Seguinos en

Leyendas

Honda Goldwing (1974): los viajes de placer

Hace más de 40 años la casa nipona presentó el modelo que se convertiría en el caballito de batalla para la marca en el segmento turing. La magnífica Goldwing, que desiste al paso del tiempo y sigue cosechando fanáticos en todo el mundo.

Publicado

el

Hace más de 40 años la casa nipona presentó el modelo que se convertiría en el caballito de batalla para la marca en el segmento turing. La magnífica Goldwing, que desiste al paso del tiempo y sigue cosechando fanáticos en todo el mundo.

El Cologne Motorcycle Show de 1974 fue el lugar elegido por Honda para mostrar en sociedad a su criatura pensada especialmente para la ruta. Así empezó la dinastía de la serie Goldwing (o Gold Wing), con la primera GL1000, que se comercializaría a partir del año siguiente. Luego se modificaría con el pasar de los años hasta llegar a nuestros días, donde el modelo es uno de los líderes entre las motocicletas de turismo, siendo también de los más vip en el mercado.

539 Honda Goldwing 09

Mucho antes del nacimiento

Si bien en los libros figura que la gran turismo se lució por primera vez a mitad de los setenta, fue pensada una década antes. Honda le otorgó el proyecto a Soichiro Irimajiri, diseñador de motores competición de seis cilindros. Así fue que este desarrollo la M1, justamente con un propulsor opuesto horizontal, con seis cilindros en línea, y que ya contaba con refrigeración líquida.

Ese prototipo, que la casa del ala todavía conserva en su museo, derivó otro prototipo más, la 371. Pero esta vez quedaría a cargo, Toshio Nozue, uno de los hombres detrás de la CB750. El japonés consideró que el motor era demasiado grande, y lo rediseñó. Colocó uno de cuatro cilindros opuestos de 2 a 2, de 1000 cc (el otro era de 1470 cc).

Finalmente el proyecto 371 se convertiría en la definitiva, con un corazón de 1000 cc, refrigerador por líquido, con SOHC, y un diseño especialmente pensado para ser lo más compacto posible, con el bloque de cilindros y la caja del cigüeñal en una sola pieza, con la transmisión debajo, que era por eje y cardán.

Las actualizaciones continuas

Llamativamente la primera Goldwing era estilo naked, no tenía siquiera parabrisas. Pero esto no estaba planeado desde el principio, en realidad tendría que haber sido todo lo contrario. Cuando la GL1000 se presentó a los distribuidores (antes que al público en general), tenía pequeños carenados que se vendería a parte de la motocicleta. El problema fue que los moldes originales se rompieron, quedándose Honda si posibilidad de hacerlos de nuevo. Aunque fue aprovechado por los fabricantes independientes, que se tomaron “la molestia” de comercializar accesorios para la máquina.

539 Honda Goldwing 01 M1

En sus primeros años no sufre cambios significativos, pero varían ligeramente el peso en seco, la altura de los asientos y el manillar, así como el aumento progresivo del precio de los ejemplares. Para los años 80 saldría la GL1100 (1980), con motor tetracilíndrico de 1085 cc, luego la GL1200 (1984) de 1182 cc y finalmente la GL1500, con un propulsor de 1520cc y seis cilindros. Debían competir contra otras niponas del mercado, como Suzuki GS1000 y la Kawasaki Z1300.

Ya entrados en los 2000 (más precisamente un año después) Honda lanzó la GL1800, con un motor de seis cilindros de 1832 cc. Para ese momento ya “El ala dorada” era una verdadera insignia de la casa nipona, que también lleva el mismo apodo. La Goldwing también se convirtió en una de las mejores opciones para viajar en la ruta a dos ruedas, con todas las comodidades de una primera clase, y sobre todo tecnología de innovación en cada nueva versión, agregando hasta airbag, para proteger al piloto.

Este es el vídeo homenaje que la firma internacional realizó para su criatura rutera:

[post_view]

Leyendas

Se vende una histórica Indian Power Plus de 100 años

Hay subastas de motocicletas que son especiales y este caso no es una excepción. A este ejemplar en venta solamente se le cambió el asiento, todo lo demás es original, es decir que sus piezas tienen 100 años.

Publicado

el

A principios del siglo pasado, Indian y Harley-Davidson competían para ver quien hacía la máquina más veloz, dentro de las clásicas carreras norteamericanas. Entre esos primeros modelos que recorrían los circuitos de velocidad de Los Ángeles está la Indian Power Plus. 100 años después de haberse medido en competición, una de esas unidades se puso a la venta a través de la web Heroes Motors.

