Seguinos en

Especiales

Consejos para usar la moto en “tiempos de coronavirus”

Si bien en zonas como el AMBA el aislamiento social obligatorio continúa, son muchos los motociclistas que utilizan sus vehículos para salir de sus casas por diferentes razones. ¿Qué nuevos hábitos debemos tomar?

Publicado

el

Ya sea para ir a trabajar, para hacer compras necesarias o para atender una urgencia, los amantes de las dos ruedas se suben a sus motos para andar por las calles en esta extraña “tiempos de coronavirus”. Pero en estas salidas tendremos que sumar nuevos hábito, que antes no teníamos.

Al igual que los médicos recomiendan tomar varios recaudos al volver a nuestras casa una vez que salimos (como cambiarse de ropa y limpiarse los zapatos), al andar en moto también debemos tener otros cuidados, así como extremar algunos.

Estos son algunos puntos importantes a la hora de usar las motocicletas en “tiempos de coronavirus”:

– Cuidado: Deberemos evitar todo tipo de imprudencias en las calles, ya que terminar internados en un hospital no es buena idea en este momento. Si bien es imposible evitar completamente un accidente (porque estamos expuestos a los errores ajenos), tenemos que poner todo de nosotros para impedir que puedan ocurrir.

– Tráfico: En algunos lugares ha bajado el número de vehículos en las calles, aunque eso no bajó el porcentaje de accidentes viales. Durante esta cuarentena se vio que al haber menos tránsito, los conductores aprovecharon para circular más rápido o cometer más infracciones. Como dijimos antes, manejar de manera temeraria no es muy recomendable. Aunque parezca que no hay nadie tendremos que acatar las normas de tránsito igual.

– Distracciones: Las distracciones están siempre a la orden del día, como el celular, la música, o algo al costado del camino que nos llame la atención. Estas desatenciones a la hora de conducir pueden terminar en un accidente, por ejemplo no ver algún vehículo o peatón que cruza nuestra trayectoria.

– Higiene: 70% alcohol, 30% agua, es la receta más repetida de esta cuarentena, y los motociclistas también tenemos que aprenderla. Si dejamos la moto estacionada en la calle no sabemos si alguien pudo haber estornudado, o tosido sobre ella. Es importante que la desinfectemos una vez volvamos a casa, con la famosa composición de agua/alcohol. Además, cuando estamos afuera, tenemos que ponernos los guantes para tocar la moto, nunca debemos hacerlo con las manos desnudas (sabemos que entraríamos en contacto con el virus, no podríamos tocar la cara y ¡contagiados! Así de simple). Al volver a nuestra casa lo mejor sería limpiar la moto completamente, aunque siempre podemos dejarla “aislada”, y pasarle el agua/alcohol con un spray. Sin embargo hay algunos puntos que podríamos desinfectar más minuciosamente, como el manillar, el asiento y los neumáticos.

Especiales

Apex Predator: una Harley-Davidson a la mexicana

El concesionario de Querétaro, México, se llevó el premio King of Kings del concurso oficial de la marca de Milwaukee, donde se eligió a la mejor customización entre todas las ganadores de los Battle of the Kings.

Publicado

el

Todos los años la marca estadounidense celebra el Battle of the Kings, poniendo a competir customizadas varias; pero en 2020 decidieron cambiar la receta y colocar frente a frente a 14 ganadoras del certamen: Le Chieuseu (Francia), Store Build (Australia/Nueva Zelanda), Emperor (Alemania), Sport Rod (Países Bajos/Bélgica), French and Cheap (Francia), El Ganador (Reino Unido), Daytona’s Red (España),  XL 1200 FT (Francia), Melville (Japón), The Iron RR (Polonia), RoadXster (Brasil), XRTT-1200 Daytona (Australia/Nueva Zelanda), Cho Choo (Reino Unido), y Apex Predator (México). Todas utilizaron de base el mismo modelo, Sportster, con el V-Twin Evolution como corazón mecánico.

El concurso cerró en abril, con aproximadamente 50 mil votos, y la ganadora fue la radical Apex Predator. “Nacida para atacar sin miedo. Nacida para vivir sin rival”, según los dueños del concesionario de H-D en Querétaro, México, es decir, sus propios creadores: Óscar Peralta, Rodrigo Pérez, Luis Fernando Perea, Agustín Anguino, y Eduardo Trejo.

La personalización se destacada por su diseño neoretro, que la acerca a las motociclistas futuristas pero sin alejarla de los conceptos tradicionales, con líneas radicales y detalles que le dan un estilo agresivo. Lleva un faro delantero de LED Daymaker y un panel instrumental digital con pantalla TFT Bluetooth, ambos heredados de la H-D Breakout. Se equipa con discos de frenos Wave, horquilla invertida Big Pistón como suspensión delatera.

Sus piezas hechas artesanalmente son varias, por ejemplo el tanque de combustible verdoso, con barniz especial en polvo para darle el toque final, y combinar con el asiento de cuero con distintos tonos marrones. Tuvo mejoras en la ciclística con mejoras en el chasis, más los notorios cambios en la carrocería. Como toque final el sistema de escape también fue hecho a mano, y termina por debajo del colín estilo deportivo.

Continuar Leyendo

Especiales

Las mellizas scramblers de North East Custom

La casa italiana de customizadores sorprendió con dos excelentes creaciones, usando como base una Honda NX650 Dominator y una Yamaha XT600Z Ténéré. Conocé los detalles de estas dos máquinas.

