Seguinos en

Especiales

La BMW R7 Concept era el futuro

La BMW R7 Concept es considerada por muchos como una de las motocicletas más importantes. Tuvo una vida que la llevó de la innovación al olvido, para después resurgir en una minuciosa recuperación.

Publicado

el

La BMW R7 Concept es considerada por muchos como una de las motocicletas más importantes. Tuvo una vida que la llevó de la innovación al olvido, para después resurgir en una minuciosa recuperación.

Los concept existieron desde siempre en el mundo motor, pero quizá ninguno de ellos sea tan recordado como la BMW R7. Una máquina que prácticamente se convirtió en mito por su diseño, tanto visual como mecánico. Jamás se fabricó en serie, pero tuvo dos “hijas” hechas a su semejanza, la R17 y la R5. Presentamos el nacimiento, el olvido y la reivindicación de una pieza maestra del Art Decó en dos ruedas.

El mundo en los años 30

Es imposible hablar de las líneas estéticas de la R7, sin mencionar antes el Art Decó. Una corriente artística que revolucionó todo entre las décadas de 20 y 30. Cuando decimos “todo”, es casi literalmente, ya que influyó primero en el arte y después pasó a la arquitectura, al diseño gráfico, a la industria, copando cada rincón de la creatividad de la humanidad de esa época, sobre todo en Europa.

Este Concept nació en 1934 bajo esa estrella, en la cuna de este movimiento artístico. Se ve en todos sus detalles decorativos, en las extravagantes líneas de su cuerpo, desde la rueda delantera hasta la trasera. Fue la primera vez que se usó tal decorado técnico en una motocicleta, que sumaba la rareza de su chasis tipo puente de acero estampado. Salió tal cual lo había imaginado su ideólogo, Alfred Böning, que con su criatura quiso desafiar al mundo de las motos.

Desde BMW confiaron en el diseñador para que la R7 sea un ejemplo de lo que los alemanes podían hacer. Aunque Böning sabía que su hija nunca llegaría a las calles, ni mucho menos se fabricaría más de una. Pero el objetivo era romper con las formas habituales de las motos de la época, convertirse en estandarte del futuro de la industria.

Dos derivados con distinta suerte

Si bien el futuro de la R7 estaba destinado a una vitrina, principalmente por los altos costos que llevó su realización; tuvo dos herederas: La R17, de 1935 y la R5 de 1936. Es verdad que fueron hechas casi al mismo tiempo, pero es sabido que ambos modelos partieron de la base de la R7.

La R17 tuvo una producción acotada, tan solo 450 unidades en sus dos años de fabricación. El motivo es sencillo, era una moto exclusiva, que se convirtió desde su primer ejemplar en la moto más cara de la época. Tenía un poderoso motor bóxer de 735cc, que alcanza unos 33cv de potencia. Mientras que la R5 tenía un motor de cilindros opuestos de 494cc y 24cv de potencia. La hermana menor tuvo más éxito, superando las 2000 unidades vendidas, y fue considerada un verdadero ícono de esos años.

Los detalles “futuristas” de la R7

Verdaderamente este Concept tenía algunos elementos que no se usaban en aquellos tiempos, pero que ahora son costumbre en los diseños. Por ejemplo, tenía un velocímetro digital con un disco giratorio, que estaba unido al faro delantero. En su diseño que apreciaba el tanque de combustible escondido debajo de la cubierta, donde también coexistían un indicador de presión de aceite y una palanca manual para accionar las cuatro marchas, dispuesto en H, como en los autos.

La elegancia era sin dudas la primera palabra que aparecía estando frente al diseño de la moto, desde la disposición de sus piezas, hasta los detalles como las cubiertas inferiores y laterales o las tapas. Las líneas parecían fluir de una manera natural desde el frente hacia la parte posterior, que terminaba por destacar el escape y el guardabarros. Siendo la R7 una obra maestra de orfebrería de los pies a la cabeza, o desde el faro delantero hasta la luz trasera con la palabra “Stop”.

El corazón de la moto tenía por denominación M205/1, era un motor bóxer refrigerador por aire de 800cc. Tenía particularidades que se utilizaron recién 35 años después de su nacimiento. El cigüeñal forjado en una sola pieza, las cabezas de bielas desmontables, los cilindros y culata también de una sola pieza. Varios de esos elementos le fueron quitados con el paso del tiempo, para ser colocados en otros ejemplares.

