Seguinos en

Consejos

Cambiar la cadena de la moto, ¿cuándo y cómo?

Elementos importantes si lo hay, la cadena de la motocicleta es clave, y llegará un momento en que tendremos que cambiarla. Cuándo se hace, cómo, y qué es mejor, trataremos de responder todas esas dudas.

Publicado

el

Navegando en internet nos encontramos con un accidente que le costó al motociclista varios huesos quebrados. Según informaban, la cadena de la moto estaba en malas condiciones, y terminó por causar un grave incidente, que podría haberle costado la vida al conductor.

Con esas palabras no hacemos más que mostrarles la relevancia de llevar bien colocada la cadena, además de tener una que todavía esté en buenas condiciones. Reemplazar la cadena siempre depende del uso que le damos a la motocicleta, si la cuidamos o la tenemos así no más. Para ver como limpiar y engrasar de la mejor manera la cadena podés leer nuestros consejos haciendo click acá.

¿Cuándo?

Usualmente se debe cambiar entre los 35.000 o 40.000 kilómetros, pero hay quienes pueden llegar a los 50.000 km sin necesidad de hacerlo, así como otros tuvieron que realizar el intercambio a los 20.000. Esto, como ya dijimos, depende de los cuidados y del uso. Si cuidamos bien la cadena, limpiando y engrasando cada 1.000km (o menos), posiblemente extenderemos su vida útil. También vale aclarar que si andamos mucho por calle de tierra tendremos que hacerle revisión antes de tiempo.

Pero además de ensuciarse, la cadena se desgasta (algunos lo llaman “se estira”, aunque no está del todo bien dicho). Con el paso de los km tenemos que revisar la tensión de la cadena, hasta que llegue un momento en que se desgaste por completo. Lo notaremos principalmente en el piñón y la corona, lo que es un aviso de cambio del kit entero de transmisión. Al igual que estarán deformados los dientes de algunos eslabones, algo que veremos si subimos la moto a un caballete y hacemos girar (despacio) la rueda trasera. Como serán desiguales no podremos encontrar el punto justo de tensión, y solo quedará decirle adiós a la cadena.

El kit completo

Piñón, corona y cadena, el tridente de la transmisión tiene que cambiarse al mismo tiempo. Algunos solamente suplantan la cadena, pero lo ideal es hacerlo de a tres. Por supuesto que la medida dependerá del modelo, y lo mejor es seguir la configuración de serie (a menos que sepamos muy bien lo que estamos haciendo).

Si conocemos perfectamente sobre el tema, podremos optar por realizar algunos toques, como sacar algunos dientes o agregarlos, para mejorar las prestaciones. Pero es (mucho muy) importante que no lo hagamos si no tenemos el conocimiento, porque podemos terminar empeorando el rendimiento de la moto.

Por dar un ejemplo: un piñón más grande, o una corona más chica, hacen que la máquina tenga más velocidad, pero al motor le va a costar más en primera marcha (es como si elevásemos la velocidad de arranque un nivel). Mientras que un piñón chico o una corona grande harán el efecto contrario.

Medidas ideales

Para esto deberemos leer atentamente lo que el fabricante dice, prestando especial atención a dos medidas: “Paso” y “Ancho Interior”. Posiblemente haya otras cifras nombradas, pero esas dos son las importantes. En una catalogación estándar, en la cadena habrá tres números, el primero es el paso, los otros dos el ancho interior. Ejemplo: una cadena 530 tiene un paso de 5/8 de pulgada (15,88 mm entre ejes) y 3/8 de pulgada de anchura interior (9,52 mm).

Además el fabricante nos dará otros datos como: el tipo de cadena, normal, reforzada o súper reforzada; el tipo de retenes interiores, redondos o X; y el número de perforaciones (una de 120 se cuenta como 60 perforaciones interiores y 60 exteriores). Con este último dato sabremos la longitud exacta de la pieza, así no tendremos que sacar o poner eslabones al momento de colocarla.

¿Cómo cambiarla?

Este es el paso más importante, y bien podemos obviarlo si es que no nos animamos a realizarlo. Pero si queremos podemos cambiar la cadena nosotros, siempre y cuando seamos hábiles. Si no estamos seguros, se puede probar unos metros, y en caso de que esté mal siempre tenemos la posibilidad de llevarlo a un taller mecánico.