Publicado

el

Si bien los hermanos Diego y Riccardo ‘Riki’ Coppiello, integrantes de North East Custom, han modificado decenas de motocicletas, en varios estilos diferentes, sin dudas tiene cierto favoritismo con las off-roads. Estas dos creaciones presentadas en Bike Exif son el mejor ejemplo de esto; son una Honda NX650 Dominator, modelo 1989, y una Yamaha XT600Z Ténéré, modelo 1987.

Un par de scramblers perfectas

Ambas modificaciones lucen perfectas, en diseño y terminación, pero no llegaron en las mismas condiciones a las manos de estos customizadores italianos. Por un lado estaba la máquina de la casa del ala, que parecía más una chatarra que una moto. La Honda Dominator necesitaba una restauración casi completa de la mayoría de sus piezas, aunque el motor estaba en perfecto estado. Mientras que por el otro lado se encontraba la Yamaha Ténéré, que casi no había sido usada (solamente 7.000km); sin embargo llevaba parada desde aproximadamente 1992, por suerte lograron salvar su motor.

En la Dominator los cambios estéticos fueron varios, desde el tanque de combustible hecho especialmente, hasta los guardabarros, el delantero de aluminio y el trasero de acero. Se colocó un nuevo asiento de cuero, más acolchonado. En tanto el faro del frente, al igual que la cubierta, es de Acerbis, y la luz de atrás es de tipo OEM de Mayer USA, como las intermitentes.

La Honda también tiene manillar con barras Tommaselli, nuevos puños, velocímetro, y un espejo plegable. El chasis fue limpiado del óxido que tenía, así como se modificó levemente, con un colín recortado. Mientras que los paneles laterales fueron hechos artesanalmente a medida. Se completa la máquina con el sistema de escape nuevo, terminado con el silenciador Virex. Como último toque se decidió elegir los colores típicos de la marca del ala, blanco con azul y rojo, sumando toques vintages.

En el caso de la Ténéré también recibió un nuevo tanque de combustible, al igual que los guardabarros, ambos fabricados a medida. Los paneles laterales se realizaron artesanalmente, y cubren la parte baja del asiento, que fue cambiado por uno de cuero hecho a mano.

Para la iluminación se añadieron los faros traseros de una Honda Four, adquiridos a Mayer USA, las intermitentes son nuevas. Otras piezas que se agregaron fueron el velocímetro, para el instrumental; y el silenciador oscuro para dar el toque de estilo al caño de escape.

Si bien se usó el color gris mate para la carrocería de la máquina, los customizadores decidieron sumar detalles en azul y amarillo, en homenaje a los clásicos colores del modelo.

Fuente: Bikeexif.com

Continuar Leyendo

Consejos

Cómo restaurar una motocicleta

Son muchos los amantes de las dos ruedas que sueñan con tener su máquina clásica, restaurada por sus propias manos. Por supuesto, no es un trabajo fácil y se requiere de habilidad (además de conocimientos).

Publicado

el

Este largo tiempo de cuarentena puede ser el momento ideal para poner manos a la obra, y la restauración de una motocicleta parece una buena idea para ocupar varias horas diarias.

Pero para llevarlo a cabo necesitamos algo así como “una hoja de ruta”, o mejor dicho “pasos a seguir”. Por ello vamos a guiarte, para que tengas una noción básica de cómo podés comenzar a restaurar una moto.

Primer Paso

El más obvio de todos, pero no así el más sencillo: elegir la motocicleta. Para comenzar con la tarea necesitamos de un ejemplar, este completo o no, aunque si es la primera vez lo más recomendable es que la moto esté bastante entera.

Tenemos que saber qué tipo de máquina queremos restaurar, y sobre todo tener en cuenta nuestros conocimientos. El modelo elegido debe ir acorde a lo que sabemos, ya que de qué año y procedencia sea la moto será su dificultad.

Segundo Paso

Conocer el estado de la motocicleta, y ver si podemos encenderla. Obviamente depende de las condiciones en las que se encuentre la máquina. Si es la primera vez en restaurar una moto, lo ideal sería que el motor funcione, o por lo menos que podamos prenderlo (aunque no sea en el primer intento).

Tercer Paso

Empezamos con lo más complicado: desarmar la moto. Para esto tendremos que ser cuidadosos, pero sobre todo ordenados. Vamos a necesitar mucho espacio para colocar las piezas a medida que vayamos desmontando la máquina. Además podemos guardar cada cosa por separado en cajas o recipientes, para que no se mezclen. Un truco para recordar dónde van cada una de las piezas es sacar fotos de todo, antes de empezar la tarea.

Cuarto Paso

Es momento de revisar cada elemento de la motocicleta, para separarlo según el estado de cada uno, y hacer tres grupos: por un lado todo lo que solamente necesite limpieza y que podamos restaurarlo nosotros mismos; luego las piezas que debamos llevar a talleres especializados (llantas, chasis, etc.); por último las cosas que no sirven y tengamos que tirar. Cuidado, antes de desechar algo debemos encontrar la pieza que la reemplazará.

Quinto Paso

Si tuviste especial cuidado en el paso tres y cuatro, el cinco no será tan difícil (aunque se requiere de mucha concentración): armar la máquina. Antes de ponerte a atornillar y unir, elegí por dónde empezar. Para no dejar nada librado al azar tendremos que planear qué partes de la moto armaremos, cuál será antes y cuál después: el motor, la parte delantera, la trasera. Si sacamos fotos de todo el ejemplar, este es el momento de usar esas imágenes.

Sexto Paso

Con la motocicleta ya completa pasaremos a encenderla, no te desanimes si no sale al primer intento. Tendrás que ver cuál es el problema e intentar solucionarlo. Por supuesto, para hacerle la puesta a punto siempre es mejor pedírsela a un experto.

Fuente

Continuar Leyendo
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250

LAS MÁS LEIDAS