La recuperación del ícono

Luego de nacer y presentarse al mundo como una rebeldía en dos ruedas, la R7 fue condenada a morir en los galpones de la fábrica alemana. Pero como un cuento con final feliz, esta moto no murió, aunque sí sintió el paso de los 71 años de olvido y abandono, casi como una condena interminable.

Recién en 2005, BMW miró con nuevos ojos a la R7, con nostalgia por el pasado los bávaros tomaron el ejemplar para restaurarlo. En ese momento quedaba el 70% de la moto, que estaba en el peor de estados. Sus piezas habían sufrido la corrosión de la humedad y los años, sumado a la ruptura de la batería que llevaba y produjo severos daños en el metal que la componía.

Desde la división BMW Classic se negaron a bajar los brazos y dieron el permiso para que la restauración comience cuanto antes. La ardua, pero no imposible, tarea se la designaron a Hans Keckeisen y de Armin Frey. Así que la R7 fue desmontada completamente, para verificar cada una de sus partes. Gracias a los planos originales, que aún existían, el trabajo de desarmarla y volver a colocar todo como estaba resultó mucho más sencillo.

Frey se encargó del motor, tuvo que fabricar varios elementos que se habían perdido para siempre. Keckeisen se encargó del resto, restauró (o volvió a realizar) cada una de las partes de R7, tal y como estaban en los planos o como se veían en las imágenes.

El chasis debió recuperarse a nuevo, así como la caja de cambios, la transmisión y el sistema eléctrico. El escape, las llantas, el guardabarros delantero, todos los botones y la luz trasera se fabricaron en el taller de Keckeisen. Todas las piezas se realizaron de acuerdo a las técnicas de la época, para conservar el espíritu de la R7.

Finalmente, dos años después de comenzado el trabajo el Concept que revolucionó el diseño de las motos volvió a la vida. Su motor recobró el poder que supo tener y se puso en marcha de la mano de Hans Keckeisen, que transitó algunas vueltas. Desde ese momento, en 2007, la BMW R7 descansa en el museo de la firma, como se merece, en un lugar de privilegio, para ser vista por todo aquel quiera apreciar su elegancia.

[post_view]

Especiales

10 videojuegos para que no extrañes tanto la moto

Tenemos que ser responsables y quedarnos en casa haciendo la cuarentena. Para algunos es de lo más aburrido, por eso proponemos un entretenimiento: jugar videojuegos de motos.

Publicado

el

Todos los videojuegos de motos no entran en una sola nota, entonces decidimos nombrar los mejores 10. Por supuesto que alguno nos debe faltar, por eso les proponemos que nos comenten si su juego preferido no está en la lista.

Estos son los 10 videojuegos que nosotros les recomendamos en este tiempo de cuarentena:

1- MotoGP19

Los amantes del motociclismo no pueden dejar pasar la oportunidad de enviciarse con el MotoGP19, hecho por Milestone. Obviamente es el juego oficial del Mundial de Motociclismo, por lo tanto están presentes todos los pilotos y equipos de la parrilla. Está disponible para PlayStation 4, Xbox One, PC y Nintendo Switch. Atentos porque la versión 2020 está por salir, y para que vean les dejamos el vídeo de cómo serán los gráficos:

2- RIDE3

Para los gamers este es el mejor simulador que existe en el mercado. En este caso también habrá que estar atentos, ya que el RIDE4 está por estrenarse. La nueva versión promete excelente calidad gráfica. Disponible para PlayStation 4, PC y Xbox One.

3- TT Isle of Man 2

La clásica competencia de la Isla de Man se vio afectada como ninguna por el coronavirus. Lamentablemente este año no habrá carreras en el emblemático circuito callejero. Sin embargo podemos disfrutar casi en primera persona del paisaje y las radicales curvas del TT. El videojuego de Kyloton Games está disponible para PlayStation 4, Xbox One, PC y Nintendo Switch.

4- MXGP 2019

El mundial de motocross de la FIM tiene su juego gracias a Milestone, y con el podrás competir tanto en la categoría MX2 como MXGP. Está disponible para PlayStation 4, PC y Xbox One.

5- Offroad Racing

Otro juego con escenarios off-road, pero no solamente podremos usar motos, también hay opción de elegir quads y buggies. Es una alternativa de estilo más arcade y está disponible para PlayStation 4, PC, Xbox One y Nintendo Switch.

6- Monster Energy Supercross 3

También hecho por Milestone, el videojuego inspirado en el Campeonato del Mundo de Supercross fue lanzado a principios de 2020. Comparte varias características con el MXGP 2019, al ser los dos del mismo estudio. Está disponible para PlayStation 4, Xbox One, PC y Nintendo Switch.

