Conéctate con nosotros

Noticias

La marca china que quiere conquistar Europa

La firma Macbor desembarcó en el viejo continente a mediados del año pasado, y este mes lanzó para ese mercado sus modelos clásicos, que sobre salen por su relación precio-calidad.

Publicado

el

El mercado europeo es muy distinto al nuestro, mientras que acá los números de ventas bajan cada vez más, por allá están en alza. Por estos lugares las más vendidas son siempre los modelos de menor cilindrada, y ellos suelen tener más movimiento en las medianas.

Pero dejando de lado las diferencias, tanto allá como acá, una motocicleta con buen precio puede posicionarse tranquilamente. Eso mismo le ocurrió a la firma de origen chino Macbor, que llegó a España hace unos meses y pone cada vez más ejemplares a la venta. Ahora decidieron apostar al segmento clásico, con máquina de baja cilindrada y mucho estilo, que cuestan menos de 2.700 euros (algo que no es barato para nosotros, pero para ellos sí).

Cotizan en alza

Los modelos de estilo retro son siempre bienvenidos por el público de las dos ruedas, y son tendencia hace varios años. Quizá sea por recordar al pasado, o porque en realidad lo bueno nunca pasa de moda. Pero lo cierto es que con un cuidado diseño clásico, casi cualquier motocicleta se puede vender.

Puede que eso hayan pensado los encargados de Macbor al lanzar a estas trillizas de 125 cc: Lord Martin, Johnny Be Good y Eight Mille.

Están dentro del estilo clásico, cada una con toques estéticos marcadamente diferentes, y todas con la base mecánica. El motor es un monocilíndrico de 125 cc, cuatro tiempos, con refrigeración por aire, SOHC, e inyección electrónica Mikuni. Algo básico, que alcanza unos 10 caballos de fuerza y una velocidad de 115 km/h, con un consumo de 1,9 litros por cada 100 kilómetros recorrido como mayor mérito.

La más económica es Lord Martin, con un precio de 2.499 euros, sus principales detalles estéticos son el asiento plano, el depósito de 14.5 litros con tapón estilo Monza, las llantas de radios de 17”, más la instrumentación de doble esfera analógica y sus luces de LED. Tiene un marcado diseño británico de la década del 70, y se consigue en azul, blanco o negro mate.

Luego viene la Eighty Mille que es una scrambler, con el estilo de los años 60’s, y por supuesto tiene varios toques camperos, como la forma del tanque de combustible, el asiento y las placas laterales numeradas. Además luce llantas de radios de 18 y 17 pulgadas, con neumáticos mixtos, un escape cromado elevado, el manillar ancho elevado, más suspensiones de mayor extensión. Sus tonos disponibles son el negro mate, o los llamativos amarillo, verde o rojo.

La “tope de gama” es la Johnny Be Good, una café racer salida directamente de los años 50, con detalles modernos, como la horquilla invertida o los amortiguadores de gas con depósito separado. Se destacan el colector de escape encintado, el tapón de gasolina Monza, los neumáticos deportivos, y los semi manillares. Solamente está se vende en un elegante color negro a 2.699 euros.

Seguir leyendo
Haz clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250