Conéctate con nosotros

Historias GDM

Guzzi Motoleggera 65cc, año 1946: De esos amores que dan revancha

Alejandro Leoni vive en Temperley y tiene 49 años. Profesor de tenis y guitarrista, es amante de las dos ruedas, y en particular, coleccionista de motos antiguas de baja cilindrada desde 1990.

Publicado

el

Alejandro Leoni vive en Temperley y tiene 49 años. Profesor de tenis y guitarrista, es amante de las dos ruedas, y en particular, coleccionista de motos antiguas de baja cilindrada desde 1990.

La historia de Alejandro y su moto preferida nació en 2005, cuando en pleno encuentro mensual del Club de Motos Clásicas en el Parque Roca de Buenos Aires vio entrar al predio a una persona manejando una extraordinaria Guzzi Motoleggera, popularmente conocida como Guzzino, de 65cc, del año 1946. Sorprendido por encontrarla en directo, luego de admirarla vía internet y revistas especializadas, Alejandro rápidamente abordó a su dueño para verla de cerca y, de paso, consultar si esa joya estaba en venta. El ya contaba con algunos modelos similares, como una NSU Quickly o una Puma de primera serie, pero esta Guzzino era como una utopía y estaba claro que no perdería la oportunidad de saber si podría hacerse de ella. Pero claramente la respuesta inicial de parte de Flavio, su propietario original, fue un rotundo no.

moto-guzzi-alejandro-leoni-03

El contacto con la Guzzino continuó de cerca, en unos cuantos encuentros de motos clásicas. Y Alejandro esperó pacientemente el momento, año tras año, a que Flavio accediese a la venta, cosa que ocurrió finalmente en 2010 tras una jugosa oferta. “Cuando me dijo que sí casi me muero. Ese día casi no dormí de la emoción” cuenta Alejandro, rememorando ese primer momento juntos, como si fuesen una nueva pareja. La Guzzino entró para ciertos retoques en boxes especializados, a manos de Motos de Antaño, verdaderos especialistas en restauración de este tipo de maravillas: motor completo, pintura, cubiertas, cromado, tapizado del sillín. Todo el resto de la moto, en un estado original impecable… hasta con su manual original de la época en italiano.

Pero como en todo matrimonio, ocurren imponderables que sólo el destino y sus caminos insondables pueden enmendar: en 2015 Alejandro debió desprenderse de su amada Guzzino por una razón de fuerza mayor. Pero al impensado duelo lo planificó de una forma muy especial. A su nuevo dueño –un amigo cercano- le pidió como parte del trato que si lograba sortear el mal momento personal por el cual se desprendía de la moto, debía bajo juramento volver a vendérsela… A modo de agradecimiento y también como parte del negocio, Alejandro se comprometía a conseguirle una igual o similar.

moto-guzzi-alejandro-leoni-02

En esas condiciones ocurrió, y por esas circunstancias la Guzzino volvió a estar en sus manos. Hoy Alejandro tiene a su majestuosa italiana roja en el living de su casa, como si fuese su mejor mueble de estilo. Se jacta con orgullo de darle el uso que corresponde, y que su italiana no se trate de un mero objeto de colección; la usa semanalmente para hacer trámites, salidas de motos antiguas, exposiciones como el Moto Guzzi Classic Club, asistió al rally de motos Puma en Córdoba en dos oportunidades. Impecable desde lo estético, mecánicamente inmejorable con su caja de tres marchas con palanca al costado del tanque, con 60kms/hora de velocidad final, y todo ese feedback que uno logra con su amada moto personal.

Final feliz para la cambiante Historia de Moto de Alejandro, y su fantástica Guzzi Motoleggera 1946. Las fotos de ellos dos hablan por sí solas, ¿o no?

[post_view]

Seguir leyendo
3 Comments

3 Comments

  1. Flavio Ragusa

    22 junio, 2017 at 6:21 am

    Es volver a tenerla con cada palabra de este texto, pero es henormemente gratificante que mi princesa este en manos de mi amigo Alejandro.Que demostró su lealtad y palabra al paso del tiempo. Ale recirda que me la debes una vuelta!!!!!!!!!

  2. Flavio Ragusa

    22 junio, 2017 at 6:23 am

    Es volver a tenerla con cada palabra de este texto, pero es henormemente gratificante que mi princesa este en manos de mi amigo Alejandro.Que demostró su lealtad y palabra al paso del tiempo. Ale recuerda que me la debes una vuelta!!!!!!!!!

  3. Cristian Viceconti

    26 junio, 2017 at 6:43 pm

    Tengo una linda historia sobre mi Kawasaki Vulcan Vn 750 que me gustaría contarles, como puedo hacerlo? Donde puedo escribir y mandarles fotos? Gracias, Cristian.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250