Seguinos en

Especiales

Una Honda CB200 de 1975 devenida en una eléctrica

Viendo que la firma del ala viene atrasada y no cumple con lanzar una moto eléctrica interesante, el taller Omega Motors construyó su propia CB a energía limpia y la llamó EV200.

Publicado

el

Si bien a nivel mundial el segmento de las motos eléctricas crece cada día, Honda no parece tener en la mira el lanzamiento de una unidad interesante para este mercado. Por otro lado, las marcas pequeñas y los constructores privados se meten más y más en este mundillo.

En esta ocasión, Omega Motors, un taller con sede en San Francisco, Estados Unidos, tomó una Honda CB200 y cumplió el objetivo de crear una digna representante eléctrica. La EV200, como la denominaron, tiene un estilo tan similar a la gama CB de la casa nipona, que podría pasar por un modelo de fábrica o hasta un prototipo con futuro de producción de serie.

Lo que el público quiere y no tiene

Varios de los fanáticos de las dos ruedas se muestran reacios a los modelos eléctricos porque tienen estilos demasiado futuristas (dejando de lado el olor de la nafta o el sonido del motor). Por eso, las unidades que se despegan de lo moderno y mantienen una línea más clásica suelen tener más aceptación.

Honda podría hacer una CB eléctrica y lograr cierto éxito, pero no parece estar en sus planes. Pensando en eso, Omega Motors tomó un ejemplar de esa gama y lo llevó a la electricidad, conservando la estética de la familia CB: “Queríamos una moto que se comportara como un vehículo eléctrico moderno, pero que inspirara emociones similares a las motocicletas que hemos llegado a amar, en lugar de una estética cuadrada y futurista”.

Características de la “ex” CB

La EV200 está construida en base a una CB200 de 1975, manteniendo un estilo clásico de café racer. El principal cambio (obviamente) es el motor eléctrico que tiene una potencia entre 5 kW (6,8 CV) y 10 kW (13,6 CV), como máximo; mientras que la velocidad máxima es de unos 100 km/h en promedio.

Para funcionar necesita del correspondiente paquete de baterías; el mismo tiene una capacidad de 1,6 kWh, parecido a lo que ofrece un scooter eléctrico. Con esto, su autonomía no es tan destacable, unos 48 kilómetros aproximadamente. Para contener el peso que supone este grupo de baterías, el chasis se ha visto modificado y reforzado.

El guardabarros original fue recortado, el asiento se cambió por uno nuevo, hecho en cuero, y tiene velocímetro análogo. Un detalle no menor es el gabinete de aluminio que aloja la batería, construido así para acompañar la línea de diseño y la estética clásica. Además, lo que era el tanque de combustible fue pintado de blanco con naranja y gris, en él se conectaron unos falsos cables de bujías.

La EV200 por sus números podría parecer modesta (o hasta “saber a poco”), pero  James Hollis, uno de sus creadores, destacó que: “La CB200 siempre fue una bicicleta pequeña por lo que la EV200 fue diseñada para adaptarse al uso en la ciudad. La batería es suficiente para una moto urbana sin sobrecargarla, y actualmente está más orientada al par que a la velocidad máxima”.

Clásica, eléctrica, llamativa. ¿Te comprarías la EV200? 

Fuente: Bikeexif.com

Especiales

El sistema que podría sentar las bases para las motos autónomas

La empresa Intellias presentó un interesante sistema de auto equilibrio que podría sentar las bases para futuras motos que se conduzcan solas. Te contamos de qué se trata.

Publicado

el

Intellias es una marca ucraniana especializada en tecnología, durante el CES de Las Vegas presentó un sistema para motocicletas bastante interesante. Se trata de un asistente para lograr que el vehículo se mantenga en perfecto equilibrio, y podría ser el inicio de un gran cambio en el mundo de las dos ruedas.

¿Por qué es especial?

Si bien es cierto que no es el primer sistema para lograr que una moto quede parada, si tiene un punto importante. Por ejemplo, Yamaha y Honda le han mostrado al mundo sus respectivos dispositivos de “auto equilibrio”. La diferencia con el sistema de Intellias es que este fue creado por una firma que no será el fabricante principal. Esto quiere decir que esta empresa podrá trabajar en conjunto y desarrollar el sistema con varias marcas a la vez.

¿Cómo funciona el sistema?

Al igual que otros parecidos, este sistema se conforma por varios sensores distribuidos por toda la moto. Los mismos detectan los ángulos de inclinación, la velocidad y demás datos, que son recabados para adelantarse a cualquier posible accidente. Al prever los movimientos de la motocicleta, el sistema puede mover el manillar para estabilizar el vehículo, facilitando las maniobras a conductores inexpertos o incluso manejando de forma autónoma.

El sistema de Intellias se ha presentado y está abierto para desarrollarse de la mano de cualquier marca de la industria. Además la firma ya tiene un currículum conocido, dado que ha trabajado en conjunto con empresas como KIA, LG, o Siemens. Dicho esto, vale aclarar que si el sistema sigue su desarrollo podría adelantar grandes pasos en el camino de las motos autónomas o sin conductor.

