Conéctate con nosotros

Lanzamientos

Triumph Rocket III versiones R y GT: todavía más músculos

Unos meses después del estreno de la Triumph Rocket III, la marca británica presenta otras dos ediciones de la máquina. Así se lleva el carácter muscle al límite, sin dejar el estilo de lado.

Publicado

el

En mayo de este año, la Triumph Rocket III se sumó a la nueva familia inglesa TFC. Tan solo unas pocas horas después, las 750 unidades planeadas por la fábrica se reservaron, agotando el stock incluso antes de ponerlas en las vidrieras. Por si fuera poco, la marca había anunciado que recién en diciembre saldrían de la línea de producción.

Por supuesto, los británicos notaron el éxito rotundo de la motocicleta, y no esperaron en lanzar dos versiones: la R y la GT. Ambas presentan el mismo motor colosal de la Rocket III TFC, con diferencias en la potencia, pero igual carácter. Con respecto a la edición anterior de la máquina logra mejoras en todos los aspectos, inclusive una baja en el peso de casi 40 kilos.

Al detalle…

Tanto la Rocket III R, como la GT, se presentarán en el Salón EICMA de Milán, representando un salto de calidad con respecto a la última edición de la máquina (sin contar la TFC). Como primero, el motor será el tricilíndrico de 2500 cc, con nuevo cigüeñal, sistema de lubricación con cárter seco y ejes de equilibrado. La R tiene como cifra de potencia declarada 167 cv, mientras que la GT alcanza los 165 cv; ambas superan en más de 50 cv a la generación anterior. Por su parte el par se queda igual al de la TFC, es decir unos 211 Nm.

En tanto los pesos de ambas también difieren, la R llega a los 291 kilos y la GT pesa 294 kilos. Esta dieta, a la que sometieron a la Rocket III, se produjo principalmente en su chasis, que ahora es de aluminio, así como en el nuevo basculante monobrazo. Además se refinó el motor, para que sea más liviano que su antecesor, logrando una mejora del 25% en la relación peso-torque.

En las suspensiones cuenta con elementos Showa, tanto la horquilla invertida de 47 mm (120mm de recorrido), como el monoamortiguador de 107 mm de recorrido, con depósito separado de gas Piggyback, para el eje trasero. Mientras que los discos de frenos de 320 mm flotantes están mordidos por pinzas deportivas Brembo. Llaman la atención las llantas de aluminio de 20 palos, con una rueda trasera de 240/50×16” y una delantera de 150/80×17”; calzan los destacados neumáticos Avon Cobra, exclusivos para el modelo.

En el paquete electrónico cuenta con IMU, o Unidad de Medición Inercial, desarrollada por la marca Continental. Con ella se medirán los componentes, como el ABS optimizado para curva, o el control de tracción, que tiene un funcionamiento exclusivo en función del ángulo de la moto al acelerar. Suma cuatro modos de conducción (Road, Rain, Sport y Rider), que ajustan los mapas de inyección y la tracción. Además tiene sistema de arranque en pendiente, control de velocidad, sistema Keylees, bloqueo de la dirección sin llave, toma USB, e instrumental con pantalla multi-funcional TFT

Los precios de ambas aún son desconocidos, pero se sabe en qué colores estarán disponibles: Ambas compartirán la combinación Phantom Black; la R estará en Korosi Red; la GT en Silver Ice y Storm Grey con líneas en Korosi Red pintadas a mano.

Seguir leyendo
Haz clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250