La historia detrás

La fábrica estadounidense lanzó en 1916 la Indian Power Plus, fue la primer obra del ingeniero Charles Gustafson, quien tomó el lugar de los fundadores de la marca George M. Hendee y C. Oscar Hedstrom. El modelo tenía unos 200 kilos de peso, era robusto a la vez que fiable y poderoso. Justamente se volvió famoso por su fiabilidad, así como por sus prestaciones. La producción paró en 1924, pero eso no la dejó afuera de entrar en la lista de modelos que marcaron el motociclismo.

Llevaba en su interior un motor V-Twin a 42º, de 995 cc, con válvulas laterales, era silencioso y más potente que los anteriores propulsores con válvulas en cabeza OHV. El 4T generaba 18 caballos de fuerzas, y lograba alcanzar los 160 km/h. Estaba equipado con caja de cambios de tres velocidades, y transmisión por cadena. Contaba con un chasis de acero, suspensiones de reposte planos y frenos de tambor.

A la venta

La unidad que se encuentra a la venta compitió en varias carreras en Los Ángeles, y luego fue adquirida por un marine norteamericano. El hombre viajó a Francia en 1950 por la Segunda Guerra Mundial, llevándose su motocicleta. Una vez terminado el conflicto bélico, el estadounidense decidió afincarse allí. En 1970 su Indian pasó a manos de un museo, donde permaneció hasta 1990.

El siguiente dueño fue el coleccionista Serge Bueno, que ahora la puso en venta mediante la página Heroes Motors. Tal como se puede leer en la publicación, la Power Plus no fue restaurada, y conserva prácticamente todas sus piezas originales. El único elemento que se modificó fue el asiento, pero se observa que hasta tiene calzados los neumáticos Firestone que utilizaba, y las llantas de radios. Según dice el anuncio “una máquina puede ser restaurada muchas veces, pero es original solo una vez”.

Llama la atención que el precio de la máquina no figura en ningún apartado, pero por lo que publicaron, el propietario considera que “si tienes que preguntar es que no te la puedes permitir”. ¿Cuánto costará esta Indian Power Plus?

Continuar Leyendo

Leyendas

Honda XRV 750 África Twin (1989): la reina del desierto

La fábrica del ala la concibió para recorrer los adversos caminos del mítico Rally Paris-Dakar, para luego llevarla a la comercialización.

Publicado

el

La primera generación en el mercado de la África Twin nació en 1988, con un motor de 650cc, que pronto subió al más reconocido 750cc. Para hacerla se basaron en la máquina que ya llevaba dos años compitiendo (y ganando) en el rally más peligroso de todos, ese que en su momento tenía su clásico recorrido, desde Paris hasta Dakar. El éxito del modelo fue tal que siguió fabricándose hasta 2003, aunque su última actualización fue en 1996.

Las perfectas características

Desde el principio la moto siempre se mostró potente, ágil, robusta, y sobre todo resistente, como buena trail de gran porte. El diseño meticuloso y las prestaciones excelentes la convirtieron en la más deseada por los aventureros amantes de las dos ruedas. Al mostrar buen grado de confiabilidad era adquirida para largo viajes, porque además contaba con un asiento cómodo y con una posición de manejo que también mostraba confort.

La fiabilidad de su motor es uno de los puntos más fuertes, un bicilíndrico de cuatro tiempos, refrigeración líquida, caja de cinco marchas, y transmisión por cadena. El propulsor era heredado de la Transalp XLV 600, que luego fue mejorado en rendimiento. En la versión de 750cc de 1989 contaba con 52cv de potencia (luego a 60cv) y 62Nm de torque, funcionando a revoluciones medias bajas. El peso aproximado es de poco más de 200 kilos, ya que fue cambiando año tras año.

Las suspensiones, frenos y llantas de 21 pulgadas, ayudaban a la estabilidad, ya sea en campo o arena. Así se posicionó como una de las maxitrail con mejor maniobrabilidad, a pesar del tamaño. Esa confianza hacía que se pudiese llegar a rodar a 150km por hora sin problemas, aunque normalmente se llevaba a menos velocidad.

