Seguinos en

Especiales

Ferrari 900, la moto oficial

Existen muchos ejemplares de motos basadas en la mítica marca de automóviles, pero solamente una nació bajo el permiso de la fábrica. Es la Ferrari 900, que desde su construcción hasta hoy tiene el privilegio de no tener una igual.

Publicado

el

Existen muchos ejemplares de motos basadas en la mítica marca de automóviles, pero solamente una nació bajo el permiso de la fábrica. Es la Ferrari 900, que desde su construcción hasta hoy tiene el privilegio de no tener una igual.

La principal característica de esta máquina de dos ruedas es que está “homologada” por la firma del Cavallino Rampante. A simple vista su diseño no es revolucionario, y sus especificaciones técnicas no son mejores que otros modelos del mismo estilo. Puede que parezca carecer del carácter y la elegancia que impone cualquier Ferrari, pero es sumamente especial. Sin dudas es única en el mundo, porque lleva orgullosa la numeración SF-O1M, como muestra de pertenencia a la familia italiana.

La historia detrás de ella

Su nacimiento no es más que un homenaje a Enzo Ferrari, aquel italiano que plasmó su amor por los autos, la velocidad y la estética, en la fábrica más reconocida del mundo. La idea de esto la tuvo David Kay en 1990 y se la transmitió, mediante una carta, a Piero Ferrari (hijo de “Il Commendatore”).

23 de mayo de 1990, es la fecha de la respuesta de Piero, en la que otorga el permiso para realizar la única moto (hasta el momento) con la imagen del Cavallino. El texto reza que se da “la aprobación para colocar la insignia de Ferrari en su moto”, y además, reza “buena suerte con su proyecto”.

Y se necesitó mucho más que suerte. Ya que para llevar el boceto a la realidad tuvieron que pasar 3.000 horas de trabajo, concretando el objetivo en 1995 (cinco años después de aquel intercambio postal). Pero valió la pena, porque una vez terminada se convirtió en una verdadera joya.

Los rasgos de la Ferrari

Como bien dijimos, la marca hace que tenga un tinte particular. Pero lo cierto es que tiene elementos sumamente especiales, ya que fue fabricada artesanalmente casi en su totalidad. Desde su corazón hasta el más mínimo detalle de su carrocería fueron hechos pensando en ella.

El motor está construido a mano (en aluminio y magnesio), es de 900cc, cuatro cilindros transversales, refrigerado por aire y de distribución DOHC. Alcanza la nada escasa cifra de 105cv a 8800 revoluciones, que parecen perfectos para los 172 kilos que tiene la Ferrari de dos ruedas. La velocidad máxima que puede lograr es de unos 265km por hora.

El chasis de esta pieza es tipo multitubular, de acero, mientras que el carenado está fabricado en aluminio. Lleva una horquilla invertida Italia y dos amortiguadores traseros WPS, como suspensiones. El frenado quedó a cargo de Brembo, en ambos ejes, con pinzas de seis pistones en el doble disco delantero y cuatro en el trasero. Los neumáticos de 17 pulgadas también se hicieron a mano, son obra de Astralite. El escape cuádruple negro es prácticamente una obra de arte en los lados.

Como fue construida en los 90 no tiene la tecnología de hoy, pero si lleva en ella un aire de tiempos pasado. Su diseño hace recordar a viejas épocas, con un estilo muy parecido a las motos de competición de la década del 60. Sobre todo por la forma ovoide de la parte delantera, aunque con doble faro, como se usaba en los 90.

Qué fue de ella

Dada su especial construcción, sus colores rojos combinados con negro, se presumía que la Ferrari 900 rompería algún récord de venta, o como mínimo sería bastante cara.

Eso mismo pensaron en el 2008 los tasadores de la casa de subastas británica Bohmans, que le pusieron el precio de 403.600 dólares. Transcurridos cuatro años de solitaria espera, la Ferrari 900 finalmente fue “regalada” a 137.300 dólares, que parecen poco para una joya como esta.

