Seguinos en

Consejos

¿Es riesgoso andar en moto durante el embarazo?

Uno de los grandes mitos en el mundo de las dos ruedas es el peligro de andar en una motocicleta durante el periodo del embarazo. Principalmente por la famosa vibración que puede generar un aborto (algo no tan cierto).

Publicado

el

Para algunos es normal que la persona embarazada sea algo así como un objeto frágil que se puede romper por cualquier cosa, por ende no puede hacer miles de actividades “riesgosas”. Sin embargo, la mayoría de los gestantes optan por seguir su vida cotidiana durante el embarazo, hasta donde el cuerpo lo permita.

El problema es cuando esa cotidianidad está relacionada con andar en moto, y comienza el mito de “El peligro de viajar en moto durante el embarazo”. Decimos que es un mito, porque se puede seguir manejando una motocicleta aún en ese estado, aunque por supuesto habrá un límite físico.

¿Se puede andar en moto en el embarazo? ¿Hasta cuándo?

Poder siempre se puede, pero obviamente es una decisión muy personal, y si se quiere puede consultarse con el médico. Al contrario de lo que se podría pensar, tanto obstetras como ginecólogos no encuentran mayor riesgo en montar en motocicleta. ¿Por qué? Básicamente porque no hay ningún estudio que evidencie que sea algo perjudicial para la persona gestante o para bebé. El gran mito de que la vibración puede ocasionar daños en el feto o hasta abortos es completamente falso.

Por supuesto, siempre tendremos que estar atentos a la seguridad, andando a la velocidad permitida, con la indumentaria requerida y todos los recaudos. Al igual que si no existiese el embarazo.

Igualmente, tal como dijimos antes, es algo personal, y sobre todo si se presentan signos de riesgo durante el estado de gestación. En estos casos donde se debe extremar la seguridad del gestante seguramente ir en moto no sea lo ideal, como tampoco otro tipo de transportes (como el colectivo), o algunas actividades.

Pero también existe un límite de tiempo, como mencionamos más arriba, y será cuando la panza empiece a crecer. En el transcurso de los meses el embarazo se irá desarrollando, y por supuesto aumentará el tamaño de la panza. Llegará el momento en que ya no se podrá ir en moto, por una cuestión de comodidad, así como de salud. Algunos recomiendan dejar la dos ruedas después del primer trimestre, otros hasta los seis meses (siempre dependiendo del estado particular de la persona).

Riesgos durante el embarazo

Si el médico contraindica prácticas puntuales, como andar en moto, entonces no quedará otra opción. Pero si no es el caso, se podrá seguir hasta donde el cuerpo lo permita. Por supuesto, el crecimiento del vientre es uno de los síntomas que hace dejar de lado la máquina. También existen otros puntos, como la fatiga o los dolores.

Es normal que a medida que pase el tiempo, las fuerzas disminuyan, o sientan contracturas, sobre todo en la zona lumbar. Por ello, en determinado momento se deberá dejar en andar en moto. Además que la posición de manejo (o siendo acompañante) deberá cambiar en función del crecimiento de la panza, lo que puede provocar desde incomodidad hasta peligro. Esto último porque el peso y la posición pueden suscitar que se pierda el equilibrio con mayor facilidad.

Siempre estará presente otro factor: el accidente. Que puede ocurrir sin estar en estado de preñez, pero que resultará peor, ya que un incidente puede terminar en la pérdida del embarazo. Por tanto, las lesiones pueden ser más graves, lo que ocasionará que la forma de conducir sea mucho más precavida (al igual que si fuésemos en auto).

Andar o no en moto dependerá de la decisión personal, teniendo en cuenta la salud de forma particular, y los miedos de cada quien. Pero es importante remarcar que el gran mito de prohibir la motocicleta completamente es justamente eso, un mito y no una verdad.

Consejos

5 recomendaciones al motociclista para combatir el coronavirus

Continuamos con el aislamiento obligatorio, y debemos seguir extremando las medidas de higiene, tanto para nosotros como para nuestra moto. Por eso vamos como algunas recomendaciones de limpieza para combatir el virus.

