Seguinos en

Especiales

5 Películas donde la moto es protagonista

Grandes directores eligen la moto como vehículo para complementar la personalidad de sus personajes y esto, a lo largo de la historia, favoreció a las dos industrias. En algunos casos solo basta una escena sobre dos ruedas para dar vuelta una película, en otros la trama gira en torno a ellas.

Publicado

el

Afortunadamente son incontables los momentos icónicos de la moto en la historia del cine, en Gente de Moto seleccionamos cinco películas claves para entender este exitoso complemento.

Salvaje (1953). Debutó Marlon Brando y el respeto por las motos

Dirección: Laslo Benedek

cine-y-motos-01

Esta mítica película protagonizada por Marlon Brando como líder de una banda de motociclistas inconformes con la sociedad, está inspirada en hechos sucedidos en 1947 en un pueblo californiano donde un grupo de jóvenes protagonizaba diversos vandalismos en la zona.

Al mando de su propia Triumph, Brando construye un personaje inmortal que alcanzó la categoría de mito del cine y Salvaje es considerada la película de referencia obligatoria para cualquier director que quiera realizar al menos una escena con motos.

Como dato curioso, la marca Triumph no estaba conforme con el estreno de la película por temor a afectar la imagen de su marca con una película de esta temática; hoy en día la marca británica reconoce que Salvaje posicionó la imagen internacional de sus motocicletas. El estreno de Salvaje impulsó las ventas en todo el rubro en general y la moto se empezó a posicionar como símbolo de la rebeldía juvenil.

A Salvaje, sin dudas, le debemos el descubrimiento de Marlon Brando y marcar un antes y un después de la moto en la industria del cine.

Easy Rider (1969) La Road Movie motera más exitosa del cine independiente americano

Dirección: Dennis Hopper

cine-y-motos-02

Clásico de clásicos. Easy Rider es una obra maestra protagonizada por  Peter Fonda, Dennis Hopper y Jack Nicholson. Fonda hace de Wyatt y Dennis Hooper de Billy, dos jóvenes sedientos de diversión y libertad que se embarcan en un viaje en moto por todo Estados Unidos para asistir al carnaval del Mardi Gras en Nueva Orleans. Para costear los gastos del viaje se convierten en camellos traficando con cocaína en la frontera de México.

Ellos viajan en su chopper Harley Davidson acompañado de una banda sonora excepcional que incluye canciones de The Byrds, Robbie Robertson, Jimi Hendrix, Bob Dylan, Steppenwolf con su “Born to be wild” y Harley-Davidson en una mezcla irrepetible.

La producción utiliza dos chopper Harley Davidson, una de ellas con el famoso modelo de Capitán América XLS 750 cc. Tolva y Nicholson tomaron clases de conducir y se lucieron en sus inolvidables protagónicos para llevar esta Road Movie a lo más alto de la historia del cine independiente.

Misión imposible II (2000). A falta de trama… ¡Una Triumph Speed Triple!

Dirección: John Woo

cine-y-motos-03

A Tom Cruise las motos le quedan pintadas. En 1986, en una de sus primeras películas, Top Gun, conducía una Kawasaki GPZ 900 R. En Misión Imposible II, con el papel del agente Ethan Hunt salvando a la población de Australia de un virus mortal,  se puso a los mandos de una Triumph Speed Triple para filmar una persecución con muchos trucos, los cuales Tom se animó a filmar casi en su totalidad, eso sí, supervisó que estén todas las medidas de seguridad en orden.

Misión Imposible 2 tuvo un gran presupuesto pero la moto fue mucho más que la trama. Sucedió que en una escena, la maravillosa Triumph Speed Triple con un motor de 3 cilindros en línea, estuvo acompañada por acrobacias espectaculares de Tom Cruise disparando en paralelo siempre acertando en el blanco y esa escena minimizó al resto de la débil trama.