Si vamos a hacerlo, lo principal es que contemos con las herramientas necesarias para el montaje: rompe (o corta) cadena y remachadora, además del cincel del tamaño correspondiente. Se pueden conseguir en cualquier lugar especializado, y también por internet.

Subimos la moto a un caballete de forma que quede arriba el eje trasero, para que la rueda esté floja. Sacamos la tapa del piñón, pero no retiramos las piezas. Para romper la cadena vieja, tendremos el mayor de los cuidados, porque podemos dañar otros elementos. Además lo mejor es que nosotros usemos la protección adecuada, porque pueden saltar algunas chispas.

Retiramos los pernos, y mientras sacamos la cadena vieja, enlazamos el eslabón de la nueva. Cuando esté colocada, medimos el largo, y usamos el tensor, tiene que quedar algo floja. Si la compramos del mismo tamaño no tendremos problemas, si no habrá que cortar ¡sin dañar los demás eslabones!

Antes de armarlo, hay que lubricar bien (seguramente vendrá con un sobre de lubricante), vamos a unirlo desde atrás, poniendo los retenes exteriores y la placa exterior. Con la remachadora acercamos la placa hasta la posición correcta (sin hacer presión), deformamos los extremos de la cadena y los remachamos igual que el resto de los eslabones. Con la cadena ya cerrada, reemplazaremos el piñón y la corona, con una llave dinamométrica, respetando las recomendaciones del fabricante.

Continuar Leyendo
Advertisement Ad Banner 300 x 300
Click para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consejos

10 claves sobre el aceite de moto y cómo cambiarlo

Hace tiempo que no usamos nuestra sección de Consejos, así que aprovecharemos que nos han preguntado sobre los cambios de aceite para hacer una breve guía: 10 respuestas sobre el aceite de moto, más un plus.

Publicado

el

El aceite nuestra moto es clave para el funcionamiento del motor de cuatro tiempos. Por esto es importante conocer ciertas nociones, que resumiremos en 10 ítems; y también cómo realizar el cambio (si es que nos animamos a hacerlo). Desde ya les avisamos que si tienen más preguntas, pueden comentarlas y trataremos de responderlas.

1) ¿Cuándo cambiar el aceite de un motor 4T?

Depende de cuántos elementos se lubriquen con el aceite, y cuánta cantidad utiliza tu moto. Si la máquina necesita poco aceite, que lubrica el motor, transmisión y embrague, lo ideal es cambiarlo cada 2.000 km. Mientras que si nuestro vehículo utiliza entre 3 y 4 litros, para lubricar solamente el motor, se puede extender a 5.000 km. Pero si queremos saberlo a ciencia cierta, podemos leer el manual de nuestra motocicleta, que nos dirá exactamente cuándo hacerlo (algunas pueden aguantar hasta los 10.000 km).

Es importante no usar un aceite que tenga más de dos años, porque después de pasado ese tiempo de su elaboración se pierden ciertas propiedades del mismo, según los propios fabricantes.

2) ¿Es lo mismo el aceite de la moto y el del auto?

No, nunca, no lo intenten. Principalmente porque las propiedades son diferentes, ya que lubrican de formas diferentes. En una moto 4T el aceite lubrica el motor y la caja, integrada en bloque al propulsor. Si se utiliza el aceite del auto podría dañar el funcionamiento del embrague húmedo. En las motos con cárter seco, la diferencia está en la temperatura, que es más elevada.

3) ¿Cuál es la diferencia entre lubricante sintético y mineral? ¿Cuál es mejor?

El mineral tiene su base en el petróleo crudo refinado; el sintético, como dice su nombre, tiene una base elaborada completamente en un laboratorio. También existe el semi-sintético, que es una mezcla de ambos.

El sintético es más costoso, porque es más complejo de producirse; pero resulta superior, por sus propiedades más resistentes a la oxidación. Así puede soportar temperaturas más elevadas, así como un mayor tiempo. Por otra parte, el semi-sintético, suele tener un valor más económico, sin perder tanto en calidad.

El aceite mineral es ideal para motos clásicas; el aceite semi-sintético, funciona mejor en las motocicletas de “edad promedio”, es decir ni muy viejas, ni muy modernas; y el lubricante sintético, se puede usar en todos los casos, pero siempre será el más costoso de todos.