[post_view]

Continuar Leyendo
Advertisement Ad Banner 300 x 300
Click para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Especiales

La nueva moto de 007: Triumph Scrambler 1200 Bond Edition

La marca británica se puso de nuevo al servicio de la industria cinematográfica y lanzó el exclusivo modelo inspirado en “No Time to Die”, la película de James Bond. Conoce los detalles de este ejemplar del que se venderán 250 unidades.

Publicado

el

Triumph es una fábrica que ha estado relacionada con el mundo del cine desde siempre, y por supuesto que no podía faltar en la última película de 007. En base a la motocicleta usada por el agente secreto británico en el film, la marca lanzó la exclusiva Triumph Scrambler 1200 Bond Edition. Tan excepcional que solamente se produjeron 250 unidades, a un precio de 19.500 euros cada ejemplar.

Los 19.500 euros pueden parecer mucho, son 4.000 más que la versión XE de la Scrambler inglesa. Pero si pensaban ahorrar para comprarla vamos a tener que avisarles que no serán posibles; ya que las 250 unidades planeadas fueron vendidas. Igualmente podemos ver en detalles la exclusiva versión especial de 007.

“Toques” que hacen la diferencia

La compañera de James Bond conserva la base de la Scrambler, y por supuesto su motor; un bicilíndrico en paralelo calado a 270º, de 1.200 cc, de 8 válvulas, SOHC, con refrigeración líquida. El propulsor tiene mismas prestaciones, es decir, una potencia de 90cv a 7.400rpm, y un par máximo 110 Nm a 3.950 rpm. Funciona con inyección electrónica, embrague multidisco bañado en aceite asistido, transmisión final por cadena y caja de seis velocidades.

En la parte ciclo mantiene el chasis de cuna, y las suspensiones de la versión XE, una horquilla invertida Showa y un doble amortiguador Öhlins, ambos ajustables. En la frenada lleva la firma de Brembo, equipándose igual que la edición XE, e incluye sistema de ABS en curva.

En cuanto a la electrónica, además de contar con el asistente de frenado, lleva acelerador electrónico, embrague anti-rebote, y todo el paquete de la XE. Se añaden detalles como la pantalla digital, y la iluminación LED con faros antiniebla. Además se destaca el escape de acero inoxidable con la salida de fibra de carbono y terminado con el silenciador, firmado por Arrow.

La estética se compone por el color predominante negro, Sapphire Black, con detalles y en número 007 en varios lugares, por ejemplo en el escape o al prender la pantalla del instrumental. Además cada unidad está numerada y trae una mochila exclusiva de la marca británica, así como un certificado firmado por Nick Bloor, presidente ejecutivo de Triumph Motorcycles.

Triumph Scrambler 1200 Bond Edition – Ficha Técnica

Continuar Leyendo

Especiales

Unas gemelas alemanas reinventadas en California

Dos BMW R100 llegaron al taller de customizaciones Upcycle Motor Garage, y su líder, Johnny Nguyen, quiso cumplir su sueño de crear dos café-racer con base en ese modelo.

Publicado

el

Upcycle Motor Garage es un taller unipersonal que funciona en California, EEUU, propiedad de Johnny Nguyen; un amante de los motores, que trabaja desde los 12 años como mecánico. Su casa de personalizaciones abrió hace tres años, y ya le ha dado muchas alegrías a su dueño. Pudo cumplir su sueño de construir una café-racer usando de base una BMW R100, y encima por partida doble.

La historia de las gemelas que no son idénticas

“Se convirtió en mi misión hacer que se vean iguales, pero diferentes”, contó Nguyen en una entrevista con Bike Exif. Fue así como comenzó su trabajo sobre estas dos unidades, que llegaron a su taller de casualidad al mismo tiempo. Los ejemplares de base fueron una R100RT modelo 1988 (ahora la color verde) y una R100RS de 1982 (la ahora gris plata).

A simple vista estas dos cafés se ven idénticas, pero en realidad tienen pequeños detalles que las hacen distintas, no solamente por el color elegido para pintarlas. Aunque por supuesto comparten el motor bóxer de 980cc, que funciona con caja de cinco velocidades y genera unos 70 cv de potencia. El propulsor se vuelve protagonista en ambas máquina, se ha revisado y se le colocaron cubiertas de aluminio.

