Seguinos en

Especiales

Cinco marcas de motos que dejaron de existir

Así como hay firmas de motocicletas que parecen eternas, como Royal Enfield, y otras con largas vidas de éxitos o fracasos. También hay algunas que quedaron extintas hace décadas, dejando un vacío en la historia de las dos ruedas.

Publicado

el

Si bien esta lista podría ser mucho más larga, hablaremos solamente de cinco marcas internacionales, dejando otras en el tintero para más adelante. Por las argentinas no se preocupen, tendrán su lugar especial.

BSA

Las siglas de “Birmingham Small Arms Company”, empresa de origen británico que en un principio fabricaba armamentos, pero luego se metería en la industria automotriz. En 1909 realizó su primer prototipo de dos ruedas; dos años antes lo había hecho con un auto.

509 Marcas Desaparecidas BSA

En 1910 fue cuando lanzó su primer modelo a las calles, en 1915 sería dejado en el olvido para dar lugar a la Flat Tank o tanque chato. Para la siguiente década tendría su segundo ejemplar la Model E, con motor de bicilíndrico en V, de 771 cc, que se vendió por 20 años. Luego entraría al segmento de las deportivas, antes de que termine la década del 20. En 1933 nace la famosa serie Star, que se convirtió en una denominación significativa para BSA, siendo la más reconocida la Gold Star (1939).

La Segunda Guerra Mundial haría que la fábrica comenzará a producir modelos especiales para las fuerzas armadas de Gran Bretaña. Llegaron a construir en esa época 126 000 unidades para el ejército. Una vez terminado el periodo bélico vendrían los éxitos deportivos internacionales.

Pero BSA sucumbió ante el poder de las marcas japonesas, que llegaron al mercado europeo para destronar a todas las empresas. Sumado a una crisis en 1970 fueron el golpe final a la firma, aunque su nombre sería comprado y utilizado en varias ocasiones por distintas casas de motos.

509 Marcas Desaparecidas Laverda

Laverda

La fábrica italiana comenzó produciendo máquinas agrícolas, que aún hoy continúan existiendo y actualizándose. En 1946, Francesco Laverda, el nieto del fundador, dio el puntapié inicial para entrar al negocio de las dos ruedas. Fiel al estilo de Italia, la firma fabricaba verdaderas motocicletas puras sangre, con modelos deportivos que cosecharon varios laureles en competición con el color naranja como representación.

Sin dudas el modelo insignia de Laverda es la SFC 750, que nació en 1971, con un diseño atrevido, como todas las motos de la fábrica. Aunque en la parte mecánica no estaba a la altura de otras de su especia, algo que se daba en varios ejemplares de la marca. Otra leyenda italiana es la V6 de 1000cc, nacida en 1977, que llegó a marcar la impresionante velocidad de 283 Km/h en los entrenamientos del Bol D’or de 1978.

En 1985, la marca cesó sus actividades en las plantas de producción, aunque luego los diferentes dueños intentaron relanzar Laverda, sin éxito. Hasta que fue comprada por Grupo Piaggio que no volvió a realizar ninguna actividad con el nombre de la firma.

509 Marcas Desaparecidas MZ

MZ

Siglas de Motorradwerk Zschopau o Fábrica de Motocicletas Zschopau (en español), nació en 1956, aunque en realidad debería decirse que cambió su nombre en ese año. Porque MZ es la heredera de la mítica DKW, que desaparecería después de la Segunda Guerra Mundial, sin primero no pasar por la denominación IFA.

Con este nombre la empresa vuelve a tener cierto éxito, pero no comparable con el conseguido con la mítica RT 125 de DKW. Lo cierto es que en 1962 se lanzan las ES 125/150. Que hasta 2004 fue el modelo más producido en la industria alemana, así como la primera moto con un faro asimétrico para las luces cortas.

Para 1983 MZ alcanza la cifra de dos millones de unidades fabricadas, pero años más tarde, con la caída del muro de Berlín ve bajar sus ventas con la entrada de nuevas marcas al mercado. Sin embargo su existencia se extiende hasta el 2008, luego de pasar por una empresa turca y una india, terminando con más de 80 años de historia.

509 Marcas Desaparecidas NSU

NSU

También denominada como NSU Motorenwerke AG, empezó su vida en 1873 como una firma de máquina para tejer, a comienzo del siglo XIX fue clave en la fabricación de las primeras motocicletas alemanas. En 1901 lanzó su modelo debut, una monocilíndrica de 211 cc, y poco después saldría al mercado el primer auto.

