Seguinos en

Prevención

Los estilos de conducción y los diferentes dolores

La manera en que manejamos tiene mucho que ver con el tipo de moto que llevamos, ya que es la clave para definir cómo nos vamos a sentar y a colocar tanto los brazos como las piernas. Esta posición nos traerá comodidad hasta cierto punto, en que el podríamos sentir alguna molestia.

Publicado

el

La manera en que manejamos tiene mucho que ver con el tipo de moto que llevamos, ya que es la clave para definir cómo nos vamos a sentar y a colocar tanto los brazos como las piernas. Esta posición nos traerá comodidad hasta cierto punto, en que el podríamos sentir alguna molestia.

Por supuesto, además de la postura que adoptamos cuando estamos en nuestra moto, hay otros factores que pueden causar dolores. El ambiente (tanto el frío como el calor), el estrés, un problema de salud, y tantas otras cosas pueden hacer que suframos molestias. Pero si nos colocamos de manera incorrecta o estamos mucho tiempo sin parar (en viajes largos, obviamente), también vamos a estar perjudicando nuestro cuerpo.

Las posturas para manejar una moto se dividen en tres (a grandes rasgos): Estándar, Deportiva y Custom. Están determinadas por el tipo de moto que conducimos, pero además con nuestra anatomía.

Estándar, la más común

La tomamos cuando nos subimos a un scooter, a una naked, o cualquier máquina de dos ruedas que se para viajar por la ciudad o por la ruta. Cuando estamos en esta posición nos sentimos más naturales, ya que tanto las piernas como los brazos están ubicados cómodamente.

posicion-manejo-01

Nuestra espalda va recta, el cuello relajado, los hombros y codos apenas flexionados, con los brazos sin estirarse excesivamente. Además las piernas van apoyadas, y tampoco se tienen que extender mucho.

Las contras que encontramos en este tipo de conducción es si nuestra moto no lleva un parabrisas adecuado. Sin esa protección el viento que golpea de frente nos llegará directamente. Esto provoca que quien maneja ponga su cuerpo hacía adelante y haga demasiada fuerza con el cuello. Entonces nos dará como resultado dolores por la tensión muscular, teniendo quizá problemas en los hombros y en las cervicales.

Además hay que tener en cuenta que en la ciudad no estaremos mucho tiempo sobre nuestra moto, por lo tanto no nos dolerá nada con en esta posición. En cambio si tomamos esta postura para un viaje largo nos cansaremos igualmente. Por lo tanto, por más que sea cómodo estar así, es recomendable hacer paradas cada cierto tiempo y estirar un poco el cuerpo.

Deportiva, conducción exigente

Las motos deportivas para algunos son un sueño, pero al manejarlas es posible que no digan lo mismo. Estas veloces máquinas necesitan de una postura que ayude a la aerodinámica, por ello nos encontraremos tratando de “ser uno” con la motocicleta. También cuando subimos a su café racer nos vemos ante la misma situación.

posicion-manejo-03

Para sentir la adrenalina de una deportiva hay que colocarse sobre el tanque, para que el peso del cuerpo vaya hacia adelante. Adoptando esta posición forzaremos la zona pélvica, la columna y el cuello. Además nuestras manos harán toda la fuerza para tomar el manillar, lo que puede provocar severos daños en la muñeca.

Las piernas no se salvan de sufrir con esta postura, principalmente porque los pies se ubican detrás de las rodillas. Por si fuera poco, las rodillas van muy cerca del pecho. Dando como resultado un malestar general en todo el cuerpo si no tenemos la preparación física necesaria.

Si bien se puede sentir la adrenalina de la velocidad estas motos no son recomendables para usarlas por un periodo de tiempo muy largo. Ya que a la posición hay que sumarle la resistencia del aire que empujará hacia atrás y al que habrá que hacerle frente.

Custom, vamos a estirarnos

Las Harley ruteras que vemos son quizá el emblema de este tipo de postura. Así como también las motos Bobber y Chopper. Se deben manejar con los brazos y piernas bien extendidos (siendo poco recomendable para personas que no tienen la estatura necesaria).

posicion-manejo-02

La posición se debe obviamente al diseño: el manillar bien elevado, el asiento bajo y estribos en la zona de abajo del cuadro. Así el piloto tendrá que estirar las piernas (lo que parece cómodo) y además extender mucho los brazos hacia arriba para controlar la moto.

Es recomendable para gente alta, ya que no tendrá mucho problema. Aunque siempre puede producir fatiga, principalmente en los brazos. Pero puede generar malestar en la parte de la espalda y hombros cuando la moto tome velocidad. Porque el conductor va a tender a inclinarse para adelante, para contrarrestar el viento.

Los problemas tienen solución

Para no sufrir demasiado con cada estilo de postura recomendamos tomar descansos. Así se evitará cualquier tipo de molestia que pueda provocar andar en moto. Siempre es bueno conocer nuestro límite de tiempo al volante.

