Seguinos en

Leyendas

BMW GS: la historia de la maxi-trail moderna

A principios de la década del 80 la firma bávara le mostró al mundo que el público necesitaba una motocicleta que acompañará al aventurero en cualquier terreno y situación. Así nació el concepto de la familia GS, que aún hoy le da satisfacciones a BMW.

Publicado

el

A principios de la década del 80 la firma bávara le mostró al mundo que el público necesitaba una motocicleta que acompañará al aventurero en cualquier terreno y situación. Así nació el concepto de la familia GS, que aún hoy le da satisfacciones a BMW.

Las fábricas japonesas brillaban en sus años dorados, dejando el renombre de las marcas europeas por el piso. Pero hacia finales de los 70, los alemanes comenzaron a entender en que cuerpo debían meter su poco prometedor motor bóxer, que terminó por ser una verdadera maravilla.

598 BMW GS 03

Los germanos comprendieron que los motociclistas necesitaban un modelo grande y fuerte, para hacerle frente a cualquier adversidad. Hacía falta una máquina funcional para terrenos difíciles, pero también para carretera, que tenga un porte potente. Es así que iniciaron con su concepto “Gelände/Straße” (off road y on road), abreviado como G/S, perdiendo luego la barra para ser sencillamente GS.

La BMW R 80 G/S

Hoy se conoce a ese modelo como la madre de la trail moderna, ya que con su nacimiento, en 1980, cambió el paradigma. Era una robusta moto, bastante más grande que sus competidoras, con un motor bicilíndrico del que algunos desconfiaban. Terminó por ser la enduro más dura fabricada en serie de la casa alemana, y elegida por muchos a nivel deportivo. De hecho ganó la máxima prueba del off-road, el Rally Paris-Dakar, dándole a BMW la satisfacción de quedar en la historia de tamaña competencia.

598 BMW GS 02

En las calles la R 80 G/S se comportaba de maravilla, siendo aprobada por la prensa especializada. Gracias a la postura de conducción que se conseguía con su diseño, sumado al ancho manillar, se  aprovechar al máximo su potencial, dando facilidad en las curvas, y mayor maniobrabilidad.

Su corazón era un bicilíndrico bóxer, refrigerado por aire, “Airheads”, que con el paso de los años se convertiría en “Oilheads”, es decir, refrigerado por aceite. Aquellos primeros motores eran sencillos, pero sobre todo resistentes. Además de potentes, con una cilindrada de 797 cc, lograba 50 caballos de fuerza y una velocidad de 168 km/h. Estaba dentro del chasis basado en la R65, que se completaba con cardan en la transmisión trasera y monolever en la suspensión de atrás. También fue el primer modelo en equiparse con encendido electrónico.

El crecimiento de la gama

La R 80 G/S picó en punta en el mercado, como símbolo de libertad y aventura para los motociclistas. Para 1987 BMW le mostró al mundo la nueva actualización de la máquina, despidiéndose de la barra en el nombre, pero además sumando a la R 65 GS y a la famosa R 100 GS. Siendo esta última la mejor recibida por el público, y por el mundo deportivo.

598 BMW GS 01

Luego la familia se fue ampliando cada vez, una vez entrados en la década del 90. Con, por ejemplo, la F650 GS, que manejaba el mismo concepto. Más tarde las R 850 GS y R 1100 GS, que crecería a 1150 y 1200. Siendo una de la gama más importantes de la compañía germana.

Desde aquella moto de 1980 hasta las modernas GS de la actualidad, BMW contabiliza mucho más de 500.000 unidades vendidas en todo el mundo. Siendo la R 1200 GS lanzada en 2004 la más popular de toda la marca alemana.

[post_view]

Continuar Leyendo
Advertisement Ad Banner 300 x 300
Click para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leyendas

Honda XRV 750 África Twin (1989): la reina del desierto

La fábrica del ala la concibió para recorrer los adversos caminos del mítico Rally Paris-Dakar, para luego llevarla a la comercialización.

Publicado

el

La primera generación en el mercado de la África Twin nació en 1988, con un motor de 650cc, que pronto subió al más reconocido 750cc. Para hacerla se basaron en la máquina que ya llevaba dos años compitiendo (y ganando) en el rally más peligroso de todos, ese que en su momento tenía su clásico recorrido, desde Paris hasta Dakar. El éxito del modelo fue tal que siguió fabricándose hasta 2003, aunque su última actualización fue en 1996.

Las perfectas características

Desde el principio la moto siempre se mostró potente, ágil, robusta, y sobre todo resistente, como buena trail de gran porte. El diseño meticuloso y las prestaciones excelentes la convirtieron en la más deseada por los aventureros amantes de las dos ruedas. Al mostrar buen grado de confiabilidad era adquirida para largo viajes, porque además contaba con un asiento cómodo y con una posición de manejo que también mostraba confort.