Publicado

el

Llevamos más de 100 días cumpliendo cuarentena, y son muchos los motociclistas que fueron cuidando sus vehículos durante este período. Por supuesto, no es lo mismo tener la moto parada que tener sacarla para hacer un trayecto. Si salimos a andar todos los días o cada tanto deberemos cuidar ciertos aspectos que quizás antes no teníamos en cuenta (si tiene su máquina estacionada pueden leer nuestros consejos haciendo click acá).

En la calle tenemos que seguir las recomendaciones de los profesionales, el uso de barbijo, guantes, el distanciamiento y demás (podés leerlo más detallado haciendo click acá). Cuando llegue a casa empezará todo un protocolo de limpieza, para no correr tanto riesgo de contagio.

Te aconsejamos…

Usá guantes siempre. Los guantes protegen nuestras manos en caso de accidentes o siniestros viales, por eso es recomendable utilizarlos. Pero en épocas de coronavirus es más importante todavía, y lo ideal es ponérnoslos antes de tocar la superficie de la moto.

Limpieza y desinfección. Habrá que desinfectar nuestra moto todos los días, así como nuestro casco, guantes, indumentaria y demás. Recordemos que se puede usar mezcla de agua (30%) y alcohol (70%), no es recomendable poner alcohol solo ya que percude la pintura y los materiales. También se pueden comprar otros desinfectantes, o bien usar toallas especiales. (Nada de lavandina o lejía, porque dañaremos la superficie de nuestra moto).

Protección para higienizar. No hagas la limpieza sin guantes, podés sumar también tapaboca y lentes. Los guantes los usaremos sí o sí para desinfectar todas las partes importantes de la moto, así no estaremos en contacto con la superficie. Mientras que la máscara y los anteojos lo tendremos en cuenta si vamos a usar algún aparato que tiré agua a presión, ya que podríamos salpicarnos.

Puntos importantes de la moto. Por supuesto, no hace falta que desarmemos toda la máquina para hacer esta limpieza. Pero tenemos que prestar especial atención en algunos lugares que son claves, sobre todo los que están en contacto con nosotros. Estas partes son: manillar (sobre todo puños y manetas), asiento, tanque de combustible, estriberas (limpiar la suciedad más gruesa), maleteros o baúl (por dentro si los abrimos), llaves.

Continuar Leyendo

Consejos

Consejos para usar la moto en “tiempos de coronavirus”

Si bien en zonas como el AMBA el aislamiento social obligatorio continúa, son muchos los motociclistas que utilizan sus vehículos para salir de sus casas por diferentes razones. ¿Qué nuevos hábitos debemos tomar?

Publicado

el

Ya sea para ir a trabajar, para hacer compras necesarias o para atender una urgencia, los amantes de las dos ruedas se suben a sus motos para andar por las calles en esta extraña “tiempos de coronavirus”. Pero en estas salidas tendremos que sumar nuevos hábito, que antes no teníamos.

Al igual que los médicos recomiendan tomar varios recaudos al volver a nuestras casa una vez que salimos (como cambiarse de ropa y limpiarse los zapatos), al andar en moto también debemos tener otros cuidados, así como extremar algunos.

Estos son algunos puntos importantes a la hora de usar las motocicletas en “tiempos de coronavirus”:

– Cuidado: Deberemos evitar todo tipo de imprudencias en las calles, ya que terminar internados en un hospital no es buena idea en este momento. Si bien es imposible evitar completamente un accidente (porque estamos expuestos a los errores ajenos), tenemos que poner todo de nosotros para impedir que puedan ocurrir.

– Tráfico: En algunos lugares ha bajado el número de vehículos en las calles, aunque eso no bajó el porcentaje de accidentes viales. Durante esta cuarentena se vio que al haber menos tránsito, los conductores aprovecharon para circular más rápido o cometer más infracciones. Como dijimos antes, manejar de manera temeraria no es muy recomendable. Aunque parezca que no hay nadie tendremos que acatar las normas de tránsito igual.

– Distracciones: Las distracciones están siempre a la orden del día, como el celular, la música, o algo al costado del camino que nos llame la atención. Estas desatenciones a la hora de conducir pueden terminar en un accidente, por ejemplo no ver algún vehículo o peatón que cruza nuestra trayectoria.