Además de esto hay que procurar llevar un casco adecuado. Esto incide mucho en el cuello, por el peso, pero además por nuestra rigidez. Al hacer fuerza es más que seguro que apretemos los dientes y tensionemos los músculos. Elegir un buen casco te evitará esos dolores.

[post_view]

Continuar Leyendo
1 Comentario

1 Comentario

  1. colchonestiendas

    31 agosto, 2020 at 10:16 am

    Si nos cuidamos más las posturas de dormir, más saludable tendremos
    nuestras cervicales, gracias por el aporte.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Especiales

Advierten sobre los menores como acompañantes en moto

El Observatorio Vial publicó un nuevo informe sobre la movilidad segura para niños y niñas, haciendo foco tanto en los infantes peatones, como los que viajan en los distintos transportes.

Publicado

el

Según fuentes del Observatorio Vial de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) “en nuestro país, durante el año 2020 se registraron 2.784 siniestros viales fatales en los cuales 3.138 personas perdieron la vida. Del total de víctimas fatales, el 4% corresponde a niños y niñas de 0 a 14 años, representando 125 defunciones de menores”.

Los menores en moto

Específicamente hablando sobre los niños y niñas que se mueven en motos, la ANSV advirtió que es “un modo de movilidad que implica un riesgo altísimo para la salud, dado que las infancias tienen más probabilidades que los adultos de sufrir consecuencias severas ante la ocurrencia de un hecho vial”.

Según explican, la mayor vulnerabilidad es porque el cerebro y el cráneo no han alcanzado la maduración completa. Detallan “a los 4 años, el tamaño de la cabeza de un niño es 90% la de un adulto, y a los 12 años es el 95%. Recién a los 20 años las placas óseas del cráneo están completamente cerradas”.

En el informe también se destaca: 

  • La Ley Nacional de Tránsito Nº 24.449 no prohíbe el traslado de este grupo de usuarios/as en dicho vehículo, señalando únicamente que toda persona ocupante del mismo debe contar con su correspondiente casco.
  • Algunas jurisdicciones, como la provincia de Córdoba, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, o la ciudad de Posadas (Misiones), lo restringen a través de sus leyes provinciales o locales, tomando como criterio la edad en que conciben que el o la menor alcance una corpulencia suficiente para sujetarse correctamente al vehículo.

Datos de la ANSV

En el último estudio realizado por el organismo en 2018, se registró el uso de casco en conductores y ocupantes de motos. Sólo el 27,8% de ocupantes menores de edad de entre 0 y 17 años que van en motovehículos se coloca el casco. Es decir, 7 de cada 10 menores de 18 años se trasladan en moto sin utilizar el casco de seguridad.

Según el organismo, algunos motivos que incentivan este comportamiento son:

  • La sensación de exceso de confianza en quienes trasladan menores
  • La baja percepción del riesgo, la ausencia de controles
  • Una oferta deficiente de cascos para niños/as en el mercado
  • La permisividad paterna/materna

Además se destacó que en nuestro país muchas veces los menores viajan en moto por “la falta de acceso a una red de transporte público de extensa cobertura territorial y económicamente accesible”. Por lo tanto, la moto aparece como una alternativa de movilidad para el grupo familiar.

También, los motovehículos representan “una solución para la movilidad cotidiana, siendo más práctico y cómodo para evitar embotellamientos de tránsito o dificultades para estacionar”. Así como es destacado como un medio de transporte que puede resultar económicamente más accesible que el transporte público.

Como conclusión la ANSV explica que en países como el nuestro “esta problemática no está exenta de enfrentar ciertas encrucijadas: por ejemplo, prohibir el traslado de menores en motos sin que al mismo tiempo se ofrezcan alternativas de traslado que sean accesibles a la comunidad; o promover el uso de cascos en menores al mismo tiempo que no se aconseja su traslado en motocicletas debido a los riesgos que conlleva”. Por esto “se debe trabajar desde los ámbitos gubernamentales para establecer mecanismos efectivos para disminuir el traslado inseguro de los y las menores en vehículos, brindando soluciones de calidad a la población”.

Fuente: Argentina.gob.ar

Continuar Leyendo

Prevención

Séptima edición de “Alcoholemia Federal” por el Día de la Seguridad Vial

La ANSV realizó controles de alcoholemia en todo el país, en el marco del Día Nacional de la Seguridad Vial. Además hubo actividades en todas las provincias.

Publicado

el

El jueves último se conmemoró el Día Nacional de la Seguridad Vial, por ello la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), organismo que depende del Ministerio de Transporte, llevó a cabo la Séptima edición de Alcoholemia Federal. Es decir que se realizaron controles de alcoholemia en simultáneo en las 23 provincias de nuestro país, lo que representó un operativo en las capitales y más de 30 municipios.