Su crecimiento no para aún con las Guerras Mundiales, donde realizaron ejemplares para el ejército germano, como Tipo HK 101. Para 1930 ya tenía éxito en todo el mundo gracias a la 501 T y su versión de Lujo, la 501 L. Para la década del 50 NSU se transformaría en la fábrica más importante de la industria de las dos ruedas a nivel mundial, con la Lambretta (producidas bajo licencia de la marca italiana) y la Max 251 OSB como estandartes. En esa misma época y también en los 60, lograría varios triunfos en diversas competiciones internacionales.

Pero la compañía daría un vuelco hacia la producción de automóviles, dejando de lado las motos. Finalizaron la fabricación de los modelos en 1963, y años más tarde también terminaron la línea de coches, para unirse a Audi.

509 Marcas Desaparecidas Zündapp

Zündapp

Otra a alemana más, fundada en 1917 en Núremberg, debe su nombre a la abreviación de Zünder Apparatebau o Fábrica de mecanismos de encendido. Finalizó su historia en 1984, al ser vendida a una empresa china que cambió el nombre a Xun-da, y con ello desapareció la marca.

Comenzó a fabricar motos después de terminada la Primera Guerra Mundial, ya que se dedicaban íntegramente a producir módulos de encendido para explosivos. Con la derrota debieron diversificar sus productos. Tuvo su primer éxito en 1921, con la Z22, una moto simple, de fácil manejo.

Para la década del 30 empezaron con la serie K, las más reconocidas. Pero en la siguiente década dedicaron su producción al ejército alemán, para el que fabricaron su más famoso modelo, la KS 750, con sidecar y un sitio específico para llevar la ametralladora. Es quizá la moto más reconocida del Segunda Guerra, junto a las Harley y BMW.

Más tarde cambiaría su foco a motocicletas más pequeñas, con la Bella como estandarte; también debieron ampliar el panorama a otros artefactos. Siendo la KS 601 la última “gigante” de Zündapp, fabricada en 1958. Pero poco a poco las ventas fueron cayendo, hasta que la firma presentó quiebra en 1984 y fue absorbida por Tjian Jin, que no siguió con la producción pesé a haberlo intentando.

Continuar Leyendo
1 Comentario

1 Comentario

  1. Tony Cardozo Rodríguez

    18 abril, 2018 at 9:39 pm

    Gracias GDM por las hermosas publicaciones que nos educan día a día…por favor sigan y crezcan más,saludos corduales

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Especiales

¿Cuánto vale la marca Vespa?

La firma de scooters italiana alcanzó cifras récord en 2021 y la valuación de sus activos subió tanto que marcó un hito para la fábrica. Conocé en cuánto está valuada Vespa.

Publicado

el

En 2021 Vespa cumplió 75 años de historia como una marca que ha traspasado la barrera del mundo de las dos ruedas para convertirse en un ícono de la moda y un estilo de vida para muchos. Tamaño estatus ha llevado a la firma a ser el activo más importante dentro de Grupo Piaggio, habiendo vendido más de 19 millones de unidades desde 1946.

Justamente el grupo empresario inició un estudio de valuación, para saber cuál era el valor estimado de la marca. Interbrand fue la consultora encargada de llevar a cabo la tarea, y después de investigar los datos en los 10 mercados principales de Vespa llegaron a una cifra. El ícono italiano tiene un valor económico de 906 millones de euros, un número que sorprende.

Como una explicación al valor de la marca, Michele Colaninno, Director General de Estrategia, Producto e Innovación del Grupo Piaggio, destacó: “Vespa es mucho más que una marca de movilidad; simboliza el arte, el diseño, la tecnología y la diversión. Vespa es un icono de estilo: su singularidad la convierte en una de las marcas más admiradas y deseadas, perteneciente tanto al espacio premium como a las marcas de moda y estilo de vida”.

Mientras que Manfredi Ricca, Director de Estrategia Global de Interbrand destacó que “El término ‘icónico’ se usa en exceso, pero en realidad no hay otra manera de definir esta marca. Vespa es una marca histórica y está en constante evolución; es profundamente italiano y amado en todo el mundo; es premium e inclusivo”.

Fuente: Visordown.com

Continuar Leyendo

Especiales

Honda Motocompo: el pequeño gran fracaso de la marca del ala

En los 80, la fábrica japonesa presentó una moto plegable que solucionaría los problemas de movilidad urbana, pero que terminó como uno de sus grandes fracasos. Conocé su historia.