4) ¿Cuál es la función del filtro de aceite?

Como su nombre lo indica filtra el lubricante, de esta forma los residuos, en forma de partículas, no pasarán. Si se obstruye puede dañar severamente el motor, porque se reduce el flujo de aceite.

5) 15W40, 5W40… ¿Qué?

Estos números acompañados siempre por la letra W son los grados de viscosidad SAE (Society of Automotive Engineers) con que se clasifican los aceites de motores 4T, dependiendo de sus características de viscosidad en caliente y en frío. El primer número es el grado en frío (o invierno), el segundo es contrario, es decir en calor (o verano). Así 15W40 sería: 15 frío, 40 calor.

A menor cifra del grado de invierno, más líquido se mantendrá el aceite a temperaturas negativas (es decir, frías); esto facilitará el arranque del motor cuando haga frío. Mientras tanto, a mayor número del grado de verano, más viscoso estará el aceite a altas temperaturas; entonces el motor estará más protegido.

6) ¿Se puede usar siempre el mismo lubricante si el clima es diferente?

Por supuesto, incluso si la amplitud térmica es grande, ya que existen los aceites “multigrado”. Estos son funcionales tanto en inviernos crudos, como en veranos fuertes; por lo tanto se mantendrá lubricado aunque haya grados bajo cero, así como no se quemará ni se evaporará cuando la temperatura sea por demás elevada.

7) ¿Qué pasa si uso un lubricante muy denso?

Siempre habrá que tener en cuenta la recomendación del fabricante, pero es sabido que los motores más modernos suelen utilizar aceites más livianos. Por lo tanto, si usamos un lubricante más denso reduciremos el rendimiento del motor, de la caja de cambios y embrague.

8) ¿Se pueden mezclar aceites de distintas marcas?

Se puede mezclar marcas, pero no así la viscosidad, ya que no es aconsejable. Corresponde mantener siempre el mismo grado de viscosidad; mientras se tenga en cuenta eso, se podrán poner dos marcas a la vez.

9) ¿Podría aumentar las prestaciones con un lubricante distinto?

Por supuesto que se puede. Si usamos un aceite de baja viscosidad se reducirán los roces internos, haciendo que el motor funcione mejor.

10) ¿Es mejor lubricantes de viscosidad baja?

Los fabricantes suelen recomendarlo, porque ayuda a ahorrar combustible, ya que se desarrollaron por los avances en la elaboración de los aceites.

El cambio de aceite

Primero vamos a necesitar: filtro de aceite, recipiente grande, guantes, trapos o diarios, embudo, llave de correa, llave de torsión, soporte para moto (ya que debe estar en posición vertical y estable). Obviamente no podemos olvidarnos del aceite, del grado correcto y en la cantidad adecuada. Para saber qué lubricante usar es importante leer las indicaciones del fabricante.

Paso 1: colocaremos los trapos o diarios en el piso, para no ensuciar, sobre ellos estacionaremos la moto. Encenderemos el motor y lo dejaremos unos minutos. Esto nos ayudará a que el aceite sea menos viscoso y pueda drenarse mejor. Luego lo apagaremos (no puede estar prendido mientras hacemos el cambio de aceite).

Paso 2: comenzamos buscando la tuerca de residuo (consultá el manual si no la encontrás). Colocamos el recipiente (grande o mediano) debajo, con cuidado para que no se caiga, desenroscamos la tuerca (ojo, puede estar caliente). Vaciamos todo el aceite, después pasamos a limpiar el tapón, y volvemos a cerrar.

Paso 3: Con la llave especial vamos a desenroscar el filtro de aceite (siempre con cuidado), y pasaremos a colocar el nuevo filtro. Antes de ponerlo tenemos que limpiar la base donde encaja, y aplicar una pequeña cantidad de aceite (nuevo). Ahora sí, ubicamos el filtro, tal y como estaba en anterior.

Paso 4: Pasaremos ahora a llenar el depósito de aceite, por supuesto con la cantidad necesaria (que la tendremos en el manual). Como no todos tienen mucha precisión, y les tiembla el pulso, lo mejor para este paso es usar un embudo. Cerramos el tapón y ya estamos casi listos.

