Seguinos en

Consejos

Mitos y verdades para superar un control de alcoholemia

Si bien estamos de acuerdo con que “si tomás no manejes”, muchos lo hacen igual. Por si fuera poco tratan de pasar los controles de alcoholemia con absurdos métodos, que no son más que mitos.

Publicado

el

Las campañas de concientización para que las personas no tomen alcohol antes de manejar se cuenta de a cientos; sin embargo los casos de conductores ebrios también son cientos, así como los accidentes que provocan.

Algunos luego de beber alcohol prefieren esquivar los controles de alcoholemia que se realizan en las calles de todo el país. Mientras que otros tienen “métodos” para evitar que el control de niveles de alcohol de positivo. Suelen pasarse de boca en boca, entre amigos o familiares, y no son más que mitos.

Algunas de las absurdas cosas que se recomiendan son:

– Hacer ejercicio y sudar para rebajar el alcohol.

– Masticar chicles, o comer caramelos mentolados u otras hierbas.

– Tomar caramelos u otros productos con azúcar.

– Masticar granos de café.

– Tomar aceite.

– Fumar de forma abundante.

– Consumir cocaína.

– Usar algún spray bucal.

– Beber mucha agua después de tomar alcohol.

– Comer clara de huevo.

– Tomar café.

– Comer limones.

– Tomar bebidas energéticas.

Todos estos métodos son completamente absurdos y no sirven para bajar los niveles de alcohol en sangre. Lo único que se puede hacer es esperar un largo tiempo antes de conducir, después de haber tomado poco alcohol. Es decir, si tomamos más de dos cervezas, por más que salgamos a correr 5km el control de alcoholemia va a ser positivo igual.

Niveles en Argentina

Esta claro que la alcoholemia es el volumen de alcohol que hay en sangre, y se mide en gramos de alcohol por cada litro de sangre, es decir g/l; así como su equivalente en aire espirado. En la ciudad de Buenos Aires el nivel de tolerancia en conductores de autos es de 0.5 g/l y para los motociclistas es 0.2 g/l; aunque para principiantes y profesionales la tolerancia se reduce a 0. Para tener en cuenta, los acompañantes en la moto también son sometido a la prueba y no deben dar más de 0,5 g/l.

Dos copas y media de vino o dos chops de cerveza equivalen pueden hacer llegar al máximo de tolerancia de 0,5 g/l. Principalmente porque no solo la cantidad de alcohol tiene que ver con el nivel, este cambia según la edad, el peso, la contextura, y demás. Por ejemplo los mayores de 65 y los menores de 18 años tienen menos tolerancia a las bebidas alcohólicas. Así como una persona muy delgada tendrá una tasa más alta que otro más robusto, incluso habiendo tomado lo mismo.

La clase de bebida también tiene implicancia ya que como mencionamos, no es lo mismo; las bebidas fermentadas (vino, cerveza,sidra, champán, vermú) tardan más en absorberse que las destiladas (whisky, vodka, tequila y demás). Infiere casi tanto como la cantidad de vasos y el porcentaje de alcohol que tiene cada bebida (se puede leer en las etiquetas de las botellas o latas).

Si el estómago está vacío el alcohol que pasa a la sangre es mayor, así como pasa de forma más rápida, porque es lo único que se está digiriendo. Además habrá que ver la velocidad con que se toma, porque mientras más rápido se ingiere más rápida será su absorción. Por eso es recomendable beber pausadamente e intercalar con agua u otras bebida sin alcohol.

Por último, la hora del día influye en la absorción de alcohol, como sucede al comer. La eliminación del alcohol será menor en la noche, por lo tanto si te emborrachas y te vas a dormir, podrías dar positivo en un control al día siguiente. Así que dormir algunas horas tampoco ayuda a bajar los niveles en sangre.

Pero recordá que lo mejor siempre es: si tomás, no manejes.

Continuar Leyendo
Advertisement Ad Banner 300 x 300
Click para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consejos

Cómo restaurar una motocicleta

Son muchos los amantes de las dos ruedas que sueñan con tener su máquina clásica, restaurada por sus propias manos. Por supuesto, no es un trabajo fácil y se requiere de habilidad (además de conocimientos).

Publicado

el

Este largo tiempo de cuarentena puede ser el momento ideal para poner manos a la obra, y la restauración de una motocicleta parece una buena idea para ocupar varias horas diarias.

Pero para llevarlo a cabo necesitamos algo así como “una hoja de ruta”, o mejor dicho “pasos a seguir”. Por ello vamos a guiarte, para que tengas una noción básica de cómo podés comenzar a restaurar una moto.

Primer Paso

El más obvio de todos, pero no así el más sencillo: elegir la motocicleta. Para comenzar con la tarea necesitamos de un ejemplar, este completo o no, aunque si es la primera vez lo más recomendable es que la moto esté bastante entera.

Tenemos que saber qué tipo de máquina queremos restaurar, y sobre todo tener en cuenta nuestros conocimientos. El modelo elegido debe ir acorde a lo que sabemos, ya que de qué año y procedencia sea la moto será su dificultad.

Segundo Paso

Conocer el estado de la motocicleta, y ver si podemos encenderla. Obviamente depende de las condiciones en las que se encuentre la máquina. Si es la primera vez en restaurar una moto, lo ideal sería que el motor funcione, o por lo menos que podamos prenderlo (aunque no sea en el primer intento).

Tercer Paso

Empezamos con lo más complicado: desarmar la moto. Para esto tendremos que ser cuidadosos, pero sobre todo ordenados. Vamos a necesitar mucho espacio para colocar las piezas a medida que vayamos desmontando la máquina. Además podemos guardar cada cosa por separado en cajas o recipientes, para que no se mezclen. Un truco para recordar dónde van cada una de las piezas es sacar fotos de todo, antes de empezar la tarea.