Su director, John Woo, hizo borrón y cuenta nueva a la primera de esta saga que había dirigido Brian Di Palma. Woo agregó con su estilo, artes marciales, explosiones, malos, buenos, chicas, motos, disparos y momentos de suspenso que consiguen cumplir uno de los mandamientos básicos del cine: divertir (y nada más) a todo tipo de público.

Diarios de motocicleta (2004). Un viaje en moto, una revolución

Dirección: Walter Salles

cine-y-motos-04

Toda gran historia necesita de un sueño para nacer. Ernesto “Che” Guevara (Gael García Bernal) quería recorrer 8.000 kilómetros en cuatro meses junto a su amigo Alberto Granado (Rodrigo de la Serna) por toda Latinoamérica. Improvisando en cada obstáculo del camino con la única idea clara de llegar a Caracas en la fecha prevista arriba de “La Poderosa”, una Norton 500 de 1939, una moto que pedía a gritos -y tropiezos- socorro.

Se puede decir que Guevara y Granado fueron los primeros en hacer un “Dakar sudamericano” ya que salieron desde Buenos Aires, atravesaron Atacama, los Andes y la Amazonía peruana.

En las escenas más seguras Bernal y De la Serna utilizaron Norton de coleccionistas, pero en las más peligrosas cambiaban por Yamahas modificadas.

Matrix reloaded (2003). Ducati se presta para todo

Dirección: Lana Wachowski, Lilly Wachowski 

cine-y-motos-05

Si no fuera porque estamos en Matrix diríamos que la persecución que presenta esta película es imposible. Pero siendo que en ficción vale todo, permite que semejante locura termine agradando. La actriz Carrie-Anne Moss protagoniza a Trinity sobre una Ducati 996 haciendo maniobras para escapar de los correspondientes agentes de la Matriz.

Acompañada por innumerables efectos especiales, Trinity da lecciones de conducción, malabares y suspenso y esto resulta  toda una campaña publicitaria exitosa para Ducati. En las escenas de riesgo la especialista que pilotó la Ducati fue Debbie Evans, campeona de trial norteamericana, quien tuvo que hacer el recorrido por la autopista vacía para que después se incluyera el tráfico de manera digital. No recomendamos  intentarlo en la vida real, salvo que tengas a las hermanas Wachoski dirigiéndote la vida.

Continuar Leyendo
2 Comentarios

2 Comments

  1. H

    29 junio, 2017 at 4:02 pm

    Mad max

  2. José luis

    3 julio, 2017 at 4:21 pm

    Si faltó la película el gran escape con Steve Mc’ Queen, y la zaga de Nicholas Cage como el vengador, y el triple x de Vin Diesel

Responder

Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Especiales

Tardigrade By Hookie Co: La moto lunar que se hizo realidad

Nacida como un simple boceto, esta excéntrica máquina nació como una motocicleta para recorrer la Luna. Contra todos los pronósticos, se convirtió en una realidad. Te contamos los detalles.

Publicado

el

Cuando la carrera por conquistar el espacio estaba de moda, la NASA creó una motocicleta que jamás se utilizó. Pensando en esta unidad y las necesidades que debería tener un vehículo lunar actual, el diseñador ruso Andrew Fabishevskiy ideó la Tardigrade, que hasta hace unos meses era solo un boceto en papel.

Las imágenes fueron vistas por otro diseñador, Nico von Hookie, dueño de Hookie Co, quien quedó maravillado y rápidamente se contactó con Fabishevskiy, para proponerle hacer realidad ese concept. Así nació el proyecto Tardigrade, que está en exposición en el Petersen Automotive Museum en Los Ángeles.

 

Houston, tenemos una moto

Este vehículo está preparado para las situaciones más adversas, comenzando por su denominación, Tardigrade, que viene del nombre del animal más “indestructible” del planeta tierra (un bichito con forma muy simpática). Si bien no llegará a la luna, se construyó como si de verdad fuera a una misión espacial.

