Seguinos en

Equipamiento

Un casco inteligente para protegerse de los vehículos autónomos

En más de una ocasión hemos hablado sobre cascos con tecnologías para aumentar la seguridad de los motociclistas. En este caso es específicamente para prevenir accidentes en caso de cruzarse con vehículos autónomos.

Publicado

el

La empresa australiana Forcite desarrolló este casco inteligente, que todavía no tiene una denominación, pero se espera que aumente la protección de los conductores de motocicletas. Este elemento podría sonar muy futurista, aunque en realidad suma tecnologías que llevan años investigándose.

El Forcite es especial

Podría no parecer un caso particular, pero la marca australiana en realidad está trabajando para obtener un elemento que añada todos los dispositivos en uno. El casco fabricado en fibra de carbono, con acabado entre mate y brillante, logra ser liviano al mismo tiempo que resistente.

Está equipado con un sistema de grabación, que consta de una cámara en la parte frontal, justo en la barbilla. Además que vendrá con Bluetooth incorporado, así como con un GPS, un giroscopio, un barómetro, un acelerómetro y un altímetro. Pero no solamente eso, el Forcite funcionará con una aplicación que aún está en desarrollo. En ella se podrían guardar todo tipo de datos, como frenadas, aceleraciones, o pasos por curva.

Aunque lo más llamativo de este casco inteligente no es su tecnología, sino la forma en que nació la idea. Alfred Boyadgis, el ingeniero que creó la pieza, primero pensaba en un elemento para los deportistas, pero algo cambió para siempre el proyecto.

Boyadgis sufrió un accidente cuando iba en su motocicleta, todo por culpa de una mancha de combustible en el asfalto. Al ingeniero se le ocurrió que si algún dispositivo se hubiese anticipado a eso, no le habría pasado nada. Pero también, el motociclista pensó en otros aspectos que podrían llevar a incidentes, como los vehículos autónomos que crecen en número. Según explico el propio ideólogo del artefacto: “como motociclista lo último que quieres es que te golpee un coche autónomo del Domino´s Pizza”.

Además Forcite pidió sus seguidores en Facebook que prueben el dispositivo para darle los pros y contras. Ese testeo termina este mes, y de ahí seguirá el desarrollo del casco. La idea es que a finales de 2019 sea presentado y comience a comercializarse en el mercado internacional.

Equipamiento

Dos argentinos inventaron un chaleco para niños que viajan en moto

Sabemos que lo ideal es que los menores no vayan como acompañantes en la motocicleta, cuando no tienen la contextura física necesaria. Pero como el ideal no existe celebramos el inventó de unos sanjuaninos, para proteger a los más chicos.

Publicado

el

“Todo comenzó cuando iba caminando y leí una noticia bastante fea sobre una nena que falleció en Chimbas por caerse de una moto, me shockeó porque tenía la misma edad de mi hija. Eso me llevó a buscar si había algo para motos que ayudara a resguardar y proteger a los niños cuando sus padres los llevan”, así explicó Lorena Torres la razón que la llevó a idear, junto a su marido, un elemento para cuidar a los chicos.

 

Para crear el modelo se basaron en equipamientos que son utilizados en otros países. Aunque al diseño que usualmente se viste le agregaron un detalle importante. Le añadieron un cuello cervical, que Lorena describió: “es único ya que permite más seguridad para el niño frente a un mal movimiento del motociclista, el movimiento brusco de un pozo o una potencial caída. El chaleco se abrocha al niño y tiene una correa que permite amarrarlo al conductor. Esto le permite convertirse en un bloque junto al adulto y aumentar así su seguridad. Cuando el niño va atrás no ve qué sucede y por ende no puede tener movimientos de reacción, el conductor sí. Así el niño se mueve junto con él”.

La emprendedora destacó: “una cabeza de un niño, que es más débil que la de un adulto, sumado al peso de un casco se vuelve vulnerable ante cualquier situación de riesgo, por ello también sumamos el cuello”. A lo que añadió: “El proyecto está en la etapa de prueba de calidad ya que al tratarse de un producto que no existe en Argentina, no hay una certificación para comprobar su seguridad. Por ende lo que hacemos es certificarlo por partes, por ejemplo que la correa sea comparada con la fuerza del cinturón de seguridad de un auto, así con todo”.

Así mismo, Lorena contó que se investigaron las leyes de tránsito, y en algunas provincias se prohíbe a los menores viajar en moto, San Juan es el caso: “En lo que trabajamos en paralelo es en la modificación de la ley debido a que hoy en día llevar a los niños en moto es una actividad ilegal. Sin embargo a través de censos que realizamos y que también presentamos a las autoridades, en una escuela más del 60% de los chicos que llegan lo hacen en moto. Creemos que debemos hacer algo porque la actividad existe y se realiza”. Y finalizó diciendo: “Debido a eso, podemos lanzar al mercado nuestro producto a principio del 2020, aunque es nuestro sueño poder hacer junto con la modificación de la Ley”.

Consejos para llevar un menor como pasajero en la moto

Continuar Leyendo

Equipamiento

Creció el uso del casco en Argentina, pero no bajó la tasa de mortalidad

Según el último informe presentado por el Observatorio Vial de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), los motociclistas de nuestro país usan más el casco que en años anteriores. Sin embargo, siguen al frente como las principales víctimas en los siniestros.