Paso 5: antes de terminar vamos a comprobar que este correcto todo. Encendemos el motor, lo dejamos funcionar unos minutos y lo apagamos. Pasaremos a revisar el nivel de aceite, para ver si es necesario rellenar un poco más o si está perfecto lo que pusimos en el paso anterior.

ATENCIÓN. El aceite usado, así como el filtro viejo, no se tienen que tirar con la basura común. ¡No tires el aceite por la cañería! ¡Ni tampoco en la tierra! Se coloca en un recipiente y se desecha en un centro de reciclaje. (Podemos consultar por internet los centros de servicio más cercanos).

Continuar Leyendo

Consejos

Qué tener en cuenta para comprar la primera moto

Siempre hay una primera vez para todo, y cuando se trata de motocicletas también. Elegir el modelo con el que ingresaremos al mundo de las dos ruedas no es fácil, por eso vamos a mencionar algunos puntos a tener en cuenta.

Publicado

el

Las primeras veces pueden ser gloriosas o un desastre total, y con las motos puede pasar exactamente eso. Elegir el ejemplar para hacer el debut no es fácil, porque podemos terminar con un modelo que no se adapta para nada a nuestras capacidades y/o necesidades.

Por supuesto, si la moto es regalo no hay que quejarse, porque lo que vale es la intención. Esto también nos lleva a invitar a leer estos consejos a quienes quieran regalar una moto a un principiante. Ya que además de elegir un color o una marca, habrá que fijarse en algunos puntos importantes, que trataremos de nombrar en su totalidad…

Scooter, o puede ser moto

La primera cuestión que surge es: ¿scooter o moto? La respuesta es amplia, pero podríamos resumirlo en: si nunca se subió a una dos ruedas lo mejor es optar por un scooter. Pero esto nos lleva a otra pregunta: ¿por qué? Sí hay un por qué. Los scooter suelen ser más fáciles de conducir, porque solamente hay que pensar en acelerar y frenar, dado que no tiene marchas (en su gran mayoría).

Para un principiante lo más importante es mantener el equilibrio, para moverse con seguridad, y solo pensar en eso. Ya que si también debe prestar atención en cambiar de marchas, podría terminar yéndose al piso fácilmente. Más adelante podrá adaptarse a una unidad con caja, con alguna moto prestada, para así dar el salto.

Altura del asiento

En alguna ocasión dijimos que es importante poder poner los pies en el piso (aunque sea uno). Para un principiante es todavía más fundamental, porque no tiene la experiencia suficiente. Llegar a tocar el asfalto (o tierra) da la confianza necesaria para manejar una moto. Por esto, lo ideal es que siempre pueda apoyar ambos pies, y para eso hay que fijarse en la altura del asiento, así como también en el ancho del mismo.

Puede ser que veamos en la ficha técnica de la moto que la altura del asiento es ideal, pero al sentarnos en ella notemos que no llegamos bien al piso. Esto es porque el ancho del asiento hace que tengamos las piernas más abiertas, por lo tanto no será la misma posición que con un más angosto.

El peso total de la moto

Esto vale para la primera, segunda, tercera y sucesivamente. Pero como dijimos en el punto anterior, en el debut algunas cosas son más importantes, porque todavía no se adquirió experiencia. Uno de estos aspectos es el peso de la motocicleta (en orden de marcha, con todo lleno).

La razón es fácil de adivinar: Una moto de gran peso también requerirá de mayor fuerza para moverla cuando este parada, así como para mantenerla en vertical. Por lo tanto tenemos que conocer nuestro límite, para saber hasta qué peso nos resulta cómodo, y cuando tenemos que hacer un esfuerzo mayor.

Al estar iniciándose en el mundo de las dos ruedas, es importante tener maniobrabilidad. Será mejor cuanto más fácil resulte moverla para girar, porque nos cansaremos menos.

Solo o acompañados

Si bien no es muy recomendable llevar pasajeros en la moto cuando somos principiantes, quizá no tenemos otra opción. Así que antes de comprarla pensaremos en nuestro pasajero también, porque no es lo mismo una moto homologada para uno que para dos.

La diferencia es casi “abismal”, bueno, tal vez no tanto. Pero es importante saber principalmente si el asiento es biplaza o no, o si tiene un asiento independiente. También hay que fijarse si el modelo cuenta con estriberas para nuestro pasajero, y si son plegables será mejor.