Los cambios en tiempo

En su primera camada esta Honda ya demostró ser de lo mejor, por eso sus actualizaciones nunca fueron muy significativas. De hecho lo más drástico fue subir la cilindrada, con ese motor de 750 se aprovechó para mejorar la frenada (colocando doble disco), se diseñó otro frontal, y las líneas se modificaron para lograr mayor protección, además de revisarse la parte ciclo. Para 1993 tuvo retoques en el bastidor y en la caja del filtro sobre el depósito. Luego en 1996 cambió un poco en cuanto a la estética, pero solamente en algunos detalles.

honda-xrv-750-650-africa-ywin-02

Esas pocas variaciones a lo largo del tiempo no perjudicaron al modelo, como podría suponerse. Ya que desde sus comienzos lo más valioso que tuvo fue la durabilidad de sus componentes y sus desempeñó al andar. Honda siempre pudo mantener la vara alta, así que las prestaciones y el éxito de la África Twin nunca cayeron, siendo una de las motos más vendidas. Es sin dudas casi como una leyenda del desierto, que donde nació.

 

Continuar Leyendo

Leyendas

Honda Super Cub: el ícono cumple 60 años

En 1958 se presentó en Japón el modelo de dos ruedas que cambiaría la historia de la industria para siempre. La más vendida, la más imitada, la más importante, esa es la Honda Super Cub.

Publicado

el

En 1958 se presentó en Japón el modelo de dos ruedas que cambiaría la historia de la industria para siempre. La más vendida, la más imitada, la más importante, esa es la Honda Super Cub.

La empresa del ala planeaba pisar fuerte en su mercado local, y en el plano internacional. Así fue que Soichiro Honda y Takeo Fujisawa, recorrieron Europa buscando información, además de inspiración para crear un modelo que satisfaga las necesidades del público. El proyecto debía apuntar a una máquina sencilla, tanto para manejar como para reparar, pequeña de tamaño, y sobre todo de bajo costo.

651 Honda Super Cub 02

Era 1956, y el joven Fujisawa le dijo a su socio “Si diseñás una moto pequeña, de 50 cc, con una cubierta que tape el motor y los cables, puedo venderla.” Agregando, para terminar de convencerlo “No sé cuántos restaurantes hay en Japón que sirvan fideos pero seguro que todos querrán una para sus entregas a domicilio.” El reto fue tomado por Soichiro, que después de dos años ya era una realidad y tenía nombre, la Honda Super Cub (justamente Cub significa “Cheap Urban Bike» o “motocicleta urbana económica”).

60 años y más de 100 millones de unidades

El 1 de agosto de 1958 se presentó para el mercado nipón este scooter, que pronto se convertiría en un boom. Rápidamente pisó suelo europeo y americano, buscando conquistar territorios, que por supuesto se rindieron a sus pies. Aquella primera Super Cub tenía un motor de 49 cc, OHV (árbol de levas a la cabeza), de cuatro tiempos, con 3 cambios con embrague centrífugo. Las tapas laterales, que guardaban las herramientas y batería, eran de metal, como todo el resto de la carrocería.

Dos años después, en abril de 1960, se renueva, de la C-100 pasa a la C-102, además de sumar, en octubre de ese año, la C-110 sports. Para ese momento el modelo ya superaba las 30.000 unidades mensuales, batiendo récords de venta en todo el mundo.

651 Honda Super Cub 01 (1)

Su mayor publicidad era ella misma, la sencillez de su mecánica, y su estilo simple pero atractivo. Se convirtió en un ícono asiático, pero la adoración traspasaba fronteras. En EEUU era conocida como Honda 50 (luego Passport C70 y C90), porque Super Cub era el nombre de una avioneta. Pronto sería famosa por ser la “Little Honda”, luego de ser protagonista de la canción homónima hecha por los Beach Boys.

En la industria se la compara con el Ford Model T, el Beetle de Volkswagen o Jeep, por el quiebre que significó, siendo uno de los íconos del siglo XX. Hasta fue la primera figura 3D en ser patentada en Japón, en 2014, algo inédito en todo el mundo.

El éxito de la Super Cub puede resumirse en las 100 millones de unidades vendidas que logró en octubre del año pasado. Aunque se podría decir que sus claves fueron, son y serán: Precio y Sencillez. Lo que da como resultado una producción en 15 plantas, más una comercialización en 160 países. Es el símbolo de Honda, que siempre tuvo como objetivo brindar movilidad a la mayor cantidad de público posible.

Según Takahiro Hachigo, Presidente y CEO de la empresa, la Honda Super Cub “personifica la pasión que siente Honda por proporcionar a todo el mundo un producto que pone al cliente en primer lugar”. Por ello en el 60 aniversario del modelo se presentaron nuevas actualizaciones que se enfocan en nuevos públicos, siendo el mejor ejemplo su motor eléctrico, sumándose así a la tendencia a nivel global de la industria.

[post_view]

Continuar Leyendo

LAS MÁS LEIDAS