La fiabilidad de su motor es uno de los puntos más fuertes, un bicilíndrico de cuatro tiempos, refrigeración líquida, caja de cinco marchas, y transmisión por cadena. El propulsor era heredado de la Transalp XLV 600, que luego fue mejorado en rendimiento. En la versión de 750cc de 1989 contaba con 52cv de potencia (luego a 60cv) y 62Nm de torque, funcionando a revoluciones medias bajas. El peso aproximado es de poco más de 200 kilos, ya que fue cambiando año tras año.

Las suspensiones, frenos y llantas de 21 pulgadas, ayudaban a la estabilidad, ya sea en campo o arena. Así se posicionó como una de las maxitrail con mejor maniobrabilidad, a pesar del tamaño. Esa confianza hacía que se pudiese llegar a rodar a 150km por hora sin problemas, aunque normalmente se llevaba a menos velocidad.

Los cambios en tiempo

En su primera camada esta Honda ya demostró ser de lo mejor, por eso sus actualizaciones nunca fueron muy significativas. De hecho lo más drástico fue subir la cilindrada, con ese motor de 750 se aprovechó para mejorar la frenada (colocando doble disco), se diseñó otro frontal, y las líneas se modificaron para lograr mayor protección, además de revisarse la parte ciclo. Para 1993 tuvo retoques en el bastidor y en la caja del filtro sobre el depósito. Luego en 1996 cambió un poco en cuanto a la estética, pero solamente en algunos detalles.

honda-xrv-750-650-africa-ywin-02

Esas pocas variaciones a lo largo del tiempo no perjudicaron al modelo, como podría suponerse. Ya que desde sus comienzos lo más valioso que tuvo fue la durabilidad de sus componentes y sus desempeñó al andar. Honda siempre pudo mantener la vara alta, así que las prestaciones y el éxito de la África Twin nunca cayeron, siendo una de las motos más vendidas. Es sin dudas casi como una leyenda del desierto, que donde nació.

 

Continuar Leyendo

Leyendas

Honda Super Cub: el ícono cumple 60 años

En 1958 se presentó en Japón el modelo de dos ruedas que cambiaría la historia de la industria para siempre. La más vendida, la más imitada, la más importante, esa es la Honda Super Cub.

Publicado

el

En 1958 se presentó en Japón el modelo de dos ruedas que cambiaría la historia de la industria para siempre. La más vendida, la más imitada, la más importante, esa es la Honda Super Cub.

La empresa del ala planeaba pisar fuerte en su mercado local, y en el plano internacional. Así fue que Soichiro Honda y Takeo Fujisawa, recorrieron Europa buscando información, además de inspiración para crear un modelo que satisfaga las necesidades del público. El proyecto debía apuntar a una máquina sencilla, tanto para manejar como para reparar, pequeña de tamaño, y sobre todo de bajo costo.

651 Honda Super Cub 02

Era 1956, y el joven Fujisawa le dijo a su socio “Si diseñás una moto pequeña, de 50 cc, con una cubierta que tape el motor y los cables, puedo venderla.” Agregando, para terminar de convencerlo “No sé cuántos restaurantes hay en Japón que sirvan fideos pero seguro que todos querrán una para sus entregas a domicilio.” El reto fue tomado por Soichiro, que después de dos años ya era una realidad y tenía nombre, la Honda Super Cub (justamente Cub significa “Cheap Urban Bike» o “motocicleta urbana económica”).

60 años y más de 100 millones de unidades

El 1 de agosto de 1958 se presentó para el mercado nipón este scooter, que pronto se convertiría en un boom. Rápidamente pisó suelo europeo y americano, buscando conquistar territorios, que por supuesto se rindieron a sus pies. Aquella primera Super Cub tenía un motor de 49 cc, OHV (árbol de levas a la cabeza), de cuatro tiempos, con 3 cambios con embrague centrífugo. Las tapas laterales, que guardaban las herramientas y batería, eran de metal, como todo el resto de la carrocería.

Dos años después, en abril de 1960, se renueva, de la C-100 pasa a la C-102, además de sumar, en octubre de ese año, la C-110 sports. Para ese momento el modelo ya superaba las 30.000 unidades mensuales, batiendo récords de venta en todo el mundo.

651 Honda Super Cub 01 (1)

Su mayor publicidad era ella misma, la sencillez de su mecánica, y su estilo simple pero atractivo. Se convirtió en un ícono asiático, pero la adoración traspasaba fronteras. En EEUU era conocida como Honda 50 (luego Passport C70 y C90), porque Super Cub era el nombre de una avioneta. Pronto sería famosa por ser la “Little Honda”, luego de ser protagonista de la canción homónima hecha por los Beach Boys.