Capacidad de carga

Antes de comprar la moto es necesario saber para qué la vamos a usar. Sobre todo porque la capacidad de carga siempre es limitada. En los scooter suele haber más espacio para poner cosas, por el clásico hueco abajo del asiento. Además hay que tener en cuenta si vamos a ir con mochila, porque no es conveniente poner dentro de ella objetos que puedan romperse, o duros. En caso de caída van a terminar en pedazos, pero también podrían causarnos lesiones si nos caemos sobre la espalda.

0 km o usada

Además del precio que cuesta una o la otra, hay otras diferencias. Una moto 0 km suele tener una garantía oficial, que dan los fabricantes, cosa que no tiene casi ninguna usada. Pero si queremos un modelo en particular y no llegamos con la plata para acceder a uno nuevo, entonces deberemos buscar entre los usados para tener la motocicleta soñada.

Invitamos a todos nuestros experimentados lectores a comentar qué consejo le daría a una persona que quiere comprarse su primera moto. ¿Están de acuerdo con lo que dijimos? ¿Agregarían algo más?

Continuar Leyendo

Consejos

Cómo cuidar tu moto en invierno

El frío del invierno no solamente nos afecta a nosotros, también a nuestra motocicleta. Por ello es importante revisar algunos aspectos para mantener a la máquina al 100%.

Publicado

el

Un verdadero amante de las dos ruedas no se baja de la moto por más frío que este el clima. Además para algunos, es el único medio transporte de todos los días, sin importar los grados que marque el termómetro. Pero para seguir usando nuestra máquina en invierno, debemos cuidar mucho algunos aspectos y elementos que son claves para el óptimo funcionamiento.

Neumáticos

Las gomas de la moto tienen que ser revisadas más allá del frío, pero en bajas temperaturas es más importante. ¿Por qué? Es más fácil perder adherencia debido a esos grados de menos, así como también por el hielo o la nieve. Por eso tendremos que asegurarnos que los neumáticos no tengan el dibujo desgastado, y la correcta presión. Lee más en Cómo cuidar tus neumaticos.

Refrigeración líquida

En invierno revisar el nivel del líquido refrigerante de nuestro motor es indispensable. Principalmente porque es lo que mantiene al propulsor funcionando en la temperatura adecuada, pero sobre todo porque evita que las piezas se congelen si el clima está por debajo de los 0°C. Ya que el líquido refrigerante es también anticongelante.

Aceite

En los motores 4T es importante revisar el aceite, es decir, podemos hacerlo en cualquier estación del año. Pero hay que tener en cuenta que a diferente rango de temperatura, un aceite puede funcionar mejor que otro; esto lo encontraremos en el manual del usuario. Cuando hace mucho frío, o vamos a viajar a una zona de clima bajo cero, deberemos tener cuidado con el nivel de viscosidad del líquido. Aquí será indispensable leer las indicaciones del fabricante en cuanto al grado SAE del motor.

Batería de la moto

Para algunos estrenar batería en invierno es lo más recomendable, porque las temperaturas bajas ayudan al mejor funcionamiento de la misma, y hay más posibilidades de alargar la vida útil. Aunque eso no está 100% comprobado, pero hay algo que suele suceder cuando bajan los grados. Muchos dejan de utilizar su moto, lo que daña severamente la batería, porque no se la revisa. Es importante desconectarla si nuestra intención es dejar la motocicleta “invernando”.

Limpieza de la moto

Quienes viven donde el clima es más hostil en invierno (Ciudad de Buenos Aires abstenerse), usan sal para que no se formen placas de hielo en la moto. Si bien funciona, y da más seguridad, también puede terminar despintando otras piezas de la motocicleta. Por eso, si van a usar sal, es importante realizar una limpieza cuidadosa una vez que terminamos de usarla, si es posible lo ideal es hacerlo con agua dulce.

La cadena

Por la humedad del clima, o más si usamos sal (como dijimos en el ítem anterior), nuestra cadena puede sufrir las consecuencias. Deberemos cuidarla más que en verano, limpian y desengrasando bien. Para hacerlo seguí nuestro haciendo click acá.

Continuar Leyendo

LAS MÁS LEIDAS