El ejemplar partió de la base de una Cake Ösa, lo que significa que es una moto eléctrica, aunque poco queda del modelo original. Por ejemplo, se destacan los neumáticos de fibra de carbono ultra livianos y el marco especial con capacidad para llevar los distintos equipos que podría necesitar un astronauta. Además la moto puede desmontarse muy fácil, 2 minutos alcanzan para modificar la parte delantera.

El peso total de la Tardigrade es de 134 kilos, la velocidad no es alta, solo unos 15 km/h, mientras que su autonomía sería de unos 113 kilómetros, una excelente cantidad pensando en una “misión espacial”. Además, según aseguran sus creadores, la moto podría recargarse en el módulo de aterrizaje lunar (obviamente, no hay estaciones de carga en la Luna…). Por último, se destaca que la electrónica puede controlarse mediante una aplicación.

Para Hookie.co su motocicleta “es un símbolo del desenredo de la mente, por el empoderamiento. Todo el proyecto ignora las fronteras: las de los países, los continentes, los estereotipos de roles y el status quo”. El ejemplar puede ver en el Museo Petersen y también se puede conocer toda su información a través del sitio especial: hookie-tardigrade.co/

Continuar Leyendo

Especiales

Conocé los cuatro modelos que SuperSOCO ofrece en Argentina

Actualmente, la marca australiana, a través del Grupo Simpa, ofrece 4 modelos en el mercado local de las dos ruedas, pensados de acuerdo con las necesidades y adaptación que necesita cada cliente.

Publicado

el

SuperSOCO comercializa en nuestro país cuatro modelos dentro del segmento eléctrico, tres de ellos motocicletas de estilo neo retro, más un cómodo scooter urbano. Todos se ofrecen con garantía de 2 años. Además con una exclusiva financiación con el BBVA Francés, a través de préstamos prendarios a Tasa Nominal Anual del 0%, con un plazo de 12 meses, y un financiamiento de hasta el 50% del valor de la moto.

  • La SuperSOCO TC MAX: Con sabor clásico y capacidades superadoras

Con un motor eléctrico equivalente a una 125, lo más destacado son sus tres modos de conducción: Ahorro de energía, Energía óptima y Máximo rendimiento. La potencia máxima es de 5100w que ofrece 150 Nm de par, esto permite alcanzar una velocidad máxima de 100 km/h.

Gracias a su pack de baterías de ion-litio de gran capacidad, la TC Max obtiene una autonomía de 110 km, ampliables a 160 km mediante la incorporación de una segunda batería.

En cuanto al resto de componentes mecánicos, SuperSOCO ha apostado por una horquilla invertida y un Monoshock trasero. La pantalla de la instrumentación combina el tacómetro analógico con una pantalla LCD digital para el resto de información. Se vende a un precio de $ 992.700.

  • SuperSOCO TSX: La potente naked

Tiene un motor eléctrico Bosch de 3.000 vatios que proporciona un par de 140 Nm, alcanza una velocidad máxima de 65/km. Las baterías son del mismo tipo que las utilizadas en el Tesla Model S, garantizan una autonomía de 80 km.

Frenos de disco delanteros y traseros de grado de carrera de 220 mm, ruedas grandes de 17 “, una suspensión delantera invertida de grado de carrera ajustable y una suspensión trasera monoshock ajustable.

Posee un tablero LCD innovador de alta resolución y alto contraste que ajusta automáticamente el brillo para una visibilidad óptima en todas las condiciones climáticas. Tiene un precio de $626.200.

  • SuperSOCO TC: La Café Racer más futurista del mercado

Equipada con las mejores y más nuevas tecnologías de hoy, la SUPER SOCO TC celebra el renacimiento del clásico de los años 50 e inicia, al mismo tiempo, una nueva era de la movilidad eléctrica. Se equipa con pantalla LCD y luces led delanteras y traseras.

