Seguinos en

Especiales

10 regalos de Navidad para el motociclista

Como cada vez que llegan las fiestas, tenemos que pensar en algún presente para nuestros familiares y amigos (porque no para nosotros también). Por eso repasamos 10 regalos que se le pueden hacer un motociclista.

Publicado

el

Sabemos que más de uno no compró ningún regalo de Navidad, por eso vamos a darles algunas ideas. Pero también esta lista la podemos enviar a otra persona como indirecta (bastante directa), para que sepan que queremos encontrarnos en el arbolito en noche buena.

Un casco nuevo

Sabemos que los cascos son esenciales para los motociclistas, pero no solamente eso. También tienen una vida útil que se termina, y quizá sea un buen momento para cambiar el viejo. Habrá que fijarse muy bien en el talle a la hora de ir a comprar (si es un autoregalo solamente habrá que probarlo).

Caballete universal para moto

Si sabemos que nuestro motociclista no tiene uno, será una genial sorpresa, así como de gran utilidad. El caballete servirá cada vez que haya que cambiar algo en la moto, hacer una revisión, engrasar o tensar la cadena, o simplemente puede ser usado al momento de estacionar en el garaje. Además si nuestro amigo/pariente (o nosotros) suele ir a algún que otro track day, será ideal.

Escape o silenciador

Podría ser uno clásico o bien deportivo, según los gustos del motociclista. Si no tiene uno seguramente será un regalo perfecto; mientras que también podría servir para hacer un cambio a la moto. ¡Ojo! Tiene que ser compatible con la máquina, y quedar bien estéticamente (de lo contrario podría ser el peor regalo).

Puños nuevos

En este caso tendremos que fijarnos muy bien en el gusto del motociclista, porque si fallamos en el criterio al comprar será completamente inútil. Pero si acertamos es un genial presente para hacer (o hacernos). Los hay de todos los precios, inclusive en internet pueden encontrarse de muchas clases. Se puede agregar a ellos un cubre mano, que también nos hará quedar bien en esta Navidad.

Cámara de vídeo

Cualquier motociclista quiere una GoPro, no hay nada mejor para capturar cada una de las cosas que nos pueden pasar sobre la moto. Para un motoviajero o un piloto es todavía mejor. Las imágenes grabadas con una cámara onboard quedan geniales, ya sea un paisaje natural o una vuelta rápida en un circuito.

Botas o zapatillas para moto

La gran mayoría de los motociclistas tienen un par de zapatos especiales para ir en moto. Pero nunca viene mal unos nuevos, o mejor aún si no tenemos un par. La mejor opción es una bota o zapatilla tipo casual, de uso mixto es decir que las podemos calzar tanto cuando estamos en la moto o bajamos de ella

Mochila para moto

Un clásico para los motociclistas, una mochila especial es un gran regalo, que se sabrá apreciar. Las hay de varios costos, algunas son muy caras, pero todas están pensadas específicamente para la moto. Son más resistentes que una común, pueden ser impermeables, y algunas traen ganchos o apartados que sirven para colocar elementos propios de los motociclistas.

Un par de guantes

Como el calzado o el casco, los guantes pueden ser un genial presente navideño para un motociclista. Además que se ajusta a varios estilos, según lo que guste y las necesidades de la persona. Los hay de cuero, sintéticos, para uso diario, para viajes, para off-road, deportivos, así como de invierno y de verano. Por lo que tendremos mucho para elegir, y habrá variedad de precios también.

Curso de conducción en moto

Por supuesto que existen cursos para aprender a manejar motos, así como los hay para mejorar la conducción. La seguridad de todos depende de la educación vial, así que siempre viene bien perfeccionar las técnicas, para elevar nuestra forma de manejar a otro nivel. (Con una simple búsqueda de internet aparecen varias escuelas dedicadas a esto).

Viaje en moto

Dejamos para el final el regalo más costoso de todos. ¿Quién se resistiría a un viaje en dos ruedas? Cualquier motociclista estaría encantado con un regalo de este estilo. Podremos optar por paquetes o tours armados, ya sea en territorio nacional o internacional. Si ninguno nos convence pasaremos a armar nuestro propio recorrido soñado, que será más trabajoso, pero seguramente sea un presente muy original.