En la industria se la compara con el Ford Model T, el Beetle de Volkswagen o Jeep, por el quiebre que significó, siendo uno de los íconos del siglo XX. Hasta fue la primera figura 3D en ser patentada en Japón, en 2014, algo inédito en todo el mundo.

El éxito de la Super Cub puede resumirse en las 100 millones de unidades vendidas que logró en octubre del año pasado. Aunque se podría decir que sus claves fueron, son y serán: Precio y Sencillez. Lo que da como resultado una producción en 15 plantas, más una comercialización en 160 países. Es el símbolo de Honda, que siempre tuvo como objetivo brindar movilidad a la mayor cantidad de público posible.

Según Takahiro Hachigo, Presidente y CEO de la empresa, la Honda Super Cub “personifica la pasión que siente Honda por proporcionar a todo el mundo un producto que pone al cliente en primer lugar”. Por ello en el 60 aniversario del modelo se presentaron nuevas actualizaciones que se enfocan en nuevos públicos, siendo el mejor ejemplo su motor eléctrico, sumándose así a la tendencia a nivel global de la industria.

[post_view]

Continuar Leyendo

Leyendas

Opel Raketen Motorrad: el cohete de dos ruedas

Desde el principio siempre se buscó la velocidad, y este ejemplar único en su tipo es la viva muestra de eso. La Opel Raketen Motorrad de 1928 era “la moto-cohete” literalmente.

Publicado

el

Desde el principio siempre se buscó la velocidad, y este ejemplar único en su tipo es la viva muestra de eso. La Opel Raketen Motorrad de 1928 era “la moto-cohete” literalmente.

En el inicio del siglo XX, una de las firmas más reconocidas de la industria motor era Opel, que fabricaba tanto autos como motos. Su serie en dos ruedas va desde 1901 a 1930, donde produjo en serie gran cantidad de máq uinas, pero una de ellas pasaría a la historia. La Opel Raketen Motorrad, basada en la Opel Motoclub 500, pero pensada especialmente para batir récords de velocidad. En aquellos tiempos, las más rápidas eran también las más prestigiosas, entonces este tipo de prácticas eran muy comunes.

614 Moto Cohete 04

El diseño particular

La Opel Motoclub 500 se presentó en el Salón del Automóvil de Berlín en 1928, y se la bautizó como “el pájaro rojo-plateado”. Es que a golpe de vista resaltaban sus colores, el acero en plata y los detalles rojizos de las piezas. Pero no solamente la combinación de tonos tan particular hacía de esta moto un modelo especial.

El motor tuvo dos versiones, ambas de 496cc, la Tour, de 16 cv y con una velocidad de 105 km/h, y la Supersport, de 22 cv y 120 km/h como máxima. Vale aclarar que para fines de la década del 20 estos números deslumbraban. Mientras que su bastidor representó una gran innovación, hecho en acero, pero no soldado como era lo normal en la época, si no conformado con lámina, plegado y remachado, para ahorrar tiempo de trabajo. Por esta técnica se reducía de 15 horas a 4, el tiempo de fabricación, bajando también los costos. Además el peso total gracias a esto llegaba a los 135 kilos.

614 Moto Cohete 06

La edición más especial

Fritz Von Opel vio en la Motoclub 500 potencial para batir el récord de velocidad de motos del momento. Así que mando a fabricar la Raketen Motorrad, que significa nada menos que “moto-cohete” en idioma alemán. Gracias a su diseño bastante aerodinámico se presentaba como un ejemplar ideal, pero su secreto estaba en los 6 cohetes Sander agregados.

614 Moto Cohete 05

Las modificaciones en el motor de 500 hicieron que llegase a los 30 caballos de fuerza. Además se le sumaron a un costado seis cohetes de combustible sólido, que se accionaban de dos en dos, es decir en tres etapas. Así la moto tendría cuatro ciclos de encendido para aumentar la velocidad, al prenderse iría a unos 120 km/h, luego con el primer par de cohetes a 145 km/h, con el segundo a 180 km/h, y con el tercero superaría los 220 km/h.

Por desgracia para todos, las autoridades del gobierno Alemán cancelaron el evento donde Opel mostraría los avances de la máquina. Igualmente se realizaron varios intentos, para demostrar que la “moto-cohete” funcionaba, pero ninguno tuvo certificación oficial. La marca de velocidad era de 200,6 km/h, y se dice que la Raketen Motorrad los superaba ampliamente, pero jamás lo sabremos a ciencia cierta.

[post_view]

Continuar Leyendo

LAS MÁS LEIDAS