el accidente (principalmente hablamos de indumentaria como casco, guantes o campera).

483 7 sistemas de seguridad 01

Estos son los 7 dispositivos de seguridad activa que nos protegen:

  1. El ABS

El sistema de antibloqueo de frenos es quizás el más conocido, más desde que se volvió obligatorio en el continente europeo. Trabaja obviamente durante la frenada, para evitar caídas, detectando si una rueda se bloquea. Al liberar presión, permite que la moto sea más fácil de controlar, además de optimizar la frenada en superficies deslizantes.

La última versión del ABS controla en paso por curva, mediante sensores que captan el giro, la inclinación, la aceleración y más. Funciona regulando la presión que hace el conductor sobre la maneta, para que la frenada se haga más progresiva y la vez equilibrada. De esta forma la moto no perderá adherencia.

  1. El CBS

El sistema combinado de frenos tiene un trabajo sencillo, si se utiliza uno de los frenos, automáticamente activa el otro, haciendo que la detención sea óptima. Reparte la presión entre los ejes de la moto, para que se equilibre el peso de la máquina y no se sobrecargue un solo lado.

Normalmente el CBS está presente en el freno del tren delantero, para que se active cuando se usa el trasero. Pero en los más actualizados el funcionamiento es completo, siendo bidireccional.

  1. El control de presión de neumáticos

El dispositivo sirve para conocer la presión ideal de las gomas, siendo esto un factor determinante de un posible accidente mientras conducimos. Comúnmente es una pequeña luz LED que se activa o cambia de color de acuerdo al nivel que tiene el neumático. Aunque los más actualizados funcionan de forma remota, mediante sensores que transmiten a la pantalla la información. De esta forma podremos estar seguros que no tenemos exceso de presión en los neumáticos, ni tampoco por debajo del mínimo aceptado.

  1. El control de estabilidad

Este dispositivo trabaja con sensores que miden el ángulo de inclinación de la motocicleta. De manera electrónica hace que se ajusten la frenada y la aceleración a la conducción del momento. Así el agarre es mejor y las dos ruedas mantienen una estabilidad más eficaz, evitando accidentes. Es un sistema que se inventó para los automóviles y se modificó para ser utilizado en las motos.

  1. Control dinámico de tracción

El control de tracción es uno de los sistemas que más evolucionó desde que empezó a implementarse. En su más actualizada versión funciona con sensores que acumulan información de toda la máquina. Además se complementa con los demás dispositivos, usando el ABS para analizar la frenada, por ejemplo.

Puede actuar sobre el encendido, la inyección, la aceleración, o cualquier potencia que se entregue. De manera tal que podamos controlar cualquier tipo de situación si este dispositivo que trabaja con la tracción está en funcionamiento, sobre todo en las ocasiones en que el contexto de conducción no es el ideal.

  1. Ajuste electrónico de la suspensión

Gracias a este sistema automático todos los cambios en las suspensiones son realizados electrónicamente. Se puede programar en los modos de conducción, o hasta se configuran solos, mediante la centralita según cómo manejamos, adaptando a cada momento la máquina.

Las regulaciones que se hacen son tres: la compresión, para la actuación del amortiguador al comprimirse, la extensión, cuando el amortiguador se extiende, y la precargar del muelle, para ajustar la dureza. Estos puntos en motos anteriores se hacen manualmente, pero en los modelos más nuevos y mejor equipados lo hace automáticamente, sin necesidad que lo hagamos nosotros.

  1. Iluminación dinámica

El más nuevo sistema se aplica en la luminaria de nuestra, haciendo que seamos más visibles, lo que aumenta nuestra seguridad. Aunque parezca poco importante, gracias a esto las luces LED de la moto cambian, por ejemplo, según la inclinación, se ilumina el interior de la curva para ver mejor cuando giramos.

[post_view]

Seguir leyendo
Haz clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250