Publicado

el

Algún desprevenido puede pensar que los problemas de tráfico nacieron hace una década o poco más, pero la realidad nos dice otra cosa. Japón ha sufrido de embotellamientos desde antes de la década del 80, por eso en aquellos años ya se buscaban soluciones a la movilidad urbana.

Honda fue una de las tantas fábricas que se preocupó por llevar al mercado vehículos que faciliten el tránsito en las grandes ciudades. Después de años de desarrollo presentaron al público una moto de tamaño pequeño y plegable, que algunos podrían catalogar como “la madre de los monopatines eléctricos”.

La solución: Honda Motocompo

Honda no solamente creó este vehículo, también desarrolló un plan para que pueda venderse, ya que venía como compañero del Honda City, un auto chico pero útil para los usuarios. El gancho era que la Motocompo podía entrar perfectamente en el baúl de este coche, por lo tanto podían comprar juntos. La idea era que el usuario iría en auto hasta un punto, donde el vehículo quedaría estacionado. Allí el conductor sacaría su Motocompo para seguir su camino en la ciudad, para poder hacer frente al tráfico de la mejor manera.

 

La minimoto tenía apenas 1.19 metros de largo, 0.53 de ancho y 0.91 de alto; pero después de plegar el manillar, el asiento y los pedales el tamaño de la Motocompo cambiaba, su largo quedaba igual, el ancho quedaba de 0.24m y el alto de 0.54. Lo que sí, su peso era de 45 kilos, así que quizá no fuese tan fácil de sacar del baúl de un coche.

La Motocompo utilizaba un motor monocilíndrico 2T de 49 cc, con refrigeración por aire, funcionaba con embrague automático y arranque a patada. El propulsor generaba una potencia de 2.5 cv a 4000 revoluciones; la velocidad máxima era de 30 km/h. Tenía un tanque de combustible de 2.2 litros y según los datos oficiales el consumo era de 1.5 l cada 100 km.

Honda había pronosticado vender 8.000 unidades de City y 10.000 de Motocompo al mes. Lamentablemente, entre 1981 y 1983 la pequeña moto vendió 53.369 ejemplares, es decir menos de 1.500 en promedio mensual en tres años. Quizá la idea no era tan buena, o tal vez no era el momento de lanzar un vehículo así, pero lo cierto es que esta minimoto sentó un precedente.

Sin dudas, la posta de este vehículo la tomaron los monopatines eléctricos, que básicamente tienen una línea muy parecida. Sin embargo, hace unos diez años atrás Honda presentó un concept actualizado del modelo, con motor eléctrico, y en 2020 renovó la patente del nombre “Motocompacto”. ¿La Motocompo volverá al mercado?

Continuar Leyendo

Especiales

Cómo convertir una Yamaha Ténéré 700 en una Dakar retro

Un kit muy sencillo de colocar transforma el último modelo de la Ténéré en una dakariana de la década del 80/90. Te contamos más detalles.

Publicado

el

Una tienda especializada francesa lanzó un kit para convertir a la Yamaha Ténéré 700 en una versión más dakariana y muy retro. Así esta todoterreno se vuelve todavía mejor, conservando sus características actuales, pero con unos toques de estilo totalmente llamativos.

Paris – Dakar

Por supuesto que nada es casualidad. Los creadores de este exclusivo kit atornillable para la Ténéré son los expertos de Crispy Club. Se trata de una tienda especializada en personalizaciones y motos que queda en París, justamente una de las ciudades más ligadas al Rally Dakar, por el recorrido más clásico de la competencia.

En 2020 Yamaha había presentado una Edición Rally de la Ténéré 700, que estaba inspirada en las motos del mítico Dakar. La gente de Crispy Club tomó esta influencia y fue un poco más allá completando un look mucho más retro, que además se puede colocar en cualquier versión del modelo actual.

El kit de Cryspi Club incluye varias piezas que se pueden colocar muy fácil en la Ténéré 700. Cuenta con cubiertas de radiador, faro delantero con luz de LED, instrumental, y guardabarros tanto delantero como trasero. El color elegido para el kit está inspirado en las motos que utilizaba Yamaha en los rally de las décadas 80 y 90.

Hay dos kit diferentes, con varios colores disponibles, ambos pueden comprarse en la página de Crispy Club; uno cuesta € 2.900 y el otro € 3,900.

Continuar Leyendo
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250

LAS MÁS LEIDAS