Seguinos en

Consejos

Ruta 66: puntos clave y consejos para recorrerla

El camino más mítico de todo Estados Unidos y el sueño de cualquier motociclista rutero. Si bien nosotros tenemos nuestra propia versión, la 66 es una ruta para vivir una experiencia única.

Publicado

el

Los viajes en motos son únicos, y si se hacen por rutas míticas, son más únicos todavía. Ese es el caso por ejemplo de la Ruta 40, que podemos disfrutar en nuestro país. Pero además de ella, existe un recorrido más antiguo e icónico, que va de Este a Oeste de los Estados Unidos: la Ruta 66.

Allí se unen, además de ciudades, sueños y aventuras, kilómetro tras kilómetro de los 3.939 que tiene en total esta ruta. Desde campos verdes hasta, pasando por el desierto, se podría resumir a estos estados: Illinois, Misuri, Kansas, Oklahoma, Texas, Nuevo México, Arizona y California. La Ruta 66 se construyó en noviembre de 1926, y ya no se puede recorrer ininterrumpidamente, pero siempre será The Main Street of America (La Calle Principal de América).

Papeles

Primero que nada deberemos cumplir con los requisitos para entrar a Estados Unidos, como son el pasaporte y la visa correspondiente (siempre se puede preguntar en la embajada para más información). Una vez que tengamos esto, podemos empezar a planear qué visitar y cuando tiempo estar. Lo ideal es tomarse como mínimo 15 días, pero mientras más sean mejor, porque este viaje puede ser interminable si se quiere.

Recorrido

Antes de llegar a USA podemos alquilar una moto, a través de internet o de la agencia de turismo (si es que compramos un paquete); también tener un seguro de viaje es lo ideal. Luego planearemos los kilómetros que haremos por día, la comida, y otras nociones básicas. Siempre es bueno conocer nuestro límite, es decir cuántos km estamos dispuestos a recorrer sin cansarnos, así como cuántas horas (no es lo mismo 6 que 12 horas).

Para la foto

No vamos a decir qué hacer, pero… hay sitios donde vas a querer sacarte una foto, o parar por lo menos a mirar. Hay que empezar por el lugar exacto donde comienza o termina, según desde donde salgas, la Ruta 66: Jackson Boulevard y Michigan Avenue, en Chicago (Illinois), o el muelle de Santa Mónica (California).

El impresionante Gran Cañón es uno de los sitios naturales más impactantes que podés conocer en esta ruta, y ni hablar del tramo que cruza el desierto de Arizona con su asfixiante calor. Pero volviendo al Gran Cañón, se puede visitar con el Grand Canyon Railway, que se adentra por el paisaje de perfecta manera.

Dónde dormir

Seguimos sin querer presionarte, pero si vas a recorrer la Ruta 66 es casi obligatorio parar en alguno de los clásicos “moteles” ruteros (sí, los que vemos en las películas). Si bien somos libres de elegir, si queremos caer en lo común hay dos que son míticos: The Blue Swallow Motel, Rancho Hotel (Nuevo México) y Wigwam (Holbrook, Arizona).

Cada uno tiene sus propias características: The Blue Swallow conserva la estética de los años 50; Rancho Hotel es conocido por la cantidad de estrellas de Hollywood que durmieron allí; Wigwam consta de habitaciones construidas en forma de “tipis”, o mejor dicho, la típica tienda que usaban los pueblos originarios de Norteamérica.

Los imperdibles, y ¡la comida!

En Texas se encuentra el “Cadillac Ranch”, está bien que nos gusten las motos, pero esta obra de arte al aire libre es increíble: la evolución de la parte trasera del Cadillac en el medio del desierto… Esto nos lleva también a recomendarles buscar “cementerios de autos”, que son más comunes de lo que parece. Es muy normal encontrar lugares donde se amontonan Dodge, Chevrolet o Plymouth, que están en malísimas condiciones.

Pasar por Seligman, en Arizona, es como viajar en el tiempo; porque este pueblo se quedó anclado en los año 50. Justamente en el mismo estado, y aludiendo a la misma década, el Mr D’z en Kingman es uno de los restaurantes más icónicos de la Ruta 66. Ni hablar que ahí se pueden comer los sándwiches tradicionales, las alas de pollo picante o los clásicos batidos de helado (es como estar en Volver al Futuro). Tally’s Café, en Tulsa (Oklahoma), también tiene la clásica estética de esa época, con los mejores desayunos americanos y las mejores hamburguesas de la 66 (según algunos).

