Conéctate con nosotros

Noticias

Una Harley-Davidson firmada por el Papa Francisco

Durante la audiencia general de los miércoles en la plaza de San Pedro del Vaticano, se presentó el grupo de motociclistas alemán Jesús Biker con una custom única. Conocé en detalle a la “Pope-Harley”.

Publicado

el

El mundo de las dos ruedas da para todo, incluso para que un grupo de motoqueros católicos realice un ejemplar único, y haga una travesía hasta el Vaticano. Todo con el objetivo de que el Papa Francisco firme el tanque de una Harley-Davidson, y que esta sea luego subastada con fines benéficos.

The Pope-Harley

Aunque no es el nombre oficial, algunos medios germanos la bautizaron de esa forma. Esta motocicleta customizada es noticia porque fue llevada por el grupo Jesús Biker para que el Papa la firme en la clásica audiencia general de los miércoles, en la plaza de San Pedro. Pero tiene una historia detrás, que comienza con una idea de Thomas Draxler.

Este alemán es amante de las motocicletas y miembro de la organización “Los motoqueros de Jesús”. Hace varios meses atrás decidió que sería genial poder hacer una Harley-Davidson y llevarse al Sumo Pontífice. Algo que conversó con sus compañeros motociclistas, que estuvieron de acuerdo y empezaron a moverse para completar la misión.

Primero le pidieron ayuda a Christian «Chicken» Repp, el gerente de la casa H-D del pueblo natal del grupo motoquero, Würzburg Village. A Repp le encantó tanto la idea que donó una Softail para la causa. Luego sería Miroslaw Kozlowicz (alias Miro), jefe de Eastside-Custom, el encargado de realizar las modificaciones.

Con los parámetros dados por Jesus Biker, Miro trabajó por más de 2.000 horas en la transformación de la máquina. Desde el manillar hasta el guardabarros fueron modificados artesanalmente por el preparador. Otros elementos fueron comprados y pintados para combinar con los colores de la motocicleta, como las llantas doradas. Resalta sobre todo el tanque con una corona de espinas dibujada, y el guardabarros trasero, con una gran cruz grabada.

Una vez que la Pope-Harley, o “unicum blanco” (blanco único) como también le dicen, estuvo lista comenzó el segundo capítulo de la historia. Thomas Draxler y su hijo Tom serían los encargados de realizar el viaje hacia Roma, con Tom como conductor de la máquina. Varios de los 40 miembros de Jesus Biker fueron hasta el Vaticano, llevando también bufandas para que sean firmadas por el Papa.

Ahora solamente queda el último objetivo, subastar la motocicleta y vender la indumentaria. Los fondos recaudados serán donados a Uganda, para la construcción de un orfanato, tal y como estaba pensado desde el principio. Pero primero participará en el “Viaje de Paz”, entre Alemania e Italia, para presentarse en diferentes eventos, permitiendo también obtener más fondos para beneficencia.

Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250