Seguinos en

Especiales

ANX Sprint Racer: Solía ser un scooter Piaggio NRG50

Dos especialistas se unieron para crear una máquina 2T, bajo el único objetivo de divertirse en carreras de velocidad. Por suerte, el resultado es más que sorprendente.

Publicado

el

La historia de la ANX Sprint Racer comienza con Mirko Toth, un experto preparador de carreras, comprando unas piezas mecánicas a través de eBay a Nick Xiromeritis, un diseñador automotriz con amplia experiencia. Empezó como una cordial relación de amistad, ya que ambos tenían conocidos en común, y terminó con un proyecto de realizar una máquina para drag race. Pero la customización no partiría de cualquier moto.

De urbano a racing, en bastantes pasos

Mirko Toth había comprado un Piaggio NRG50 con la intención de prepararlo para carreras de velocidad. Un buen día se lo comentó a Nick Xiromeritis, quien se mostró bastante entusiasmado con el proyecto y decidió ayudarlo en la transformación. La conclusión es sorprendente, sobre todo porque se logró que el ciclomotor aumente cinco veces su potencia.

Por supuesto que el scooter base fue completamente desarmado, y la mayoría de sus piezas fueron modificadas. El chasis fue modificado casi en su totalidad, se alargó unos centímetros y la parte trasera fue hecha a nuevo artesanalmente. Las horquillas delanteras se sustituyeron por unas donadas de una Aprilia, no sin antes ser cortadas a solo 80 mm de recorrido. Se acortó también el cabezal de dirección, tal como se cambió la posición del asiento.

El colín se hizo a mano utilizando fibra de carbono, y se atornilló al cuadro con una bandeja de aluminio, que puede sacarse fácilmente si fuese necesario. Lleva manillar heredado de una Honda V30 Magna, que se hizo más estrecho para que quede con la máquina. El tanque de combustible es de una Kawasaki AR50, y obviamente se modificó para adaptarse a la moto. Se equipó con un par de neumáticos slicks de carrera de 13 pulgadas, difíciles de conseguir en el mercado.

Para el motor hubo otro tratamiento especial, ya que el 2 tiempos de 70cc fue revisado y modificado. Se le colocaron bielas más bielas más largas y un cigüeñal distinto. Además se instaló un carburador plano Keihin, una admisión ajustable Motoforce, y encendido Italkit, más el embrague CVT Malossi Delta. En el sistema de escape es de Metrakit Prorace, con un silenciador de carbono Jim Lomas.

Ahora el motor comienza en las 6.000 rpm, con su pico máximo de potencia en 9.300 rpm. Justamente la potencia original del Piaggio es de 4 cv, mientras que en la ANX Sprint Racer se ubica en 20 cv, es decir, cinco veces más. Como para sumar, el peso de la máquina es de 56 kilos, completando las cualidades de una moto lista para la velocidad.

Especiales

El sistema que podría sentar las bases para las motos autónomas

La empresa Intellias presentó un interesante sistema de auto equilibrio que podría sentar las bases para futuras motos que se conduzcan solas. Te contamos de qué se trata.

Publicado

el

Intellias es una marca ucraniana especializada en tecnología, durante el CES de Las Vegas presentó un sistema para motocicletas bastante interesante. Se trata de un asistente para lograr que el vehículo se mantenga en perfecto equilibrio, y podría ser el inicio de un gran cambio en el mundo de las dos ruedas.

¿Por qué es especial?

Si bien es cierto que no es el primer sistema para lograr que una moto quede parada, si tiene un punto importante. Por ejemplo, Yamaha y Honda le han mostrado al mundo sus respectivos dispositivos de “auto equilibrio”. La diferencia con el sistema de Intellias es que este fue creado por una firma que no será el fabricante principal. Esto quiere decir que esta empresa podrá trabajar en conjunto y desarrollar el sistema con varias marcas a la vez.

¿Cómo funciona el sistema?

Al igual que otros parecidos, este sistema se conforma por varios sensores distribuidos por toda la moto. Los mismos detectan los ángulos de inclinación, la velocidad y demás datos, que son recabados para adelantarse a cualquier posible accidente. Al prever los movimientos de la motocicleta, el sistema puede mover el manillar para estabilizar el vehículo, facilitando las maniobras a conductores inexpertos o incluso manejando de forma autónoma.

El sistema de Intellias se ha presentado y está abierto para desarrollarse de la mano de cualquier marca de la industria. Además la firma ya tiene un currículum conocido, dado que ha trabajado en conjunto con empresas como KIA, LG, o Siemens. Dicho esto, vale aclarar que si el sistema sigue su desarrollo podría adelantar grandes pasos en el camino de las motos autónomas o sin conductor.