Otro lugar para ir a comer es el Bagdad Café, todo un punto turístico de la Ruta 66, y lugar donde se grabó la película homónima. Pero no es el único lugar donde se debería parar a tomar algo, ya que Chicago es una ciudad famosa por sus tabernas en los “metros” (mejor conocidos por nosotros como subtes). Billy Goat Tavern es uno de los más antiguos, y donde van la mayoría de los periodistas.

 

Igualmente, como dijimos al inicio, la experiencia es única, y cada quien puede optar o no por todos estos emblemáticos lugares. Así como también visitar otros que no pudimos nombrar (por cuestiones de espacio…).

Consejos

5 recomendaciones al motociclista para combatir el coronavirus

Continuamos con el aislamiento obligatorio, y debemos seguir extremando las medidas de higiene, tanto para nosotros como para nuestra moto. Por eso vamos como algunas recomendaciones de limpieza para combatir el virus.

Publicado

el

Llevamos más de 100 días cumpliendo cuarentena, y son muchos los motociclistas que fueron cuidando sus vehículos durante este período. Por supuesto, no es lo mismo tener la moto parada que tener sacarla para hacer un trayecto. Si salimos a andar todos los días o cada tanto deberemos cuidar ciertos aspectos que quizás antes no teníamos en cuenta (si tiene su máquina estacionada pueden leer nuestros consejos haciendo click acá).

En la calle tenemos que seguir las recomendaciones de los profesionales, el uso de barbijo, guantes, el distanciamiento y demás (podés leerlo más detallado haciendo click acá). Cuando llegue a casa empezará todo un protocolo de limpieza, para no correr tanto riesgo de contagio.

Te aconsejamos…

Usá guantes siempre. Los guantes protegen nuestras manos en caso de accidentes o siniestros viales, por eso es recomendable utilizarlos. Pero en épocas de coronavirus es más importante todavía, y lo ideal es ponérnoslos antes de tocar la superficie de la moto.

Limpieza y desinfección. Habrá que desinfectar nuestra moto todos los días, así como nuestro casco, guantes, indumentaria y demás. Recordemos que se puede usar mezcla de agua (30%) y alcohol (70%), no es recomendable poner alcohol solo ya que percude la pintura y los materiales. También se pueden comprar otros desinfectantes, o bien usar toallas especiales. (Nada de lavandina o lejía, porque dañaremos la superficie de nuestra moto).

Protección para higienizar. No hagas la limpieza sin guantes, podés sumar también tapaboca y lentes. Los guantes los usaremos sí o sí para desinfectar todas las partes importantes de la moto, así no estaremos en contacto con la superficie. Mientras que la máscara y los anteojos lo tendremos en cuenta si vamos a usar algún aparato que tiré agua a presión, ya que podríamos salpicarnos.

Puntos importantes de la moto. Por supuesto, no hace falta que desarmemos toda la máquina para hacer esta limpieza. Pero tenemos que prestar especial atención en algunos lugares que son claves, sobre todo los que están en contacto con nosotros. Estas partes son: manillar (sobre todo puños y manetas), asiento, tanque de combustible, estriberas (limpiar la suciedad más gruesa), maleteros o baúl (por dentro si los abrimos), llaves.

Continuar Leyendo

Consejos

Consejos para usar la moto en “tiempos de coronavirus”

Si bien en zonas como el AMBA el aislamiento social obligatorio continúa, son muchos los motociclistas que utilizan sus vehículos para salir de sus casas por diferentes razones. ¿Qué nuevos hábitos debemos tomar?

Publicado

el

Ya sea para ir a trabajar, para hacer compras necesarias o para atender una urgencia, los amantes de las dos ruedas se suben a sus motos para andar por las calles en esta extraña “tiempos de coronavirus”. Pero en estas salidas tendremos que sumar nuevos hábito, que antes no teníamos.

Al igual que los médicos recomiendan tomar varios recaudos al volver a nuestras casa una vez que salimos (como cambiarse de ropa y limpiarse los zapatos), al andar en moto también debemos tener otros cuidados, así como extremar algunos.

Estos son algunos puntos importantes a la hora de usar las motocicletas en “tiempos de coronavirus”:

– Cuidado: Deberemos evitar todo tipo de imprudencias en las calles, ya que terminar internados en un hospital no es buena idea en este momento. Si bien es imposible evitar completamente un accidente (porque estamos expuestos a los errores ajenos), tenemos que poner todo de nosotros para impedir que puedan ocurrir.

– Tráfico: En algunos lugares ha bajado el número de vehículos en las calles, aunque eso no bajó el porcentaje de accidentes viales. Durante esta cuarentena se vio que al haber menos tránsito, los conductores aprovecharon para circular más rápido o cometer más infracciones. Como dijimos antes, manejar de manera temeraria no es muy recomendable. Aunque parezca que no hay nadie tendremos que acatar las normas de tránsito igual.