– Higiene: 70% alcohol, 30% agua, es la receta más repetida de esta cuarentena, y los motociclistas también tenemos que aprenderla. Si dejamos la moto estacionada en la calle no sabemos si alguien pudo haber estornudado, o tosido sobre ella. Es importante que la desinfectemos una vez volvamos a casa, con la famosa composición de agua/alcohol. Además, cuando estamos afuera, tenemos que ponernos los guantes para tocar la moto, nunca debemos hacerlo con las manos desnudas (sabemos que entraríamos en contacto directo con el virus). Al volver a nuestra casa lo mejor sería limpiar la moto completamente, aunque siempre podemos dejarla “aislada”, y pasarle el agua/alcohol con un spray. Sin embargo hay algunos puntos que podríamos desinfectar más minuciosamente, como el manillar, el asiento y los neumáticos.

Continuar Leyendo

Consejos

Cómo restaurar una motocicleta

Son muchos los amantes de las dos ruedas que sueñan con tener su máquina clásica, restaurada por sus propias manos. Por supuesto, no es un trabajo fácil y se requiere de habilidad (además de conocimientos).

Publicado

el

Este largo tiempo de cuarentena puede ser el momento ideal para poner manos a la obra, y la restauración de una motocicleta parece una buena idea para ocupar varias horas diarias.

Pero para llevarlo a cabo necesitamos algo así como “una hoja de ruta”, o mejor dicho “pasos a seguir”. Por ello vamos a guiarte, para que tengas una noción básica de cómo podés comenzar a restaurar una moto.

Primer Paso

El más obvio de todos, pero no así el más sencillo: elegir la motocicleta. Para comenzar con la tarea necesitamos de un ejemplar, este completo o no, aunque si es la primera vez lo más recomendable es que la moto esté bastante entera.

Tenemos que saber qué tipo de máquina queremos restaurar, y sobre todo tener en cuenta nuestros conocimientos. El modelo elegido debe ir acorde a lo que sabemos, ya que de qué año y procedencia sea la moto será su dificultad.

Segundo Paso

Conocer el estado de la motocicleta, y ver si podemos encenderla. Obviamente depende de las condiciones en las que se encuentre la máquina. Si es la primera vez en restaurar una moto, lo ideal sería que el motor funcione, o por lo menos que podamos prenderlo (aunque no sea en el primer intento).

Tercer Paso

Empezamos con lo más complicado: desarmar la moto. Para esto tendremos que ser cuidadosos, pero sobre todo ordenados. Vamos a necesitar mucho espacio para colocar las piezas a medida que vayamos desmontando la máquina. Además podemos guardar cada cosa por separado en cajas o recipientes, para que no se mezclen. Un truco para recordar dónde van cada una de las piezas es sacar fotos de todo, antes de empezar la tarea.

Cuarto Paso

Es momento de revisar cada elemento de la motocicleta, para separarlo según el estado de cada uno, y hacer tres grupos: por un lado todo lo que solamente necesite limpieza y que podamos restaurarlo nosotros mismos; luego las piezas que debamos llevar a talleres especializados (llantas, chasis, etc.); por último las cosas que no sirven y tengamos que tirar. Cuidado, antes de desechar algo debemos encontrar la pieza que la reemplazará.

Quinto Paso

Si tuviste especial cuidado en el paso tres y cuatro, el cinco no será tan difícil (aunque se requiere de mucha concentración): armar la máquina. Antes de ponerte a atornillar y unir, elegí por dónde empezar. Para no dejar nada librado al azar tendremos que planear qué partes de la moto armaremos, cuál será antes y cuál después: el motor, la parte delantera, la trasera. Si sacamos fotos de todo el ejemplar, este es el momento de usar esas imágenes.

Sexto Paso

Con la motocicleta ya completa pasaremos a encenderla, no te desanimes si no sale al primer intento. Tendrás que ver cuál es el problema e intentar solucionarlo. Por supuesto, para hacerle la puesta a punto siempre es mejor pedírsela a un experto.

Fuente

Continuar Leyendo
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250

LAS MÁS LEIDAS