Continuar Leyendo
Advertisement Ad Banner 300 x 300
Click para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Especiales

Seis razones para viajar en moto

Sabemos que unas buenas vacaciones siempre son mejores en dos ruedas, y que las rutas se disfrutan mucho más. Por eso te damos las razones para vivir esas experiencias únicas propias de la moto.

Publicado

el

En Gente de Moto sostenemos que los recorridos en dos ruedas son inolvidables, y hasta podrías asegurar que son necesarios (dicen que andar en moto te hace feliz). Entonces decidimos nombrar algunas razones por las cuales consideramos que rutear con nuestra máquina especial es lo mejor para las vacaciones (o los fines de semana, o cualquier momento).

Libertad

Sí, caemos en el sitio común de asociar motocicleta con libertad, porque es una verdad innegable. Con la moto nos vamos a conectar más con nuestro alrededor, viendo mejor el paisaje, sintiendo el clima de cada lugar con total plenitud (frío, calor, lluvia, humedad). Contrario a viajar en un auto, una experiencia completamente diferente.

Paisajes soñados

Para muchos, salir de viaje es sinónimo de conocer nuevos lugares, y ver miles de sitios famosos por sus bellezas naturales. Si ruteamos, por ejemplo, en la Ruta 40, podremos disfrutar de increíbles imágenes que son Patrimonio de la Humanidad: El Parque Nacional Los Glaciares, la Cueva de las Manos, el Parque Provincial Ischigualasto (Valle de la Luna), el Parque Nacional Talampaya, la Quebrada de Humahuaca, son los puntos más populares.

Somos motociclistas, somos hermanos

Aunque un viaje en moto podría suponer soledad, lo más probable es que terminemos haciendo muchos amigos en el trayecto. Además un motociclista siempre ayuda a otro, sobre todo cuando nuestra máquina parece tener algún problema. La solidaridad de la comunidad de moteros es reconocida en cualquier parte.

Mayores posibilidades

Además de hacer muchos amigos, podremos visitar más lugares que si viajásemos con otro tipo de vehículo. Simplemente por con la moto tendremos la posibilidad de acceder a más caminos, lo que nos lleva a tener más opciones de destinos para conocer.

Aventura a flor de piel

Ya dijimos que la libertad que nos brinda la moto nos hace conectar más con el exterior. Esto también nos lleva a una mayor aventura, ya que nuestro día a día en dos ruedas en la ruta será más divertido que cualquier cosa. Ir en este tipo de vehículos exige de poco equipaje, por lo que contaremos con menos ropa, menos calzados, menos elementos, todo. Algo perfecto para vivir las mejores experiencias (¡menos es más!). Ni hablar de las condiciones climáticas extremas, o los caminos complicados. Eso nos brindará miles de anécdotas para contar sobre el viaje.

Amamos las motos

Este es el punto más subjetivo y no tiene explicación, simplemente es pasión por las dos ruedas.

¿Qué otra razón para tenés para viajar en moto?

Continuar Leyendo

Especiales

La moto que podría haber llegado a la Luna

Desde las redes sociales de la NASA se pudo apreciar un modelo de motocicleta eléctrico que tuvo posibilidades de recorrer la superficie lunar, pero quedó en nada.

Publicado

el

En la década del 60 la carrera para investigar el espacio era todo un duelo entre Estados Unidos y la por entonces Unión Soviética. Como sabemos la NASA tuvo el primer contacto efectivo con la superficie lunar el 20 de julio de 1969; pero los desarrollos no acabaron ahí. Por supuesto, se hicieron miles de proyectos más, y varias misiones (tanto fallidas como exitosas) hacia el espacio.

Entre tantos experimentos, las dos ruedas no quedaron afuera. Tal como se sabía, en la NASA se hicieron diferentes pruebas con distintos tipos de motocicletas, en realidad scooters, para ver si los astronautas podrían llevarlas a la Luna. Hace unos días, desde la cuenta de Twitter del organismo norteamericano se develaron nuevas fotos de estos proyectos.

A la luna en dos ruedas

Gracias a la publicación del Archivo Histórico de la NASA se pudo rescatar el interesante ejemplar eléctrico probado por los investigadores. Si bien en las fotografías se observa una unidad despojada de prácticamente todo, también se sabe que se hicieron pruebas con otros modelos.