Continuar Leyendo

Especiales

¿Cuánto vale la marca Vespa?

La firma de scooters italiana alcanzó cifras récord en 2021 y la valuación de sus activos subió tanto que marcó un hito para la fábrica. Conocé en cuánto está valuada Vespa.

Publicado

el

En 2021 Vespa cumplió 75 años de historia como una marca que ha traspasado la barrera del mundo de las dos ruedas para convertirse en un ícono de la moda y un estilo de vida para muchos. Tamaño estatus ha llevado a la firma a ser el activo más importante dentro de Grupo Piaggio, habiendo vendido más de 19 millones de unidades desde 1946.

Justamente el grupo empresario inició un estudio de valuación, para saber cuál era el valor estimado de la marca. Interbrand fue la consultora encargada de llevar a cabo la tarea, y después de investigar los datos en los 10 mercados principales de Vespa llegaron a una cifra. El ícono italiano tiene un valor económico de 906 millones de euros, un número que sorprende.

Como una explicación al valor de la marca, Michele Colaninno, Director General de Estrategia, Producto e Innovación del Grupo Piaggio, destacó: “Vespa es mucho más que una marca de movilidad; simboliza el arte, el diseño, la tecnología y la diversión. Vespa es un icono de estilo: su singularidad la convierte en una de las marcas más admiradas y deseadas, perteneciente tanto al espacio premium como a las marcas de moda y estilo de vida”.

Mientras que Manfredi Ricca, Director de Estrategia Global de Interbrand destacó que “El término ‘icónico’ se usa en exceso, pero en realidad no hay otra manera de definir esta marca. Vespa es una marca histórica y está en constante evolución; es profundamente italiano y amado en todo el mundo; es premium e inclusivo”.

Fuente: Visordown.com

Continuar Leyendo

Especiales

Honda Motocompo: el pequeño gran fracaso de la marca del ala

En los 80, la fábrica japonesa presentó una moto plegable que solucionaría los problemas de movilidad urbana, pero que terminó como uno de sus grandes fracasos. Conocé su historia.

Publicado

el

Algún desprevenido puede pensar que los problemas de tráfico nacieron hace una década o poco más, pero la realidad nos dice otra cosa. Japón ha sufrido de embotellamientos desde antes de la década del 80, por eso en aquellos años ya se buscaban soluciones a la movilidad urbana.

Honda fue una de las tantas fábricas que se preocupó por llevar al mercado vehículos que faciliten el tránsito en las grandes ciudades. Después de años de desarrollo presentaron al público una moto de tamaño pequeño y plegable, que algunos podrían catalogar como “la madre de los monopatines eléctricos”.

La solución: Honda Motocompo

Honda no solamente creó este vehículo, también desarrolló un plan para que pueda venderse, ya que venía como compañero del Honda City, un auto chico pero útil para los usuarios. El gancho era que la Motocompo podía entrar perfectamente en el baúl de este coche, por lo tanto podían comprar juntos. La idea era que el usuario iría en auto hasta un punto, donde el vehículo quedaría estacionado. Allí el conductor sacaría su Motocompo para seguir su camino en la ciudad, para poder hacer frente al tráfico de la mejor manera.

 

La minimoto tenía apenas 1.19 metros de largo, 0.53 de ancho y 0.91 de alto; pero después de plegar el manillar, el asiento y los pedales el tamaño de la Motocompo cambiaba, su largo quedaba igual, el ancho quedaba de 0.24m y el alto de 0.54. Lo que sí, su peso era de 45 kilos, así que quizá no fuese tan fácil de sacar del baúl de un coche.

La Motocompo utilizaba un motor monocilíndrico 2T de 49 cc, con refrigeración por aire, funcionaba con embrague automático y arranque a patada. El propulsor generaba una potencia de 2.5 cv a 4000 revoluciones; la velocidad máxima era de 30 km/h. Tenía un tanque de combustible de 2.2 litros y según los datos oficiales el consumo era de 1.5 l cada 100 km.

Honda había pronosticado vender 8.000 unidades de City y 10.000 de Motocompo al mes. Lamentablemente, entre 1981 y 1983 la pequeña moto vendió 53.369 ejemplares, es decir menos de 1.500 en promedio mensual en tres años. Quizá la idea no era tan buena, o tal vez no era el momento de lanzar un vehículo así, pero lo cierto es que esta minimoto sentó un precedente.

Sin dudas, la posta de este vehículo la tomaron los monopatines eléctricos, que básicamente tienen una línea muy parecida. Sin embargo, hace unos diez años atrás Honda presentó un concept actualizado del modelo, con motor eléctrico, y en 2020 renovó la patente del nombre “Motocompacto”. ¿La Motocompo volverá al mercado?

Continuar Leyendo
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250

LAS MÁS LEIDAS