Seguinos en

Especiales

YamaDuci: la perfecta unión entre dos marcas

El customizador de Augment Motorworks decidió crear una máquina partiendo de partes de una Yamaha y una Ducati, por supuesto juntó los nombres también para darle el nombre “YamaDuci”.

Publicado

el

Hace pocos años Nicholas Acosta abrió su propio taller de personalizaciones, en Toronto, Estados Unidos; pero en ese breve tiempo ya ha sabido llamar la atención de los medios especializados. Una de sus creaciones, una café racer, es el resultado de la unión entre una Yamaha Virago y una Ducati 1098. La “YamaDuci” luce exquisita, con una línea de diseño muy sencilla, colores sobrios y un motor de los 80’s que fue revisado por completo.

Los detalles de la YamaDuci

Esta historia comenzó con un cliente que llegó al taller de Augment Motorworks después de haber tenido una mala experiencia en otro sitio. Así es como Nick debió trabajar sobre dos motos desarmadas, una Yamaha Virago XV920 y una Ducati 1098, más alguna otra pieza como el tanque de combustible de una Benelli. Además de todo esto, tenía un presupuesto acotado para completar la máquina.

“Decidí hacerlo funcional con las piezas que tenía disponibles y crear una V-twin street que fuera cómoda de conducir, se viera genial, tuviera una suspensión y una mejora de los frenos increíbles, y se manejara bien”, comentó el customizador en una entrevista con BikeBound.

El motor de la YamaDuci es el de la XV920, fue revisado y puesto a punto para optimizar su rendimiento, así como aumentar la potencia y el torque, aunque no se han declarado las nuevas prestaciones. Para mejorar el bicilíndrico se incluyó un kit electrónico Dynojet, filtro nuevo K&N, y se cambiaron los piñones. Como para completar, se construyó un nuevo sistema de escape 2-1 y se le dio un sonido diferente al original.

En la parte ciclo se modificó la configuración del chasis y de las suspensiones para que todo encaje, además hubo que agregar lugar para el sistema eléctrico. Así es que la máquina lleva un nuevo basculante, horquillas Showa, y monoamortiguador trasero, estos dos últimos heredados de la Ducati. También de la moto italiana toma las llantas ligeras forjadas marca Marchesini. Estos cambios fueron claves para reducir el peso de la YamaDuci y facilitar su maniobrabilidad.

“Comparada con la XV920 original de 1982, es una máquina completamente diferente: la vieja es una cruiser más pesada, mientras que ésta es ágil, liviana, mezcla de clásico y moderno”, destacó Nicholas sobre su café racer, mix de Yamaha y Ducati.

Fuente: Bikebound 

Especiales

Segway Apex H2 de Ninebot: una sorpresa de hidrógeno

La marca china ha presentado un concept que espera estrenar en 2023; es una unidad eléctrica que funciona con pila de hidrógeno. Conocé los detalles del modelo.

Publicado

el

En 2001, Segway llevó su nombre a lo más alto de la industria cuando lanzó los VMP o vehículos de movilidad personal, una tabla con dos ruedas a los lados y un manillar, muy popular en los países de europa. Además de este vehículo, la marca es conocida por los monopatines y las patinetas eléctricas.

La empresa fue fundada en New Hampshire, EEUU, pero hoy pertenece a Ninebot, empresa que a su vez es parte de Xiaomi, un gigante oriental de la tecnología. De la mano de los chinos, la marca avanza con el proyecto de su primera moto deportiva, que es nada menos que una eléctrica impulsada por hidrógeno.

Todavía no han presentado ningún prototipo tangible, a penas han mostrado los renders que acompañan esta nota. Pero también comunicaron algunos detalles de lo que sería esta máquina (si llega a ser producida en serie alguna vez). Entre la información brindada por la Segway se sabe que la Apex H2 tendría 60 kW o 80 cv de potencia, la aceleración de 0-100 km sería en 4 segundos y su velocidad máxima llegaría a 150 km/h.

Por ahora no especificaron un dato muy clave para una eléctrica, la autonomía, que es determinante en estos modelos. Sabemos que el motor se alimentará de una pila de hidrógeno, el sistema que usará es autorecargable, por lo que seguramente tendrá energía duradera.

La Segway Apex H2 se ha proyectado para ser una realidad en 2023, que no es un futuro muy lejano. La marca hasta ha comunicado que su precio rondará los 9.000 euros; pero veremos si es que llega al mercado en el tiempo pronosticado o tardará más de la cuenta (lo que podría encarecer más el producto).

Continuar Leyendo

Especiales

Comenzó a funcionar el área de restauración de MV Agusta

La fábrica de Varese abrió un departamento especial para restaurar unidades icónicas, comenzarán por un ejemplar de carreras de la década del 50. Te contamos sobre la MV Agusta CSS 175/204.

Publicado

el

La marca italiana comenzará a revivir viejas máquinas gracias al departamento que la compañía creó especialmente para estos casos. El primer proyecto es una MV Agusta CSS 175/204 Racing de 1954, que fue adquirida en una subasta a cargo de Catawiki. La unidad perteneció al coleccionista y piloto Chris Newport, quien la compró en 1958 a nada menos que Stanley Hailwood, el padre del mítico Mike Hailwood.