Cuarto Paso

Es momento de revisar cada elemento de la motocicleta, para separarlo según el estado de cada uno, y hacer tres grupos: por un lado todo lo que solamente necesite limpieza y que podamos restaurarlo nosotros mismos; luego las piezas que debamos llevar a talleres especializados (llantas, chasis, etc.); por último las cosas que no sirven y tengamos que tirar. Cuidado, antes de desechar algo debemos encontrar la pieza que la reemplazará.

Quinto Paso

Si tuviste especial cuidado en el paso tres y cuatro, el cinco no será tan difícil (aunque se requiere de mucha concentración): armar la máquina. Antes de ponerte a atornillar y unir, elegí por dónde empezar. Para no dejar nada librado al azar tendremos que planear qué partes de la moto armaremos, cuál será antes y cuál después: el motor, la parte delantera, la trasera. Si sacamos fotos de todo el ejemplar, este es el momento de usar esas imágenes.

Sexto Paso

Con la motocicleta ya completa pasaremos a encenderla, no te desanimes si no sale al primer intento. Tendrás que ver cuál es el problema e intentar solucionarlo. Por supuesto, para hacerle la puesta a punto siempre es mejor pedírsela a un experto.

Fuente

Continuar Leyendo

Consejos

Recomendaciones para comprar una moto para mensajería o delivery

El mundo de las dos ruedas está lleno de motociclistas que usan sus máquinas para hacer diferentes repartos, ya sea mensajería o delivery de comida. Pero al momento de comprar una moto para este tipo de trabajo es bueno saber algunos puntos importantes.

Publicado

el

Se podría pensar que cualquier moto sirve para hacer reparto, pero en realidad algunas son más convenientes que otras. No solamente por el precio, o el consumo, si no por diferentes aspectos del vehículo que lo hacen ideal para este tipo de trabajo.

Lo básico

Igualmente a la hora de comprar una moto para hacer tendremos que tener en cuenta algunas nociones como: presupuesto, dónde la usaremos, por cuánto tiempo. El presupuesto es necesario para saber de cuánto dinero disponemos, así podremos calcular que modelo está a nuestro alcance y si comprar 0km o usada.

Es importante saber el estado de las calles donde estaremos trabajando, ya que no es lo mismo un ambiente más urbano que los caminos de tierra. Por último no da igual las veces a la semana que estaremos arriba de la máquina haciendo el trabajo, ya que las horas de uso serán mayores cuanto más días trabajemos.

Recomendaciones

  • Rendidora: es primordial buscar una motocicleta que gaste poco combustibles. Es decir, que sea “de bajo consumo”, así ahorraremos a la hora de cargar nafta.
  • Diseño: la posición de manejo debe de estilo urbano, para que podamos estar muchas horas sobre la moto y estemos relativamente cómodos. Pero lo que también es importantes es la parte trasera, donde tiene que haber lugar para poner una caja de delivery.
  • Duradera: mientras más años podamos usarla mejor, así que lo ideal que se rompa poco, para que le hagamos menor mantenimiento.
  • Repuestos: por supuesto esos repuestos que tenemos que cambiar tienen que conseguirse fácilmente. Así que lo mejor es que haya gran cantidad de repuestos en el mercado.
  • Mecánica sencilla: si nuestra moto es muy compleja, por cada problema tendremos que llevarla al taller; pero si es fácil de reparar podremos hacerlo nosotros mismos, para ahorrar.
  • Valor de reventa: es ideal pensar en el final que le daremos a la moto, por eso es importante saber si podremos venderla una vez que queramos hacerlo. Ya que así tendremos la oportunidad de volver a invertir ese dinero.

Continuar Leyendo

Consejos

Cómo preservar la batería de tu moto

Si tu máquina se va a quedar un tiempo prolongado adentro del garaje es muy importante que cuides cada parte de ella. Por supuesto, la batería es uno de esos elementos en los que prestar especial atención.

Publicado

el

Es momento de quedarnos en casa, y parece que será por mucho tiempo. Pero eso no es una excusa para descuidar a nuestra moto, por eso te seguimos dando consejos para tenerla lo mejor posible. Entre tantas atenciones que podemos realizarle a la máquina, uno de ellos es preservar su batería.

Medidas para tomar

Si nuestra motocicleta va a descansar por un buen tiempo lo mejor que podemos hacer por su batería es desconectarla. Principalmente porque todas las motos tienen un consumo residual de energía que podría agotar la batería o arruinarla. Por si fuera poco, mientras más viejo sea el modelo, estos consumos se acrecientan, básicamente porque la instalación eléctrica puede estar deteriorada. Obviamente este tipo de consumos no afectan a la moto cuando la usamos varias veces a la semana. Sin embargo, si la dejamos por mucho tiempo estos elementos terminar por descargar la batería, y no podremos darle arranque cuando la queramos sacar a la calle.

Las baterías de litio tienen una vida mucho más larga; puede que las dejemos un buen tiempo y no tengan absolutamente ningún problema. Pero son mayoría las motos que usan baterías del tipo plomo-ácido, que son las más convencionales. En ellas tendremos que revisar también el nivel de líquidos, para que funcionen de forma eficiente (usar siempre agua destilada).

Siempre que tengamos la moto en nuestro garaje podemos tener la batería enchufada. Sin embargo, no todos tienen un enchufe cerca, entonces se recomienda usar un mantenedor de energía. De esta forma podremos mantener el estado de la batería, ya que este dispositivo se prende o apaga según el nivel de carga. Además, lo ideal es tener un cargador que sea electrónico, porque son más eficientes y se pueden dejar varias horas sin problemas.

Continuar Leyendo
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250

LAS MÁS LEIDAS