Continuar Leyendo

Especiales

¿Cuánto vale la marca Vespa?

La firma de scooters italiana alcanzó cifras récord en 2021 y la valuación de sus activos subió tanto que marcó un hito para la fábrica. Conocé en cuánto está valuada Vespa.

Publicado

el

En 2021 Vespa cumplió 75 años de historia como una marca que ha traspasado la barrera del mundo de las dos ruedas para convertirse en un ícono de la moda y un estilo de vida para muchos. Tamaño estatus ha llevado a la firma a ser el activo más importante dentro de Grupo Piaggio, habiendo vendido más de 19 millones de unidades desde 1946.

Justamente el grupo empresario inició un estudio de valuación, para saber cuál era el valor estimado de la marca. Interbrand fue la consultora encargada de llevar a cabo la tarea, y después de investigar los datos en los 10 mercados principales de Vespa llegaron a una cifra. El ícono italiano tiene un valor económico de 906 millones de euros, un número que sorprende.

Como una explicación al valor de la marca, Michele Colaninno, Director General de Estrategia, Producto e Innovación del Grupo Piaggio, destacó: “Vespa es mucho más que una marca de movilidad; simboliza el arte, el diseño, la tecnología y la diversión. Vespa es un icono de estilo: su singularidad la convierte en una de las marcas más admiradas y deseadas, perteneciente tanto al espacio premium como a las marcas de moda y estilo de vida”.

Mientras que Manfredi Ricca, Director de Estrategia Global de Interbrand destacó que “El término ‘icónico’ se usa en exceso, pero en realidad no hay otra manera de definir esta marca. Vespa es una marca histórica y está en constante evolución; es profundamente italiano y amado en todo el mundo; es premium e inclusivo”.

Fuente: Visordown.com

Continuar Leyendo

Especiales

Honda Motocompo: el pequeño gran fracaso de la marca del ala

En los 80, la fábrica japonesa presentó una moto plegable que solucionaría los problemas de movilidad urbana, pero que terminó como uno de sus grandes fracasos. Conocé su historia.

Publicado

el

Algún desprevenido puede pensar que los problemas de tráfico nacieron hace una década o poco más, pero la realidad nos dice otra cosa. Japón ha sufrido de embotellamientos desde antes de la década del 80, por eso en aquellos años ya se buscaban soluciones a la movilidad urbana.

Honda fue una de las tantas fábricas que se preocupó por llevar al mercado vehículos que faciliten el tránsito en las grandes ciudades. Después de años de desarrollo presentaron al público una moto de tamaño pequeño y plegable, que algunos podrían catalogar como “la madre de los monopatines eléctricos”.

La solución: Honda Motocompo

Honda no solamente creó este vehículo, también desarrolló un plan para que pueda venderse, ya que venía como compañero del Honda City, un auto chico pero útil para los usuarios. El gancho era que la Motocompo podía entrar perfectamente en el baúl de este coche, por lo tanto podían comprar juntos. La idea era que el usuario iría en auto hasta un punto, donde el vehículo quedaría estacionado. Allí el conductor sacaría su Motocompo para seguir su camino en la ciudad, para poder hacer frente al tráfico de la mejor manera.

 

La minimoto tenía apenas 1.19 metros de largo, 0.53 de ancho y 0.91 de alto; pero después de plegar el manillar, el asiento y los pedales el tamaño de la Motocompo cambiaba, su largo quedaba igual, el ancho quedaba de 0.24m y el alto de 0.54. Lo que sí, su peso era de 45 kilos, así que quizá no fuese tan fácil de sacar del baúl de un coche.

La Motocompo utilizaba un motor monocilíndrico 2T de 49 cc, con refrigeración por aire, funcionaba con embrague automático y arranque a patada. El propulsor generaba una potencia de 2.5 cv a 4000 revoluciones; la velocidad máxima era de 30 km/h. Tenía un tanque de combustible de 2.2 litros y según los datos oficiales el consumo era de 1.5 l cada 100 km.

Honda había pronosticado vender 8.000 unidades de City y 10.000 de Motocompo al mes. Lamentablemente, entre 1981 y 1983 la pequeña moto vendió 53.369 ejemplares, es decir menos de 1.500 en promedio mensual en tres años. Quizá la idea no era tan buena, o tal vez no era el momento de lanzar un vehículo así, pero lo cierto es que esta minimoto sentó un precedente.

Sin dudas, la posta de este vehículo la tomaron los monopatines eléctricos, que básicamente tienen una línea muy parecida. Sin embargo, hace unos diez años atrás Honda presentó un concept actualizado del modelo, con motor eléctrico, y en 2020 renovó la patente del nombre “Motocompacto”. ¿La Motocompo volverá al mercado?

Continuar Leyendo
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250

LAS MÁS LEIDAS