– Distracciones: Las distracciones están siempre a la orden del día, como el celular, la música, o algo al costado del camino que nos llame la atención. Estas desatenciones a la hora de conducir pueden terminar en un accidente, por ejemplo no ver algún vehículo o peatón que cruza nuestra trayectoria.

– Higiene: 70% alcohol, 30% agua, es la receta más repetida de esta cuarentena, y los motociclistas también tenemos que aprenderla. Si dejamos la moto estacionada en la calle no sabemos si alguien pudo haber estornudado, o tosido sobre ella. Es importante que la desinfectemos una vez volvamos a casa, con la famosa composición de agua/alcohol. Además, cuando estamos afuera, tenemos que ponernos los guantes para tocar la moto, nunca debemos hacerlo con las manos desnudas (sabemos que entraríamos en contacto directo con el virus). Al volver a nuestra casa lo mejor sería limpiar la moto completamente, aunque siempre podemos dejarla “aislada”, y pasarle el agua/alcohol con un spray. Sin embargo hay algunos puntos que podríamos desinfectar más minuciosamente, como el manillar, el asiento y los neumáticos.

Continuar Leyendo

Consejos

Cómo restaurar una motocicleta

Son muchos los amantes de las dos ruedas que sueñan con tener su máquina clásica, restaurada por sus propias manos. Por supuesto, no es un trabajo fácil y se requiere de habilidad (además de conocimientos).

Publicado

el

Este largo tiempo de cuarentena puede ser el momento ideal para poner manos a la obra, y la restauración de una motocicleta parece una buena idea para ocupar varias horas diarias.

Pero para llevarlo a cabo necesitamos algo así como “una hoja de ruta”, o mejor dicho “pasos a seguir”. Por ello vamos a guiarte, para que tengas una noción básica de cómo podés comenzar a restaurar una moto.

Primer Paso

El más obvio de todos, pero no así el más sencillo: elegir la motocicleta. Para comenzar con la tarea necesitamos de un ejemplar, este completo o no, aunque si es la primera vez lo más recomendable es que la moto esté bastante entera.

Tenemos que saber qué tipo de máquina queremos restaurar, y sobre todo tener en cuenta nuestros conocimientos. El modelo elegido debe ir acorde a lo que sabemos, ya que de qué año y procedencia sea la moto será su dificultad.

Segundo Paso

Conocer el estado de la motocicleta, y ver si podemos encenderla. Obviamente depende de las condiciones en las que se encuentre la máquina. Si es la primera vez en restaurar una moto, lo ideal sería que el motor funcione, o por lo menos que podamos prenderlo (aunque no sea en el primer intento).

Tercer Paso

Empezamos con lo más complicado: desarmar la moto. Para esto tendremos que ser cuidadosos, pero sobre todo ordenados. Vamos a necesitar mucho espacio para colocar las piezas a medida que vayamos desmontando la máquina. Además podemos guardar cada cosa por separado en cajas o recipientes, para que no se mezclen. Un truco para recordar dónde van cada una de las piezas es sacar fotos de todo, antes de empezar la tarea.

Cuarto Paso

Es momento de revisar cada elemento de la motocicleta, para separarlo según el estado de cada uno, y hacer tres grupos: por un lado todo lo que solamente necesite limpieza y que podamos restaurarlo nosotros mismos; luego las piezas que debamos llevar a talleres especializados (llantas, chasis, etc.); por último las cosas que no sirven y tengamos que tirar. Cuidado, antes de desechar algo debemos encontrar la pieza que la reemplazará.

Quinto Paso

Si tuviste especial cuidado en el paso tres y cuatro, el cinco no será tan difícil (aunque se requiere de mucha concentración): armar la máquina. Antes de ponerte a atornillar y unir, elegí por dónde empezar. Para no dejar nada librado al azar tendremos que planear qué partes de la moto armaremos, cuál será antes y cuál después: el motor, la parte delantera, la trasera. Si sacamos fotos de todo el ejemplar, este es el momento de usar esas imágenes.

Sexto Paso

Con la motocicleta ya completa pasaremos a encenderla, no te desanimes si no sale al primer intento. Tendrás que ver cuál es el problema e intentar solucionarlo. Por supuesto, para hacerle la puesta a punto siempre es mejor pedírsela a un experto.

Fuente

Continuar Leyendo
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250
Ad Banner 300 x 250

LAS MÁS LEIDAS