Según el informe de la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina (SEDRONAR) “1 de cada 4 personas que ingresan a guardias hospitalarias por siniestros viales consumió alcohol durante las 6 horas previas al ingreso”.

“Con la Alcoholemia Federal buscamos que todas y todos los conductores entiendan sobre los peligros a los que se exponen al manejar bajo los efectos del alcohol. Quien consume bebidas alcohólicas no puede luego agarrar las llaves de un vehículo o subirse a una moto, porque a partir de ese momento puede provocar un siniestro vial con consecuencias graves. El mensaje es claro: si tomaste, no manejes”, expresó el director ejecutivo de la ANSV, Pablo Martínez Carignano.

El funcionario también destacó: “En el Día Nacional de la Seguridad Vial es importante reforzar el trabajo en conjunto desde el Estado junto con las provincias y los municipios, para lograr un cambio profundo en nuestras costumbres viales y que nos permita disfrutar del espacio público de manera segura”.

Desde la ANSV comunicaron que siguen impulsando el proyecto nacional de “Ley de Alcohol Cero al Volante”. Mientras que señalaron que Córdoba, Salta, Tucumán, Entre Ríos, Jujuy, Río Negro y Santa Cruz tienen una normativa así en sus territorios, al igual que algunas ciudades como Rosario, Tolhuin, Moreno, Tigre y General Rodríguez.

Fuente: ANSV

Continuar Leyendo

Especiales

Los motociclistas entre el grupo más vulnerable en los accidentes de tránsito

La ANSV mantiene su preocupación por los cambios de hábitos en la vía pública después de las restricciones que hubo durante el aislamiento; piensan que la situación podría agravarse en comparación con 2020.

Publicado

el

A principios de 2021, la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) comunicó su informe anual, donde los motociclistas figuraban como los primeros en la lista de fallecidos en siniestros viales, ocupando el 44% del total. Según los datos recogidos 6 de cada 10 víctimas fatales en siniestros viales resultaron ser usuarios de motos y bicicletas y peatones.

La ANSV teme que esta situación pase a mayores y los números crezcan este año en comparación con los datos previos a la pandemia de Covid-19. Desde el organismo argumentan que esto sucedería por los cambios de hábitos producidos después de las restricciones del aislamiento.

En el informe “Aumento de la movilidad personal en contexto de pandemia por Covid-19: propuestas para incrementar la seguridad vial”, ANSV destaca que “se observa que el uso de transporte público está siendo reemplazado en estas épocas por el transporte privado, donde si bien es el automóvil particular el instrumento central del sistema de movilidad, también se destaca el crecimiento del uso de la moto, la bicicleta y los vehículos de movilidad personal”.

Así mismo, se advierte: “Una consecuencia no deseada de estos cambios en los patrones de movilidad es que se agraven los datos obtenidos en la época pre-pandemia respecto a los índices de siniestralidad de los grupos de usuarios vulnerables, principalmente de motociclistas”.

Se explica que esta situación “incrementa la mayor probabilidad de ocurrencia de siniestros viales con participación de usuarios vulnerables de la vía: en el año 2020, 6 de cada 10 víctimas fatales en siniestros viales resultaron ser usuarios de motos y bicicletas y peatones, siendo los motociclistas los más perjudicados (44%)”.

“La imposición de permisos de circulación justificados en las primeras fases de la pandemia a usuarios de colectivos, trenes y subtes, significó una reducción masiva en el tránsito y, en consecuencia, implicó un desafío para llevar a cabo políticas y medidas tendientes a asegurar a los otros modos de transporte que crecieron por esta situación: bicicletas, motos, autos particulares y los vehículos de movilidad personal (VMP)”.

Se destaca que “si bien la movilidad sigue y seguirá en aumento en este 2021, se nota una merma en el uso del transporte público y, en consecuencia, un aumento de la circulación de medios privados en las primeras semanas del año 2021 con un número creciente de kilómetros recorridos, cuya tendencia indica que se recuperará en breve el valor de pre-pandemia”.

Además se alerta: “Un comportamiento vial inseguro que se observó durante los períodos de aislamiento social y al que se le debe prestar especial atención fue el exceso de velocidad; si bien la significativa baja de la movilidad en los períodos de aislamiento más estrictos redujo los casos de siniestralidad vial, las calles vacías también fueron una tentación para exceder los límites de velocidad”.

Por último, la ANSV enumera varios ítems para intentar solucionar la problemática, por ejemplo crear y extender la red vial de ciclovías y senderos exclusivos. También propone reforzar las campañas publicitarias alentando el uso de cascos y las vestimentas reflectantes.

Si querés leer el informe completo podés hacerlo en: Aumento de la movilidad personal en contexto de pandemia por Covid-19: propuestas para incrementar la seguridad vial

Continuar Leyendo
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250

LAS MÁS LEIDAS