Varios scooters se testearon en el Boeing KC-135, que se utilizaba para simular la falta de gravedad. Uno parecido a la Honda CT90, otro a la Honda Z50, que eran bastante populares en esa época. Mientras que en las fotos más recientes se ve un ejemplar que no tiene ninguno de los elementos necesarios para transitar por las calles, como espejos retrovisores o luces.

Algunas de las curiosidades que se probaron fueron los motores eléctricos, ya que los de combustión eran complejos de adaptar a la gravedad de la Luna. Las unidades eléctricas tenían tracción trasera y tecnología que se está presente actualmente. Lamentablemente el scooter no era fácil de maniobrar, ya que se complicaba demasiado hacerla girar por la ingravidez.

Es así que esta moto lunar no pudo reemplazar al Rover Lunar, que fue el vehículo utilizado para circular por el satélite en julio de 1971. Fue parte de la misión Apolo 15, la cuarta vez que la NASA envió personas a la Luna. Mientras que estos prototipos se encuentran perdidos en algún lugar, y no se han mostrado al público en ningún museo del organismo norteamericano.

Continuar Leyendo

Especiales

Rutas argentinas para viajes en moto inolvidables

Las vacaciones son el mejor momento para la moto y rodar, por eso les traemos un breve listado con las mejores rutas de nuestro país para recorrer en dos ruedas. Tomen nota…

Publicado

el

Ya hemos mencionado anteriormente 5 lugares de nuestro país a los que podemos ir en un viaje en moto. Pero también hay rutas argentinas que son especiales, y que se pueden transitar en dos ruedas.

Te recomendamos que si estás pensando en emprender un viaje en motocicleta, tengas en cuenta ciertos puntos. Para eso podés leer nuestros consejos para antes de irte de vacaciones haciendo click acá.

La mítica Ruta 40

Obviamente tenemos que comenzar con la icónica ruta que recorre de punta a punta Argentina bordeando la cordillera de los Andes. Es la más larga del país, la más alta de América y la segunda más alta del mundo. Para ella tenemos un artículo especial donde te contamos cómo disfrutar un recorrido por sus kilómetros, hacé click acá.

Ruta 40

La Ruta 3

De Buenos Aires al fin del mundo en 3.045 km, totalmente asfaltados. Este camino nos lleva directo hacia Río Gallegos, donde tendremos la opción de tomar un ferry para termina el recorrido en Ushuaia, Tierra del Fuego. Si bien es una ruta que pasa por la llanura, y no tiene desniveles, puede disfrutarse de un hermoso paisaje. Además pasa por más de 56 cursos de agua (entre ríos y canales), en 5 provincias diferentes.

Ruta 3

La Ruta 11

Une Santa Fe, Chaco y Formosa, nace en la Circunvalación de Rosario y termina en el Puente internacional San Ignacio de Loyola, en la frontera con Paraguay. Son 980 km de asfalto que se pueden recorrer en dos ruedas, además que desde allí se puede ir hacia Paraguay o Brasil, para seguir viajando.

Ruta 11

La Ruta 9

Sale de Buenos Aires y finaliza su recorrido en la frontera con Bolivia, pasa por Córdoba, Santiago del Estero, San Miguel de Tucumán y Salta. Es la ruta que deberemos seguir si queremos llegar hasta Termas Río Hondo para el Gran Premio de MotoGP de Argentina. Si transitamos sus kilómetros podremos ver todo tipo de paisajes impresionantes, sierras, arroyos, o valles.

Ruta 9

La Ruta Provincial 34

Llamada “El Camino de las Altas Cumbres”, va desde Mina Clavero a Villa Carlos Paz, en el Valle de Traslasierra, Córdoba. Está llena de curvas y contra curvas en una zona increíble de nuestro país. Son solamente 89 km, pero asombran los paisajes de sierras cordobesas que pueden disfrutarse yendo en motocicleta.

Ruta 34

La Ruta Provincial 52

“El camino del año” es un apodo, por las 365 curvas de esta ruta de la provincia de Mendoza. En sus 102 kilómetros llega a su altura máxima en la Cruz de Parramillos, a 3100 metros sobre el nivel del mar. Sale desde la capital (Mendoza) y termina en el Valle de Uspallata, su principal característica es que no está asfaltada, y es un camino para los verdaderos aventureros.

Ruta 52

Continuar Leyendo
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250

LAS MÁS LEIDAS