Proporciona una Velocidad Máx. de 65km/h, motor de 2.400 Watt marca BOSCH, batería de litio de 60V y 26 Ah que te brinda una autonomía de 80 km con celdas de las mejores marcas Panasonic, Samsung y LG.  Tiene un precio de $626.200.

  • SuperSOCO CPX: el scooter eléctrico más potente del mercado

Llama la atención por sus líneas modernas en donde destaca principalmente su doble óptica delantera full-LED.

El motor rinde 5,5 CV de potencia y cuya velocidad máxima es de 90 km/h, una cifra suficiente para andar en la ciudad. Se emplea una batería de litio de 60V y 45 Ah que garantiza una autonomía de 70 km.

Además, está preparada para albergar una segunda batería bajo el asiento con la que duplicar esta autonomía hasta alcanzar los 140 km a una velocidad de 45 km/h. El tiempo de carga de la batería es de unas tres horas y media y se puede extraer para su recarga en su casa o trabajo. Se vende a un precio de $891.100.

Fuente: Politi + Hansen | Comunicación + PR

Continuar Leyendo

Especiales

Colove 321RR: una deportiva china que sorprende

Este reciente lanzamiento del mercado asiático dio que hablar en todo el mundo; no por sus similitudes con motos ya existentes, sino por las prestaciones de la máquina. Te contamos los detalles.

Publicado

el

Quizás recuerden a esta marca china, hacedora de la Colove KY500F, una moto muy similar a la familia Neo Sport Café de Honda. Desde esa misma fábrica llega otro modelo, también con cierta inspiración en máquinas japonesas; se trata de la Colove 321RR, una deportiva con buenas características y precio asequible.

39 cv y 151 kilos

Las deportivas de menor cilindrada son bastantes deseadas en los mercados asiáticos, por eso las marcas suelen prestar especial atención a este segmento. En el caso de la Colove 321RR, sus mayores atributos son un precio más razonable para los bolsillos de los compradores y unas prestaciones adecuadas a su tamaño, que resultan bastante aceptables.

Tiene con qué luchar contra gigantes del segmento como la Yamaha R3, a la que justamente se parece muchísimo (hasta el punto de ser tildada como “copia”). Por supuesto, tiene un estilo muy similar a la máquina de Iwata, su línea de diseño es prácticamente igual, aunque los gráficos la diferencia un poco.

Por dentro lleva un motor de dos cilindros de 322 cc, con refrigeración líquida, que funciona con caja asistida con embrague anti rebote. Este bicilíndrico puede generar una potencia de 39 cv a 10.500 rpm y un torque máximo de 28 Nm a 9.000 rpm. Está por debajo de la R3 en cuanto a potencia, ya que cuenta con 41cv, pero logra el mismo par. Mientras que el diámetro x carrera también es similar: 68 mm x 44,2 mm para la china, 68 mm x 44,1 mm para la nipona.

Según la marca, su velocidad máxima declarada es de 170 km/h, algo decente para competir en su segmento. En lo que sí se destaca por sobre el resto es en la relación peso-potencia, ya que la Colove cuenta con 151 kilos en vacío. Para tener una idea la R3, en orden de marcha pesa 168 kilos.

En la parte ciclo se equipa con una horquilla completamente regulable y un amortiguador monobrazo. En tanto, para frenar cuenta con un disco delantero de 320 mm, mordido por pinzas radiales de cuatro pistones y un disco trasero de 240, además de ABS de serie. Sus llantas de 17 pulgadas en ambos ejes, adelante el neumático es de 110/70R y atrás de 150/60R.

La Colove 321RR estará disponible solamente en el mercado asiático, por el momento, a un precio de 25.980 yuanes, es decir menos de 400.000 pesos argentinos (396.869 para ser exactos). Se conseguirá en cuatro colores, negro, gris plata, gris oscuro y naranja, además tendrá otras versiones más adelante: la Café Racer 321FR , y la naked 321F.

Continuar Leyendo
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250

LAS MÁS LEIDAS