Una de las principales diferencias entre las motos es el sistema de escape de acero inoxidable. En la gris lleva un 2-1 que va por la derecha de la máquina; mientras que la verde se equipa con un silenciador Akrapovic, que aparece debajo del colín. En la parte ciclo ambas recibieron un chasis nuevo, y en cuanto las suspensiones también sufrieron modificaciones. La RT lleva un nuevo amortiguador trasero Öhlins y la horquilla de una Kawasaki ZX-6R; de esta máquina también recibió la rueda delantera así como piezas de los frenos. Mientras que a la RS se le colocó un monoshock, en lugar de la doble amortiguación que tenía la original, y en la delantera la suspensión heredada de una Suzuki GSX-R1000.

Estas dos BMW modificadas recibieron el carenado de unas R90S de AirTech Streamlining, para darles el toque más vintage a las café-racers. En ambos casos, el customizador hizo los cambios necesarios para que se acoplen a las unidades, además de añadir el frente de PVC y fibra de vidrio con la pequeña luz.

En tanto, Motogadget fue la encargada de proveer los elementos eléctricos, más algunos de Motone; todos ellos controlados por un Motogadget m.unit blue. Por último Johnny se encargó elegir los tonos de ambas máquinas, y los tapizados de los asientos para combinar. En el caso de la RS se eligió una tela de gamuza para el acolchonado asiento; mientras que la RT heredó el cuero de un auto BMW.

Fuente: Bikeexif.com

Continuar Leyendo

Especiales

Apex Predator: una Harley-Davidson a la mexicana

El concesionario de Querétaro, México, se llevó el premio King of Kings del concurso oficial de la marca de Milwaukee, donde se eligió a la mejor customización entre todas las ganadores de los Battle of the Kings.

Publicado

el

Todos los años la marca estadounidense celebra el Battle of the Kings, poniendo a competir customizadas varias; pero en 2020 decidieron cambiar la receta y colocar frente a frente a 14 ganadoras del certamen: Le Chieuseu (Francia), Store Build (Australia/Nueva Zelanda), Emperor (Alemania), Sport Rod (Países Bajos/Bélgica), French and Cheap (Francia), El Ganador (Reino Unido), Daytona’s Red (España),  XL 1200 FT (Francia), Melville (Japón), The Iron RR (Polonia), RoadXster (Brasil), XRTT-1200 Daytona (Australia/Nueva Zelanda), Cho Choo (Reino Unido), y Apex Predator (México). Todas utilizaron de base el mismo modelo, Sportster, con el V-Twin Evolution como corazón mecánico.

El concurso cerró en abril, con aproximadamente 50 mil votos, y la ganadora fue la radical Apex Predator. “Nacida para atacar sin miedo. Nacida para vivir sin rival”, según los dueños del concesionario de H-D en Querétaro, México, es decir, sus propios creadores: Óscar Peralta, Rodrigo Pérez, Luis Fernando Perea, Agustín Anguino, y Eduardo Trejo.

La personalización se destacada por su diseño neoretro, que la acerca a las motociclistas futuristas pero sin alejarla de los conceptos tradicionales, con líneas radicales y detalles que le dan un estilo agresivo. Lleva un faro delantero de LED Daymaker y un panel instrumental digital con pantalla TFT Bluetooth, ambos heredados de la H-D Breakout. Se equipa con discos de frenos Wave, horquilla invertida Big Pistón como suspensión delatera.

Sus piezas hechas artesanalmente son varias, por ejemplo el tanque de combustible verdoso, con barniz especial en polvo para darle el toque final, y combinar con el asiento de cuero con distintos tonos marrones. Tuvo mejoras en la ciclística con mejoras en el chasis, más los notorios cambios en la carrocería. Como toque final el sistema de escape también fue hecho a mano, y termina por debajo del colín estilo deportivo.

Continuar Leyendo
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250

LAS MÁS LEIDAS