“Estamos emocionados en la sede de Schiranna. Esta moto extraordinaria viene a casa, ¡donde nació hace 70 años! Es el primer proyecto para el nuevo departamento de Restauraciones. Ahora seremos capaces de devolver preciosas motos antiguas a su estado original, aquí en la fábrica de MV Agusta gracias al trabajo de los herederos que las fabricaron de manera artesanal”, dijo Timur Sardarov, director de MV Agusta Motor S.p.A.

En tanto, Davide Marelli, experto de Catawiki, comentó: “Estamos muy contentos de haber devuelto esta moto a su fabricante. Se trata de una pieza de colección extremadamente rara y qué mejor lugar para ser exhibida que en la compañía MV Agusta. Nuestra plataforma aloja cientos de subastas como ésta cada semana, representando así una pieza única de la historia italiana y atrayendo a compradores de todo el mundo. Como expertos, queremos encontrar y ofrecer a nuestros clientes las piezas más deseadas”.

La historia detrás del ejemplar

La MV Agusta CSS Racing nació en 1954, perteneció a Stanley Hailwood y luego fue adquirida por Chris Newport; ambos la utilizaron para sendas carreras de velocidad. Se sabe que tuvo otros dueños, 2012 se vendió en algún lugar de Holanda, y hace pocas semanas atrás llegó Catawiki. La subasta fue comunicada a MV Agusta, que rápidamente compró la motocicleta por 12.000 euros para llevarla de vuelta a casa.

Originalmente tenía un motor de 175 cc, pero se modificó a 204 cc, con ello cambiaron el tamaño de algunas piezas como las válvulas, culata, o pistones; se mantuvieron los carburadores TT Amal. Además esta CSS Racing tiene otros elementos que han permanecido intactos como el escape tipo trompeta, las llantas con los neumáticos Avon Green Racing, los frenos de tambor, el cuentarrevoluciones Smith y el dorsal con el número 62.

Continuar Leyendo

Especiales

Honda Monkey por Bunker: más retro y más oscura

Inspirándose en las motos más clásicas, una casa de preparadores turcos realizó esta personalización de la minimoto nipona. El resultado es una Monkey rebautizada “Gorilla”.

Publicado

el

La historia de esta motocicleta customizada comienza con la niñez de su dueño, Alp, un motociclista que se enamoró de las minimotos en su primer viaje en barco, cuando tenía 8 años. Según lo que contaron los creadores de “Gorilla”: “quedó fascinado cuando los marineros atracaron sus barcos en el Vieux Port de Cannes y cruzaron la costa en scooters y mini bikes. Por la noche, los vio subir por la pasarela y guardar sus máquinas en los botes”.

Lo irónico es que Alp jamás se compró una minimoto hasta que Honda volvió a sacar al mercado a la Monkey hace unos años, aunque había algo en el aspecto moderno del modelo que no le gustaba. “Mi hermano acababa de terminar un proyecto personalizado con Bunker”, explicó el motociclista a BikeExif: “Fue una reconstrucción total de una Triumph y me encantó. De repente pensé: ‘¿Qué tan genial sería si pudiera personalizar una nueva Monkey para que se pareciera más a una bicicleta retro, para ponerla en mi bote y deslizarme por las islas griegas?’”.

Así fue como una Monkey 2019 llegó al taller de Bunker, en Estambul, y los Uzer empezaron a planear cómo la modificarían, para lograr la mejor versión. Entre tantas cosas, cambiaron parte de la ciclística y varios detalles, como el sistema de escape o la electrónica.

En la parte ciclo redujeron el tamaño de las horquillas y sustituyeron las suspensiones originales por un kit Racingbros, tanto adelante como atrás. También cambiaron las llantas de aleación por unas de radios de 12 pulgadas, y se hicieron algunas modificaciones para encajar correctamente con los frenos, especialmente con el sistema ABS.

El motor permaneció sin demasiadas alteraciones, solamente se modificó la admisión, usando un tubo MNNTHBX con filtro de aire DNA, para completarse con el sistema de escape nuevo, terminando con el silenciador Cone Engineering. Además se añadió un kit de electrónica de Bazzaz, para mejorar el rendimiento de la unidad y hacerla un poco más poderosa.

En cuanto a la estética, se modificó el frente de la máquina agregando espejos retrovisores marca Puig y nuevos soportes para el faro delantero, así como se sustituyeron las intermitentes por unas más chicas de Kellerman Attos, “son casi invisibles cuando no parpadean”.

Mientras que el asiento tiene un tapizado más suave y combina con los bolsos laterales, todo hecho a mano por artesanos turcos. Detrás se cambió el guardabarros por uno recortado de aluminio, donde se colocó la luz de freno ‘Prism’ de Dime City Cycle e indicadores Atto. Por último, la pintura quedó a cargo de Flama Design House, que realizó el diseño del tanque de combustible a mano.

Fuente: bikeexif.com 

Continuar Leyendo
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250

LAS MÁS LEIDAS