7- Dakar 18

Bigmoon Studios fue el encargado de realizar la versión 2018 de este videojuego. Tiene como escenario el recorrido del Rally por Sudamérica, y se puede elegir entre correrlo en autos, motos, quads, camiones y UTV’S. Disponible para PlayStation 4, Xbox One y PC. También se lanzó en 2020 una versión con el recorrido por Arabia Saudí solamente disponible para Andriod e iOS.

8- Mad Skills Motocross 2

Si lo tuyo no es la pc, ni las consolas, esta es una de las mejores opciones para jugar desde celular o tablet. Se puede descargar tanto para Android como para iOS, y hay distintos modos de juego, incluyendo el multijugador.

9- Traffic Rider

También disponible para Android e iOS, podés jugar 70 misiones distintas, y elegir entre 29 tipos de motos. Vas a correr carreras ilegales esquivando diferentes obstáculos para cumplir con cada objetivo que se te proponga.

10- MTX GP

Otra opción para competir en carreras de motocross desde tu celular, con este juego disponible para Android e iOS. Tiene dos opciones de ángulos de cámara, y sus gráficos son de excelente calidad.

ACORDATE #QUEDATEENCASA

Continuar Leyendo

Consejos

Cómo preservar la batería de tu moto

Si tu máquina se va a quedar un tiempo prolongado adentro del garaje es muy importante que cuides cada parte de ella. Por supuesto, la batería es uno de esos elementos en los que prestar especial atención.

Publicado

el

Es momento de quedarnos en casa, y parece que será por mucho tiempo. Pero eso no es una excusa para descuidar a nuestra moto, por eso te seguimos dando consejos para tenerla lo mejor posible. Entre tantas atenciones que podemos realizarle a la máquina, uno de ellos es preservar su batería.

Medidas para tomar

Si nuestra motocicleta va a descansar por un buen tiempo lo mejor que podemos hacer por su batería es desconectarla. Principalmente porque todas las motos tienen un consumo residual de energía que podría agotar la batería o arruinarla. Por si fuera poco, mientras más viejo sea el modelo, estos consumos se acrecientan, básicamente porque la instalación eléctrica puede estar deteriorada. Obviamente este tipo de consumos no afectan a la moto cuando la usamos varias veces a la semana. Sin embargo, si la dejamos por mucho tiempo estos elementos terminar por descargar la batería, y no podremos darle arranque cuando la queramos sacar a la calle.

Las baterías de litio tienen una vida mucho más larga; puede que las dejemos un buen tiempo y no tengan absolutamente ningún problema. Pero son mayoría las motos que usan baterías del tipo plomo-ácido, que son las más convencionales. En ellas tendremos que revisar también el nivel de líquidos, para que funcionen de forma eficiente (usar siempre agua destilada).

Siempre que tengamos la moto en nuestro garaje podemos tener la batería enchufada. Sin embargo, no todos tienen un enchufe cerca, entonces se recomienda usar un mantenedor de energía. De esta forma podremos mantener el estado de la batería, ya que este dispositivo se prende o apaga según el nivel de carga. Además, lo ideal es tener un cargador que sea electrónico, porque son más eficientes y se pueden dejar varias horas sin problemas.

Continuar Leyendo

Especiales

Visitar el museo de Honda desde tu casa es posible

Salir de paseo no es un buen plan en estos momentos. Sin embargo, gracias al poder de la tecnología podemos visitar el museo de la marca nipona desde el confort de nuestro hogar.

Publicado

el

Ubicado en el circuito Twin Ring Motegi, Japón, el Honda Collection Hall fue inaugurado en 1998, como conmemoración del 50 aniversario de la marca. La infraestructura cuenta con tres pisos de altura repleta de historia, con 350 diferentes modelos de la casa del ala. Entre ellos, la NSR 500 campeona del mundo de Moto GP con Mike Doohan y el icónico McLaren – Honda usado por la leyenda Ayrton Senna, satisfaciendo los gustos tanto de los fanáticos de las dos y cuatro ruedas.

Esta plataforma de recorrido virtual también buscará apuntar a toda la familia, ampliando las actividades a secciones interactivas que nos permitirán conocer los nuevos modelos de movilidad, como lo son el robot ASIMO o el FCX Claritiy, primer coche eléctrico a pilas de hidrógeno. Otra actualización que se espera es una zona dedicada a los más pequeños, donde podrán construir su propio vehículo eléctrico.

¿Entramos?

Continuar Leyendo
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250

LAS MÁS LEIDAS