Publicado

el

De acuerdo a los datos arrojados por la investigación del ANSV, el 68,7% de los conductores de motocicletas circula con el casco puesto correctamente. Esta cifra representa un aumento, con respecto al último informe del organismo realizado en 2016. En ese momento se registró un 65,4% entre los conductores y el 60,7 en el total del vehículo.

Cabe destacar que entre las regiones de nuestro país, Cuyo se colocó al frente, como la zona donde más se utiliza el casco, con el 92%. Lo siguieron, Patagonia con el 84,8% y el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), con el 82,3%. Por el contrario, el Noroeste Argentino fue donde menos se observó esto, con el 51,2%; por detrás del Noreste Argentino (NEA) con el 60,%2, la región Pampeana con el 58,4%.

Según reveló el estudio, del total de conductores que circulan protegidos, el 68,1% está en el rango etario de 18 a 35 años; esta franja de menores de 35 años representan el 62% de los motociclistas que circulan por las calles argentinas. Además, 8 de 10 conductores de motos son hombres, y son quienes más utilizan el casco, con el 70,6%; mientras que las mujeres lo usa en un 60,7%.

Todo tiene un pero…

También se informó que un 10,5% del total circulan distraídos por las calles, la primera causa es el transporte de objetos (7,1%), y la segunda es el uso del celular (2%). Así mismo, los motociclistas son quienes más transgreden las normas de tránsito, observándose un exceso de confianza en los mismos.

Según el informe, el 94% sabe que es peligroso no usar un casco que proteja por completo la cara, así como no abrocharlo; pero 2 de cada 3 cree que si maneja con cuidado no necesita colocárselo. También, del total del promedio nacional de alcoholemias positivas (un 9,4%), los motociclistas representan el 23%. Mientras que el 21,5% de los conductores de motos no lo respeta al adelantarse y cruzar en rojo o en amarillo.

Esta situación determina que un 43,8% de fallecidos en accidentes de tránsito son motociclistas. Así se ubican como las principales víctimas en siniestros viales, muy por encima de los automovilistas, que representan el 27,6%. Según la conclusión del informe del Observatorio Vial de la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

El director ejecutivo de la ANSV, Carlos Alberto Pérez, expresó: “Somos conscientes del problema creciente de la moto, por ello estamos trabajando de manera integral, en educación y concientización. Profesionalizamos el material de formación de los aspirantes a obtener la licencia de conducir de motos, generamos campañas masivas sobre la importancia del uso del casco, y firmamos un acuerdo con la industria para que pruebas de seguridad de nivel internacional se hagan para todas las motos y de forma obligatoria”.

Continuar Leyendo

Equipamiento

Te damos 5 razones para no usar casco abierto

El uso del casco no es solamente obligatorio por ley, también es un elemento que puede salvarnos la vida. Aunque en el amplio abanico de opciones, algunos no suelen proteger mucho, como el caso de los cascos abiertos. Te contamos sus desventajas.

Publicado

el

Antes que nada aclaramos que los cascos abiertos tienen sus beneficios, sobre todo en verano. Este tipo de cascos es más ligero y resulta más fresco para los días con mayores temperaturas. Además tiene un amplio rango de visión, si se lo compara con otros. Así como su tamaño suele ser menor, por lo que puede entrar mejor abajo del asiento de los scooter, o en cualquier bolso.

Sin embargo, este estilo de casco tiene muchas desventajas, la principal es la seguridad. Pero hay más, por eso vamos a nombrarte 5 razones para no elegir este tipo de casco.

1 – La protección

Como bien dijimos, los cascos abiertos dejan al descubierto gran parte del rostro, en particular la mandíbula. Si pensamos en un accidente, nuestra cara quedará muy expuesta a los golpes, que no solamente serán rasguños. Como demostración les dejamos un casco diseñado por ICON, que muestra los porcentajes de impacto en las diferentes zonas del casco. Se ve claramente como figura en la parte de la mentonera el 40%.

2 – Sin pantalla, menos protección

También existen los cascos abiertos que no tienen pantalla, es decir carecen de protección en la parte de los ojos. Esto no solamente tiene consecuencias en una posible caída, sino que cuando vamos andando deja al descubierto los ojos, a merced del polvo, tierra, o cualquier cosa que este volando. Habrá que usar sí o sí unos lentes, y pueden dañarnos en caso de accidente si es que se rompen.

3 – Mayor peligro

Este estilo de casco además puede resultar más peligroso en caso de accidente si nos deslizamos por el asfalto. ¿Por qué? Un casco integral desliza mejor en el asfalto, y no es el caso de uno abierto. Puede engancharse y provocarnos daño cervical, igual que si usásemos un casco modular con la parte de abajo hacia arriba.

4 – El ruido

El casco también ayuda al aislamiento de nuestros oídos, pero en el caso de los abiertos no es así, por su diseño. El ruido del viento entra, provocando una molestia mayor que si usáramos un casco integral. Esto es producto de su configuración, que es menos aerodinámica.

5 – No culpes a la lluvia

Pensemos que vamos con la moto y empieza a llover. Esa sensación de fresco en el verano, se convertirá en una pesadilla. De por sí alguno no quieren manejar cuando llueve, porque el agua es molesta, pero con un casco abierto resulta mucho peor, porque no tenemos protección en toda la cabeza. Por si eso fuera poco, con lentes podemos perder más la visibilidad, así como las gotas pueden lastimarnos el resto de la cara.

Continuar Leyendo
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250

LAS MÁS LEIDAS